Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Taylor Swift y sus secuaces millonarias

Taylor Swift y sus secuaces millonarias

REVISTA JET-SET

La estrella de la música mejor pagada del momento es el centro de la red más poderosa de amigas del espectáculo. Lindas, acaudaladas y famosas, el número de seguidores de las seis en Instagram, más de 118 millones de fans, se aproxima a la población de un país tan grande como México.
Las chicas superpoderosas del jet set sacaron a relucir toda la artillería pesada de sus encantos en el concierto de Taylor bajo el cielo del Hyde Park de Londres en junio pasado. De izquierda a derecha: Martha Hunt, Kendall Jenner, Taylor Swift, Karlie Kloss, Gigi Hadid y Cara Delevingne.
Por: 4/12/2015 00:00:00
Se dice que nada como el mundo de la fama para saber hasta dónde pueden llegar las rivalidades y egos, mucho más cuando de la esfera femenina se trata. Sin embargo, Taylor Swift y su ya famoso combo de compinches parecen dispuestas a derribar ese estereotipo. 
La vocalista, de 25 años, brilla en el jet set como la dueña de una carrera tan fulgurante, que gana un millón de dólares ¡al día!, gracias no solo a la arrolladora acogida de su reciente álbum, 1989, y su gira mundial, sino también por el sagaz manejo en el campo comercial y publicitario, en virtud de lo cual se dice que habrá amasado 1000 millones de dólares antes de llegar a los 30. Es, al igual que sus camaradas, poderosa en redes sociales como Instagram, que se ha convertido en un parámetro para que los famosos cobren más a medida que sube el número de sus seguidores. 
Con semejantes cifras en su haber, la cantante pop resolvió no ser una isla sino todo lo contrario. Ha estrechado sus lazos de amistad con otras jóvenes divinas y talentosas, quienes tienen a sus pies a millones de admiradores que suspiran por sus encantos. 
Basta con mencionar a Kendall Jenner, la hermana menor de las Kardashian, nueva reina de las pasarelas, para comprender cuán potente es el combo. Si una sola suscita la histeria de las multitudes, la locura se sale de control cuando se les suman Gigi Hadid, Karlie Kloss y Martha Hunt, modelos de Victoria’s Secret, más su colega Cara Delevingne, quien es, por su parte, actriz de Hollywood.
La prueba de que no temen ser opacadas la una por la otra, sino que más bien han descubierto las bondades de unir fuerzas, se vio en junio pasado durante el concierto de Taylor en el Hyde Park de Londres, donde despertaron los gritos y aplausos de 65.000 espectadores enardecidos ante tanta hermosura, juventud y estilo en un solo escenario.
Las malas lenguas aseguran que la alianza es una fachada porque los celos siempre se darán entre mujeres, mientras que otros creen que Swift tiene todas esas virtudes que hacen a una buena amiga y por eso es tan querida por sus colegas, muchas de las cuales suspiran por tratarla: es excelente consejera, está cuando se la necesita, es divertida, es la compañera ideal de viajes, organiza las mejores fiestas, no es nada competitiva y es espontánea. Su plan, en últimas, es ampliar cada vez más el club de amigos, al que también ha invitado a celebridades como Selena Gómez, Katy Perry, Serena Williams, Jennifer Lawrence, Emma Stone, Britney Spears, Miley Cyrus y Demi Lovato, entre otras.
Taylor Swift 
La diosa del pop
Fortuna: US$200 millones
Seguidores en Instagram: 56,3 millones
Es un fenómeno de la música pop tan apabullante, que recientemente se destacó como la más joven en sumarse a la prestigiosa lista de las 100 mujeres más poderosas de Forbes. Todo gracias al hechizo que ejerce sobre sus fans, pero también a una audaz estrategia comercial, dirigida por sus padres, Scott y Andrea Taylor, artífices de tres prósperas empresas que manejan los asuntos de la artista, incluidos sus jugosos contratos publicitarios con marcas como Diet Coca Cola y Elizabeth Arden. 
“En este momento Taylor es intocable”, le dijo al Daily Express, de Londres, el analista de medios de Los Ángeles Mark Raia, para quien ella es, de lejos, el gran motor de la vertiente comercial del mundo de la música.
