Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Jet Set presenta las fotos de las divas del cine que envejecieron mal

Jet Set presenta las fotos de las divas del cine que envejecieron mal

REVISTA JET-SET

El tiempo, el sobrepeso, las cirugías, el alcohol y las drogas han dejado irreconocibles a las actrices que fueron las reinas de la pantalla grande en su juventud.
Heather Locklear, 53 años. A la izquierda, en los años 80 cuando encarnó a Sammy Jo, en la serie Dinastía. A la derecha, captada recientemente en Hawái.
Por: 26/3/2015 00:00:00
Heather Locklear, 53 años

A la rubia que conquistó al mundo como Sammy Jo, en la serie Dinastía, se le ha ido la mano con el botox y los rellenos faciales. Célebre también por su papel como la intrigante Amanda Woodward, en la serie Melrose Place, sus bellos ojos ya no se distinguen y parece que se le dificulta gesticular a causa de tantos tratamientos cosméticos.

Goldie Hawn, 69 años

Los fans de la inolvidable protagonista de la cinta Shampoo extrañan la lozanía de su gracioso rostro. Pero ella, madre de la actriz Jeniffer Hudson, dice que la tienen sin cuidado las habladurías y las marcas del tiempo en su imagen, pues “el secreto de envejecer con donaire es vivir el momento”.

Brigitte Bardot, 80 años

“La mujer más liberada de la posguerra”, según Simone de Beauvoir, se hastió del glamour y de su fama mundial en los años 70 y se retiró repentinamente del celuloide. Quizá por eso, sin traumas, la francesa dejó que las canas y las arrugas transformaran su legendaria belleza, para desconsuelo de los que la amaron en los años 60.

Meg Ryan, 53 años

Luego de ser una de las estrellas más taquilleras del cine en los años 80 y 90, Meg se retiró para dedicarse a su familia y ahora solo actúa de manera esporádica. En sus recientes apariciones se ha hecho evidente que también se dejó tentar por la fiebre de cirugías plásticas y el botox que ha dado al traste con la belleza de tantas de sus colegas. Ella tampoco se salva del desastre.

Melanie Griffith, 57 años

“¡La gente me dice que me veo horrible!”, se queja la que fuera en los años 80 una de las grandes bellezas de Hollywood. El drástico cambio de su imagen se debe también a sus excesos con el botox, los rellenos inyectables y las cirugías en la boca, que le han dejado el efecto de “labios de trucha”. La exesposa de Antonio Banderas y madre de Dakota Johnson no admite que se haya sometido a estos procedimientos, pero sí su adicción al alcohol y las drogas, que también ha dejado hondas huellas en su fisonomía.


Lindsay Lohan, 28 años

Protagoniza uno de los casos más dramáticos de envejecimiento prematuro de Hollywood, donde a comienzos del siglo XXI, siendo una adolescente, se le pronosticaba una carrera por el estilo de la de Jeniffer Aniston. Pero sus problemas con la bebida y las drogas, además de líos interminables con la justicia, han dejado su piel flácida y arrugada. Y las cirugías a que se ha sometido para atajar estos perjuicios no han sido muy efectivas para recuperar el esplendor de su belleza. 

Kirstie Alley, 64 años

Espectadores de todo el planeta aprendieron a amarla en su papel de Mollie Jensen en Mira quién habla, que coprotagonizó con John Travolta. Siempre cuidó la línea con éxito pero, en 1992, los tempranos síntomas de la menopausia la llevaron a ganar peso de manera exagerada y aún lucha con el problema y el estigma que les impone la sociedad a las gorditas. Por eso, participó en Dancing with the Stars, desfiló en la Semana de la Moda de Nueva York y lanzó el primer producto orgánico para adelgazar certificado por las autoridades gringas.

LO MÁS VISTO