Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

El Punto Blanco de Juan Carlos Echavarría

El Punto Blanco de Juan Carlos Echavarría

Revista Jet-Set

El apellido Echavarría teje la historia de la industria textil antioqueña. Cuando Carlos Manuel Echavarría murió en el 2003, su hijo Juan Carlos continuó su legado y desde el año pasado asumió la Presidencia Ejecutiva de Crystal que con una de sus marcas, Punto Blanco, vuelve a Colombiamoda después de una década de ausencia.
Desde la Presidencia Ejecutiva de Crystal, Juan Carlos le apuesta a la internacionalización de marcas como Punto Blanco y Gef con la apertura de nuevas tiendas en Latinoamérica. Foto: Archivo Particular
Por: Edición 28721/7/2014 00:00:00
Juan Carlos Echavarría siempre le ha huido a las entrevistas, pero ahora que Punto Blanco regresa a las pasarelas de Colombiamoda, después de diez años de ausencia, decidió romper su silencio. Con un desfile, el 24 de julio en el Teatro Metropolitano de Medellín, el visionario paisa y su equipo de diseñadores muestran su nueva colección, Percibe lo invisible, en la que además de ropa interior incluyen una línea de prendas iconográficas masculinas y femeninas que se arropan bajo el concepto de “bienestar”. 

Desde la silla de Presidencia Ejecutiva de Crystal, Juan Carlos se ha encargado de inyectarle sangre joven a esta marca que hoy cuenta con 85 tiendas en 22 ciudades de Colombia y dos en República Dominicana. En ese camino ha tenido que enfrentarse a retos como la firma del TLC con Estados Unidos, la crisis en Venezuela y la fuerte competencia que existe en el país. Heredó el tesón de su padre, Carlos Manuel Echavarría, un exitoso empresario que transformó una modesta fábrica de medias en un emporio de moda del que forma parte también Gef, Baby Fresh y Galax.

Pero quizás más destacado que su empuje y dedicación empresarial, lo que identifica al único hijo varón de los Echavarría-Zuluaga es su carisma y simplicidad para enfrentarse a la vida. Vive en Medellín pero pasa largas temporadas en Miami, donde se siente cómodo porque es una ciudad que nunca se detiene. Sus amigos lo describen como un hombre generoso, positivo, que vibra con el vallenato y un excelente anfitrión. Organiza con regularidad fiestas en su casa o paseos familiares a su finca. Es amoroso con sus hijos, Paloma y Cipriano. El estrés laboral lo mata con la adrenalina que le producen la aviación y el motociclismo, o con la paz que siente frente al mar.

La estética es otra palabra que le mueve la fibra. Rara vez se le ve con corbata. Usualmente lleva un blazer y jeans. La pinta de ejecutivo la deja cuando tiene una reunión importante. Su estilo es clásico y siempre se ve de punta en blanco. El empresario habló con Jet-set del regreso a Colombiamoda, una de las ferias más importantes de Latinoamérica

¿Por qué regresan ahora a Colombiamoda?
–Porque la marca ha evolucionado desarrollando nuevos productos e incursionando en nuevas extensiones de línea como sus productos de ropa exterior femenina y masculina. Porque tenemos nuevas noticias que contar y Colombiamoda es el mejor escenario para hacerlo.

¿Cómo ve la industria de la moda en Colombia?
–Se ha transformado. Tenemos ya grandes actores como competidores directos, lo que nos ha obligado a ser innovadores. Nos llevó a interpretar tendencias y no solo a seguirlas y jugar como lo hacen los grandes de la moda. Con el TLC con Estados Unidos nos ha tocado trabajar arduamente en equipo, reinventándonos para poder sobrevivir ante la competencia mundial. Estamos abriendo nuevas tiendas en Latinoamérica y Centroamérica, e incursionando en nuevos mercados.

¿Cómo define la moda?
–La moda es innovación, tecnología, actualidad e investigación. Lo más importante es poder expresar la esencia de cada quien. Si algo te gusta y va con tu estilo, úsalo.

¿Dónde compra su ropa? –En las tiendas Punto Blanco del país. En cuanto a las extranjeras me gustan varias entre ellas Zegna y Ferragamo.

¿Qué diseñadores le gustan? –Karl Lagerfeld y Ermenegildo Zegna. Y por supuesto los diseñadores de la marca Punto Blanco.

Su papá fue uno de los empresarios más importantes del país. ¿Qué enseñanzas le dejó?
–La importancia de generar empleo para propiciar el desarrollo y crecimiento del país, la necesidad que tienen las personas de un trabajo digno y humano. Aprendí que Colombia es misión de todos.

Tiene tres hermanas, es el único hombre en su familia. ¿Cómo fueron su niñez y su adolescencia rodeado de un “ejército de matronas”?
–Pues ya te imaginarás, muy consentido por ellas, como una persona común y corriente? y la verdad me gusta estar rodeado de mujeres siempre.

¿Siente que sus hijos van a continuar con el legado? –Indudablemente a mis hijos les gusta la moda, pero aún no sé si ellos estén interesados en continuar con el legado. Cuando crezcan tomarán sus propias decisiones.

¿Qué hace para mitigar el estrés laboral?
–Definitivamente, compartir con mis hijos, la familia y los amigos; conocer lugares exóticos y disfrutar de la playa.

¿Continúa con su afición a las motos?
–Sí, es un hobby que disfruto mucho porque lo puedo realizar con mis hijos y amigos.

¿Cómo describiría el momento de la vida por el que está pasando?
–Es muy interesante. He aprendido a vivir dándole más importancia a lo simple, a lo que realmente tiene valor. En cuanto a lo profesional, es un momento lleno de grandes retos como el de transformar la compañía para convertirnos en una comercializadora de marcas de moda.
LO MÁS VISTO