Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Juan Carlos I de España, el rey de las 5.000 amantes

Juan Carlos I de España, el rey de las 5.000 amantes

REVISTA JET-SET

Bajo este título, un libro revela nuevas historias sobre la adicción al sexo del monarca emérito de España.
Juan Carlos de Borbón y Borbón en 1994 en Palma de Mallorca. Es pintado en el reportaje como un “rey amoral, inescrupuloso, sinvergüenza, ambicioso, autoritario y auténtico predador sexual”.
Por: Revista Jet-set.11/8/2017 10:00:00

Hace unos años, la revelación de que el rey había llevado a la cama a 1.500 mujeres, por parte del biógrafo Andrew Morton, suscitó asombro, pero parece que la cifra es más del triple, según Amadeo Martínez Inglés, autor del libro. “Las más bellas vedettes y las más espectaculares representantes del alto estanding femenino español y extranjero pasaron por su cama, aunque tampoco despreció a féminas mucho más modestas”, escribe el militar retirado.

Lea también: La revancha de Camila Parker

Martínez argumenta que sus fuentes son los informes de los espías que el dictador Francisco Franco le puso a Juan Carlos antes de sucederlo en la jefatura de Estado, lo que hizo del príncipe, nieto del depuesto rey Alfonso XIII, el hombre más vigilado del país. Al subir al trono, siguió siendo supervisado en secreto y los reportes de su reinado, que concluyó en 2014 con su abdicación, también trazan una completa relación de su vida de alcoba.

Foto: Look Press Agency.

Juan Carlos, cuenta la obra, se inició en el sexo a los 16 años, bien con su primera novia, la princesa María Gabriela de Saboya, o con la condesa Olghina di Robilant. A ello siguió la fogosa época en la Academia Militar de Zaragoza, cuando “practicaba el sexo con amiguitas circunstanciales, preferentemente jovencitas de la clase media alta zaragozana”. Así mismo, militares que lo protegían le pagaban una suite de lujo en el Gran Hotel de la ciudad y allí se acostaba con mujeres mayores. Así, entre 1956 y 1959, el entonces príncipe durmió con 626 amantes, de lo cual habrían quedado dos hijos, Ingrid Sartiau y Albert Solà, quienes han reclamado la paternidad del monarca sin éxito.

Lea también: Los reyes de España y su histórica visita a Londres

A su paso por la Universidad Complutense de Madrid, uno de los espías de Franco subrayó “una mayor dedicación a su adicción sexual”, de modo que entre 1960 y 1962, se apuntó 403 flirteos. En el 62, Juan Carlos desposó a Sofía de Grecia, hija del rey Pávlos, pero ello no le inspiró templanza a juzgar por la cifras del reportaje: de 1963 a 1969, año en que Franco lo nombró heredero del trono, se acostó con otras 336 mujeres.

El “susto” por el intento de chantaje de una de ellas, la vedette Bárbara Rey, tampoco le sirvió de escarmiento y en la etapa de príncipe heredero, entre el 69 y el 75, sumó otras 468 mujeres seducidas, sostiene Martínez.

Foto: AP.

Tras su proclamación como rey, en 1975, Juan Carlos llegó a tener hasta diez amantes a la vez. Las veía en fincas rurales, cotos de caza, apartamentos y hoteles de lujo, a los cuales llegaba en el helicóptero que siempre estaba a su disposición o en sus propios autos deportivos y motos.

Lea también: Los reyes de España son recibidos por la pareja imperial japonesa

Ya se sabía que la reina Sofía descubrió estas andanzas en 1976, cuando llegó de sorpresa con sus tres hijos, Elena, Cristina y el actual rey Felipe VI, a un refugio de caza donde estaba Juan Carlos, a quien encontró en la cama con otra mujer, lo cual los distanció para siempre, aunque aparentaban llevarse bien en aras de su posición. Ahora, el coronel Martínez revela que esa amante era la célebre cupletista Sarita Montiel.

Sarita Montiel. Foto: AFP.

Con la reina fuera de su cama, Juan Carlos desplegó sus artes de picaflor con 2.154 mujeres entre 1976 y 1994. Ni la entrada de los años ni los achaques que casi le quitaron la movilidad apagaron ese fuego, que del 94 a 2014 le valió noches de placer con cerca de 800. Estos datos darían unas 4.786 amantes, pero el autor no descarta que un donjuán tan astuto haya ocultado muchos otros flirteos furtivos que aumentarían su récord a 5.000 conquistas. Pero hay quienes dudan del libro, pues su autor es un antimonarquista, enemigo acérrimo del rey, al punto de que lo acusa de matar intencionalmente y no por accidente a su hermano, el infante Alfonso, en 1956.

LO MÁS VISTO