Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Kate de Cambridge y Kim Kardashian embarazo con clase y sin clase

Kate de Cambridge y Kim Kardashian embarazo con clase y sin clase

Revista Jet-set

La princesa británica y la reina de los reality shows gringos son las futuras mamás más comentadas y acosadas del momento por el marcado contraste entre el peso y el estilo que las acompañan en su dulce espera.
La esposa del príncipe William está tomando clases privadas de yoga una vez a la semana como preparación para el parto. Fotos: Look Press Agency.
Por: 25/4/2013 00:00:00
Ambas tienen seis meses de embarazo y a los periodistas de farándula se les ha vuelto un deporte publicar casi que a diario malévolos comentarios sobre sus siluetas. En el caso de Kardashian, famosa por el exitoso reality show Keeping Up With the Kardashians, los fotógrafos que la persiguen adonde va se deleitan captándola en ángulos espantosos, lo cual se agrava porque ella no ha hecho las mejores elecciones para engalanar su estado, con el cual ha ganado algunas libras de más, para provecho de las lenguas crueles. Han llegado a llamarla “Hipopótamo hambriento” y un tabloide sostuvo que está pesando más de cien kilos, toda una exageración. Se trata de una verdadera afrenta para una celebridad que es una marca en su país y que ha usado su despampanante imagen para vender productos, eventos y todo un estilo de vida. Como le dijo un allegado suyo a la revista Us Weekly, al principio las críticas la hicieron llorar amargamente, pero terminó por comprender que es parte de su trabajo de gozar de la fama por el simple hecho de ser ella.

La duquesa de Cambridge, por su parte, es elogiada por la exquisitez de sus atuendos. Al contrario de Kim, no muestra más de lo debido y el largo de sus faldas siempre es correcto, pero su delgadez también la ha hecho presa fácil de la maledicencia. En internet le han puesto el apodo de “mommyrexic”,que vendría a ser algo así como “mamá anoréxica”, porque para su avanzado estado luce igual de flaca que siempre. Se rumora que fue obligada a someterse a una dieta de emergencia de 3.000 calorías, pero según le contó a Us Weekly una fuente cercana a la familia real, ella vive muy segura de su frugal alimentación basada en pescados y vegetales. Además, le ayudan los genes heredados de su madre, Carole, a quien solo se le notaban en forma sus embarazos en las últimas semanas.
LO MÁS VISTO