Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

La duquesa de Cambridge metió la pata

La duquesa de Cambridge metió la pata

Revista Jet-Set

En Inglaterra el sexo de los bebés reales no se debe saber hasta que nacen. Pero a Kate Middleton, la esposa del príncipe William, se le escapó sin darse cuenta que espera una niña que será reina de ese país.
Vestida con un abrigo de Hobbs, la esposa de William de Inglaterra saludó a 2.000 espectadores que se agolparon en las calles de Grimsby. Tiene cinco meses de embarazo y dará a luz en julio. Foto: Reuters.
Por: 14/3/2013 00:00:00
La locura que suscita entre sus compatriotas cada vez que aparece en público al parecer emocionó tanto a Kate Middleton que se fue de boca. A su paso por Grimsby, un pueblo de pescadores en Lincolnshire, Diana Burton, una de las dos mil personas que esperaron su llegada por seis horas, le regaló un osito de peluche, gesto que ella agradeció con estas palabras: “Oh, is this for our d…” (‘Oh, ¿esto es para nuestra hi…’), y se interrumpió abruptamente, como si se acabara de percatar de que estaba hablando más de la cuenta. En Gran Bretaña todo el mundo está convencido de que esa palabra que la duquesa dejó inconclusa y que comienza por “d” es “daughter”, o sea, ‘hija’ en inglés, con lo cual habría develado antes de tiempo el misterio sobre el sexo del primogénito que espera para julio.

Sandra Cook, una mujer de 67 años que estaba junto a Burton, al percibir la primicia, le preguntó: “¿Dijo usted ‘nuestra hija’”. Eso puso algo nerviosa a Kate, quien contestó: “¡No, no, no…!”, según se puede apreciar claramente en un video de Sky News dado a conocer por el Daily Mail, de Londres. Cook no tuvo pelos en la lengua para porfiar ante su alteza: “Yo creo que sí”, a lo cual la esposa del príncipe William replicó: “¡Estoy segura, estoy segura!”. Ya para ese momento estaba sonrojada, miró a la multitud y anotó: “No lo sabemos, no lo podemos decir”.

Burton dice que estaba en shock por tener frente a frente a la duquesa, de modo que no recuerda la conversación. Pero al ser interrogada más tarde, Cook se mantuvo firme: “Solo espero que ella ahora no dé a luz un niño y yo quede como una perfecta estúpida”. Y concluyó: “But she definitely said ‘d…’” (‘Pero ella definitivamente dijo hija’).

El desliz de la futura reina de Inglaterra mereció las primeras planas de diarios británicos como el Mirror, el Daily Mail y el Daily Telegraph, así como despliegue en medios de todo el mundo, ya que por tradición se mantiene en secreto el género de los bebés reales hasta su nacimiento. De acuerdo con el Daily Mail, el Palacio de St. James declinó hacer comentarios al respecto, “pero fuentes bien situadas insisten en que Kate y su esposo William aún no saben el sexo de su bebé”. Tal versión ha sido puesta en duda por quienes no creen que a los cinco meses de gestación la pareja no tenga esa información.

Si la duquesa de Cambridge realmente está esperando una niña, marcará un hito en la historia de la monarquía británica, ya que su hija nacerá automáticamente con derecho al trono. En otras palabras, esta futura reina será la primera beneficiada del cambio en las leyes de sucesión que realizó el Reino Unido en el 2011, por el cual la primogénita del monarca ya no queda relegada por sus hermanos varones como lo ordenaba una regla de hace trescientos años. Así, la hija de William se sumará a las poquísimas mujeres, siete, que han ocupado por derecho este antiquísimo trono en un milenio de historia.
LO MÁS VISTO