Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

La hija de Estefanía de Mónaco sorprende por su belleza

La hija de Estefanía de Mónaco sorprende por su belleza

Revista Jet-Set

Pauline Ducruet rivaliza en hermosura con su prima Carlota Casraghi. Según la prensa rosa de Europa, es exacta a su abuela Grace de Mónaco.
Pauline heredó el óvalo del rostro, la nariz, los labios y las cejas de su abuela Grace de Mónaco. Foto: Look Press Agency
Por: 14/12/2012 00:00:00
Carolina de Mónaco fue la princesa más linda de su generación y en ello nunca llegó a ser igualada por su hermana Estefanía de Mónaco. Cuando la menor de las Grimaldi se dedicó a ser la joven de sangre azul más escandalosa del mundo, Carolina afincó la supremacía de su belleza y elegancia, que pasó intacta a su hija mayor, Carlota Casiraghi.

Hoy, esta celebrada equitadora se pasea por el mundo como digna heredera de su madre y de su abuela Grace Kelly, además de que vuela muy alto como imagen de Gucci y es la reina de la nueva generación del jet-set.

Pero a Carlota, a diferencia de su mamá, le ha salido una rival que desmiente que la rama de su tía Estefanía no es tan bonita como la de Carolina: su prima Pauline Ducruet, de 18 años, fruto de los amores de Estefanía con su guardaespaldas Daniel Ducruet, su primer esposo. A lo mejor, por la disoluta vida de la princesa rebelde, que hasta vagabundeó con unos maleantes, Pauline era ignorada. Pero a medida que Estefanía la ha empezado a mostrar en sus eventos de caridad, ha sorprendido porque su rostro parece vaciado en el molde de su abuela Grace, quien primero avasalló con su belleza en el cine y luego en la monarquía.
LO MÁS VISTO