Cara Delevingne
La reina de la pantalla
Fortuna: US$6 millones
Seguidores en Instagram: 22,9 millones
Se hizo amiga de Taylor en el desfile de Victoria’s Secret de 2013. Este año anunció su retiro del modelaje, después de ser la estrella de las pasarelas de Tom Ford, Burberry y Chanel. Tomó la decisión tras remontarse a la estratosfera financiera con negocios muy lucrativos. Gana millones por darle su nombre a los más disímiles proyectos o por asistir a eventos. Mulberry, además, lanzó una cartera diseñada por ella que se vende como pan caliente, pero su ambición mayor es afianzarse como actriz de Hollywood, donde ha ganado un millón de dólares. A todo ello hay que sumarle que esta inglesa, de 23 años, es una rica heredera, pues su padre, Charles Hamar Delevingne, posee una empresa de finca raíz valorada en 45 millones de dólares.
Gigi Hadid
La heredera
Fortuna: US$450.000 
Seguidores en Instagram: 9 millones
Su plan favorito con Taylor y compañía es salir de rumba, los paseos en yates de lujo por el Támesis o las fiestas de solo chicas. También adora acompañar en la tarima a la cantante, de quien dice: “Me encanta porque siempre es ella misma, sin tapujos, eso es cool”.
De 20 años, es muy adinerada por ser la hija del arquitecto palestino Mohamed Hadid, cuya riqueza asciende a 200 millones de dólares. Pero se cree que ella pronto poseerá su propio gran capital, pues su carrera de maniquí está disparada. Ha sido imagen de Guess, protagonista de la pasarela de Nueva York, apareció en Sports Illustrated, acaba de debutar en el show de Victoria’s Secret y fue nombrada modelo del año en los Daily Front Row’s Fashion Awards.
Karlie Kloss 
La supermodelo
Fortuna: US$4 millones
Seguidores en Instagram: 3,5 millones
Es la más cercana a Taylor y se asemejan en lo inconmensurable de su éxito a muy temprana edad, pues antes de cumplir 16 años ya había participado en 64 desfiles de moda. Hoy, con solo 23, es la segunda en la lista de las top models del mundo de Models.com y tan apetecida que, por ejemplo, en la Semana de la Moda de Nueva York de 2008 desfiló en 31 pasarelas, un sueño para cualquier maniquí. 
Nacida en Chicago, también hacen fabulosa su carrera su estatus de ángel de Victoria’s Secret, e imagen de L’Oréal Paris, Alexander McQueen, Yves Saint Laurent, Dolce & Gabbana, Chanel, Nike y Louis Vuitton. Es dueña, así mismo, de su propia marca de dulces sin gluten, Karlie’s Kookies.
Kendall Jenner
La princesa de los reality shows
Fortuna: US$4 millones 
Seguidores en Instagram: 42,1 millones
La media hermana de Kim Kardashian conoció por medio de Taylor a gente influyente de la industria de la moda, en la cual hoy es una estrella de primera línea. El mundo la conoció como la más pequeña y tímida del exitoso y a la vez vilipendiado reality show Keeping Up with the Kardashians, pero la verdad es que no ha sido parca en ambiciones. Empezó ganando 5.000 dólares por episodio en el reality, luego otros 5.000 por cada trino en Twitter e hizo 80.000 dólares como columnista de The Wall Street Journal. 
Con su meteórica carrera se ha liberado en cuestión de meses de la sombra de su famosa y complicada familia, de manera que la revista GQ la nombró la persona más cool de 2015, llamado con razón “el año de Kendall”, ya que cerró el desfile de Chanel, debutó en el show de Victoria’s Secret y se convirtió en imagen de casas como Estée Lauder y Givenchy.
Martha Hunt
El ángel
Fortuna: US$3 millones 
Seguidores en Instagram: 1,3 millones
La modelo es quizá la menos conocida del grupo, pero una de las más cercanas y queridas por Taylor, cuyo apartamento visita a menudo. Así mismo, actuó en el video de su canción Bad Blood. Swift cuida mucho la línea, al contrario de Martha, con quien cede a la tentación de cocinar asados y fritos.
De 26 años y nacida en Carolina del Norte, ha participado en más de 200 desfiles de moda, incluidos los de Victoria’s Secret, marca de la cual es uno de sus ángeles. También ha modelado la ropa de Carolina Herrera, Oscar de la Renta, Armani, Prada, Versace y Chanel, entre otras casas de renombre.

LO MÁS VISTO