Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Cecilia Álvarez: "yo amo a Gina Parody"

Cecilia Álvarez: "yo amo a Gina Parody"

REVISTA JET-SET

Dolida por un agresivo ataque en las redes sociales contra su pareja Gina Parody, la exministra de Comercio Exterior emprendió una especie de cruzada antihomofobia a la que se le adhirieron muchos seguidores. Y contó su historia, que no es muy diferente a la del resto de la comunidad LGTB, rodeada de amigos, pero a veces víctima del rechazo.
Se conocieron hace nueve años cuando Cecilia era ministra consejera de Uribe y Gina senadora y se conectaron a través del sentido del humor. Gina le dio este anillo a Cecilia. Tal vez se casen cuando Gina termine sus funciones en el ministerio.
Por: 30/6/2016 00:00:00

El día de la masacre de Orlando (Estados Unidos), cuando el mundo aún no salía de su asombro por la matanza de 49 jóvenes de menos de 25 años en una discoteca gay, un tuit de un tal Joey Spardy, que desapareció del mundo virtual, tocó la fibra más profunda de la exministra Cecilia Álvarez: “Anoche soñé que yacían los cuerpos de los señores @CLOPEZanalista y @ginaparody en #PulseNightClub”, decía. El macabro comentario contra su pareja, que a esas alturas se encontraba en un consejo de ministros la llenó de dolor y la obligó a reaccionar sobre el tema, que hasta el momento, había decidido mantener en un bajo perfil. “Muy triste soñar con la muerte de otro porque no aceptamos su forma de vida”, escribió; montó una foto con ella; y se inventó un hashtag: #Yo amo a Gina. Las redes sociales ardieron esa mañana en una especie de cruzada contra la homofobia, que venía alimentada por las tristes noticias de Orlando, y en la tarde, cuando Gina pudo ver su celular, el comentario de @CeciAlvarezC, ya tenía más de 2.500 likes y a su cuenta de 50.000 seguidores, se habían unido 3.000 más. Con ese ejército de twitteros, la exministra de Comercio, que ahora tiene tiempo para sí misma, para viajar y para su pareja, decidió que era el momento de hablar, desde el corazón –como le enseñaron en su casa, sus padres y sus siete hermanos– sobre la aceptación que, aclara, es diferente a la tolerancia. “Sueñas con la muerte de @ginaparody y @CLOPEZ. Yo lucho por tu vida @JoeySpardy”, trinó casi al tiempo con su comentario anterior en la red social. Y así comenzó. Ahora, sin mucho aspaviento, anda con un anillo de diamantes muy puesto en su dedo anular. Se lo dio Gina, y si le preguntan, cuenta que le pidió matrimonio, y ríe feliz. Así como es la relación entre las dos desde que se conocieron, el 3 de mayo hace nueve años, en la oficina de Camilo Ospina, el secretario jurídico del entonces presidente Álvaro Uribe, cuando Cecilia era su ministra consejera y Gina, senadora. Se conectaron entre risas, al poco tiempo se fueron a viajar por el mundo y acabaron estudiando en Harvard. A su regreso, Santos, le propuso el Ministerio de Transporte, y aunque ella había jurado no volver al gobierno, aceptó y entendió que nunca se puede decir nunca. Luego, en el segundo periodo, el presidente nombró a Gina en la cartera de Educación y le manifestó a Cecilia que la quería en Comercio Exterior, a lo que ella le contestó: “Se va a meter en un lío. No podemos”. Lo dijo porque sabía que a pesar de que Colombia es un país respetuoso, nunca van a terminar las manifestaciones de homofobia y se trataba de una pareja de mujeres en dos ministerios. Pero admira a Santos por lo que le contestó, por liberal y por esta muestra de que quiere lo mejor para el país: “¿Lío? ¿Cuál lío? –le dijo el presidente– ¿Hay algún impedimento legal? No que yo sepa”. Y la posesionó en el mismo gabinete con Gina. Con Uribe no sucede lo mismo, y a pesar de que fueron muy cercanos, él siempre dijo que los homosexuales tienen una especie de avería. Y el procurador Alejandro Ordóñez no la ha ofendido nunca, pero cree que su opinión personal sobre los temas gay, no deberían interferir en su posición frente a la Corte. “A Gina –cuenta Cecilia– le ha dicho niña malcriada y no creo que una persona con esa investidura deba referirse así a un funcionario, ni público ni privado”. El hecho es que ninguna de las dos daba declaraciones como pareja, excepto ahora que el mundo reacciona contra la masacre de Pulse. El príncipe William aparece en la portada de una revista gay y personajes como Mara Wilson, protagonista de Matilda deciden salir del clóset a través de las redes sociales solo para decirle al mundo que la discriminación es inhumana. Y sí, sí hay homofobia en Colombia, a pesar de que los tiempos han cambiado y fueron aprobados el matrimonio gay y la adopción entre parejas del mismo sexo. “Siempre va a haber momentos para rechazar todas las manifestaciones de odio. Y en la medida que pueda gritarle al mundo que todos somos iguales, que merecemos el mismo trato y tenemos que respetarnos, así lo haré”, dijo la exministra, que por estos tiempos tiene la mirada puesta en el amor y la paz de Colombia.

LO MÁS VISTO