Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

La boda del más amado de España

La boda del más amado de España

Andrés Iniesta

Los mejores futbolistas del mundo colgaron por un rato los guayos para asistir al matrimonio de Andrés Iniesta, el jugador que ha sido artífice de los grandes triunfos de la selección de España, con Anna Ortiz.
El brindis fue con vinos de la bodega familiar de Iniesta en Albacete.Foto: Queen Internacional
Por: 25/7/2012 00:00:00
Los futbolistas del seleccionado español no habían terminado de celebrar su triunfo contundente en la Eurocopa, cuando una nueva feliz ocasión los volvió a reunir para alzar la copa. Pero esta vez no era en torno al balón, ni en la cancha, ni vestidos de pantaloneta y guayos, sino elegantemente trajeados para la boda de su compañero Andrés Iniesta, el centrocampista que marcó el gol con que su país se coronó campeón del mundo en el 2010 en Suráfrica.

Iniesta, llamado con razón “el hombre al que ama toda España”, llevó al altar a su novia de toda la vida, Anna Ortiz, en una romántica ceremonia a orillas del mar, en el castillo de Tamarit, del siglo XI, en la localidad de Altafulla (Tarragona), en la Costa Dorada.

Al evento solo fueron invitados 300 parientes y amigos de la pareja, pero una multitud de curiosos se las ingenió para treparse a los muros de la fortaleza o agolparse a sus puertas para aplaudir en su gran día al hombre que además fue escogido como el mejor jugador de la Eurocopa 2012.

Ases del balón como Lionel Messi, hoy por hoy el mejor futbolista del mundo; Gerard Piqué, el novio de Shakira; y Cesc Fábregas, entre otros, fueron alegres testigos de la llegada del novio al son de la música de la cinta El gladiador. Anna, por su parte, llegó acompañada por las notas de otro filme, El guardaespaldas, y engalanada con un modelo de Teresa Helbig, en capas de tul, inspirado en la moda de los años 20.

Luego de la ceremonia, los nuevos esposos y sus convidados se trasladaron a la finca Mas d’en Ros, donde tuvo lugar la fiesta, que se prolongó hasta la madrugada. Allí se les unieron otros 400 invitados y el brindis fue con vinos de la bodega familiar de Iniesta en su natal Fuentealbilla (Albacete), los cuales también regaron la cena nupcial, al aire libre y compuesta por manjares como ensalada de bogavante sobre carpaccio de melón con virutas de jamón de bellota, cabrito asado y sorbete de limón con pepitas de cacao natural.
LO MÁS VISTO