Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Estos son los papás del baby boom

Estos son los papás del baby boom

REVISTA JET-SET

Cuando se espera un bebé casi siempre se habla de las madres. Los esposos quedan relegados a satisfacer los antojos y a entender los cambios hormonales de sus mujeres. Estos cinco futuros padres, exitosos en la política y los negocios, demuestran que en su generación la paternidad se vive diferente.
Rodrigo Lara Restrepo (Político) y Nicolás de Zubiría (chef).
Por: 10/6/2016 00:00:00

Rodrigo Lara Restrepo

Político

Cada noche al llegar del Congreso, el representante a la Cámara por Bogotá Rodrigo Lara Restrepo revisa la habitación de María Antonia, que antes tenía acondicionada como gimnasio. Falta muy poco para que su primogénita nazca y ya tienen listo su ajuar. “Cuento los segundos, los minutos, las horas y los días para

verla y tenerla en mis brazos”, dice, y al mismo tiempo recuerda a su padre, el ministro Rodrigo Lara Bonilla, quien se hubiera vuelto loco con una nieta. El orgulloso esposo de la abogada María José Valenzuela reconoce que desde que la conoció se dijo que quería tener un hijo con ella, y luego se propuso entender qué era lo que le iba pasando en el embarazo. “Me compré el libro What to Expect When You’re Expecting, que está escrito para las futuras madres, pero que es de gran ayuda para los padres”. Rodrigo reconoce que es el más tranquilo y optimista de los dos. Al momento de hacer las compras, por supuesto le dejó la tarea de elegir la ropa a María José, mientras que él se hizo cargo de salir a buscar el mejor coche. Sin afán, se fijó en la estabilidad, el peso, la amortiguación y la flexibilidad: “Armarlo va a ser todo un plan”, dice el político, quien además está dichoso porque el nacimiento de María Antonia, estimado para el 22 de junio, coincide con el receso legislativo, así que podrá dedicarle un buen tiempo a su hija.

Juan Ricardo Ortega

Economista

El ex director de la DIAN tiene todo fríamente calculado, hasta la paternidad. Lo pensó mucho antes de tomar la decisión de ser padre por quinta vez. “Pagar cinco universidades es un poco asustador. Quedan 14 años para poder ahorrar. Toca guardar 30.000 dólares al año para cumplir con esta responsabilidad. Eso de que los niños vienen con el pan debajo del brazo es una mentira máxima: lo que traen es la hipoteca de la casa. De todas maneras son una fuente de amor muy especial y de crecimiento”. Juan Ricardo asegura que trata de ser un mejor padre, de no trasladarles a sus hijos las culpas y enseñarles a ser seguros. Tuvo a su primer hijo, Lucas, a los 36 años y eso le reveló el significado del amor. Luego con su segunda esposa, la periodista Paola Ochoa, tuvo a Federico, de 6 años, y a los mellizos, María del Mar y Lorenzo, de cuatro años y medio. El nuevo bebé llegará al hogar de los Ortega Ochoa a finales de julio o principios de agosto. Todavía no han decidido cómo se va a llamar: “Tenemos varias posibilidades: Nicolás, Santiago, Tomás y Sebastián, que es el que me gusta a mí, pero yo siempre pierdo”. Ortega trabaja en el Banco Interamericano de Desarrollo, vive en Washington y le gustaría regresar a Colombia con su familia, aunque por ahora no lo ve posible. “El país tiene unos retos grandes pero si no cambia la forma en que funciona la política, personas como yo no somos viables. Nunca voy a estar dispuesto a devolver favores o entregar lo público a cambio de algo”, concluye.

Nicolás de Zubiría

Chef

En la casa del jurado de Master Chef Colombia se cocina la felicidad hace siete meses. Para Nicolás de Zubiría la paternidad es esa experiencia en la que las personas se ponen de acuerdo, “sin importar la raza, las costumbres, la religión o la edad, todos coincidimos en que ser padres nos cambia la vida”, dice. Sienna nacerá en Bogotá a finales de julio y será una rolita multicultural, ya que su madre, la publicista Daniela Vidal, es caleña y su padre es un supercosteño de Cartagena, que desde ya se ha propuesto pegarle el acento caribe. Nicolás le hablará a su primera hija sobre la libertad, esa misma con la que él fue criado: “Con mi papá tenemos una relación de amistad, y desde muy niño me apoyó para que fuera lo que quisiera en la vida. Espero ofrecerle lo mismo a la niña”. En esta espera se ha dado cuenta de que siempre se habla del amor de la madre, pero muy poco sobre la dedicación del padre. Sin temor a decir que se conmueve hasta las lágrimas, también reconoce que se le ha activado el sentido de protección y alerta. Mientras llega el día en que entren juntos a la sala de partos, todo está cuidadosamente planeado. Tanto que hasta a Juana, la perrita bulldog francés, ya la tienen preparada para que reciba sin celos a la reina de la casa.

Juan Esteban Sampedro

Periodista

Para el gerente de entretenimiento de Caracol TV ser papá ha sido un verdadero desafío, como el que viven los concursantes del reality de este canal. Después de que su esposa, la presentadora Catalina Gómez, perdió tres bebés, la pareja había desistido de la idea de ser padres de nuevo. “Un día me llamó Cata y me dijo: ‘¿Estás sentado?, te tengo una noticia que te va a hacer desmayar’ y era que estaba en embarazo.

Al principio fue complicado porque le hicieron una ecografía que mostraba problemas, pero por fortuna todo ha salido bien”. Catalina tiene siete meses de embarazo y Cristóbal nacerá a finales de julio o la primera semana de agosto. La pareja ya tiene una hija de seis años, Emilia, que es la alegría de la casa. Y Sampedro tiene otro de su anterior matrimonio, Lucas, de 17 años, con quien comparte el gusto por la tecnología y los medios de comunicación.

Ahora Juan Esteban planea bien su trabajo para sacarle tiempo a su rol de papá. “Afortunadamente este año el Desafío es en Trinidad y Tobago, que es cerca, no como los anteriores que nos tocaba ir hasta el otro extremo del mundo. Aunque si hubiera un vuelo directo entre Bogotá y Trinidad uno llegaría en hora y cuarenta minutos, pero cono no lo hay, toca ir de Bogotá a Panamá, de Panamá a Trinidad, de Trinidad a Tobago, y eso se convierte en un viaje de 12 horas, que es muy desgastante”, dice.

Tito Fernández Reyes

Empresario

A Tito Fernández Reyes la espera de su primer hijo le hace pasar mil cosas por la cabeza. El empresario de mercadeo y comunicaciones, casado hace un año y medio con la diseñadora de modas Kika Vargas, siente una mezcla de emoción, alegría y responsabilidad, “¡cuanto más te acercas a la fecha límite, más nervioso estás!”, comenta. Lorenzo Fernández Vargas nacerá en la primera semana de agosto. Al padre primerizo y confeso hipocondríaco lo que más le importa es que el bebé tenga una salud perfecta, pero con una gran dosis de humor cuenta que le preocupa que su hijo se parezca a él. El guapo español

recuerda que fue un bebé muy feo y gigante que pesó cinco kilos al nacer, “las visitas y mi familia no sabían qué decir. El único piropo era: ‘¡uy, qué grande!’. Mi pobre madre lo pasó fatal”. Esta experiencia que apenas empieza ya está llena de anécdotas que Tito recuerda sonriente. Nunca olvidará la “impresionante cara de bobo” que puso cuando su esposa le contó la noticia de su embarazo en Miami, ni “las estupideces” que preguntaba en las primeras visitas que hicieron al ginecólogo para ver las ecografías. Ahora es un experto que confirma que para tener un hijo hay que estar bien preparado.

LO MÁS VISTO