Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Las sexy abuelas del Jet Set

Las sexy abuelas del Jet Set

REVISTA JET-SET

Estas atractivas mujeres rompen con el estereotipo de las abuelas que dibujan en los cuentos infantiles durmiendo a sus nietos en una mecedora. Aunque muchas veces por su trabajo no pueden compartir con ellos como quisieran, siempre encuentran tiempo para apoyar a sus hijas en la maternidad.
Laura Pardo con su hijo, Martín Otoya, de un año y medio, y su mamá, Claudia de Francisco, quien dice que es una abuela alcahueta.
Por: 5/5/2016 00:00:00

Claudia de Francisco. Directora de Newlink

La directora de Newlink, firma consultora de comunicaciones estratégicas, vive llena de compromisos, aun así no permite que pase un mes sin ver a su único nieto, Martín, quien vive en Cali. “Yo tengo tres hijas mujeres y por eso me emocioné tanto cuando me contaron que iba a ser un niño. Con él me tocó aprender de todo. Por ejemplo, cambiarle el pañal a un niño es diferente que a una niña. Mi hija –Laura Pardo– me tuvo que enseñar. Ella es una mamá espectacular y tiene clarísimas sus prioridades. Martín está creciendo en un ambiente de respeto, orden y de aprender a compartir”.

Claudia es malísima para madrugar pero cuando esta con su nieto no le importa levantarse a las 6 de la mañana o incluso antes. “Yo soy una PhD en consentimiento. He malcriado a mis hijas y espero tener la oportunidad de poder hacerlo con Martín”. Dice que espera que él la vea como alguien en quien puede confiar tanto en los buenos como en los malos momentos. “Cuando nos vemos hacemos lo que él quiere, pintamos, corremos por toda la casa, su energía es inagotable”. Para Claudia, ser una abuela joven tiene sus ventajas: “Por ahora uno tiene que quitarse los tacones para jugar con los nietos”, dice.

Carmen Otero. Directora comercial del Sofitel Legend Santa Clara

Carmen, quien vive en Cartagena, se la pasa montada en un avión para ir a ver a su segunda nieta, Sienna Seigle, quien nació el 12 de abril en Sao Paulo, Brasil. La primogénita de su hija mayor, Estefanía Millán, la tiene loca de amor. Igual le pasa con su primer nieto, Salomón, hijo de Natalie y de Horacio José Serpa, quien nació cuando ella cumplió los 50 años, un momento en el que se sentía plena para asumir esta responsabilidad. “No soy ni la abuela tardía ni la cuchibarbie”, dice. Se ve tan joven que algunos no le creen que ya tenga nietos. “Lo que pasa es que en las caricaturas que hacen de las abuelas la mayoría tienen un moño arriba, gafas y bastón; y esa claramente no soy yo. Hoy en día ese rol ha cambiado mucho, la mayoría trabajamos y vivimos conectadas al computador o al iPhone”, afirma Carmen. Es una ‘tecno abuela’ y cada vez que puede se conecta para verlos por FaceTime. “Salomón vive en Bogotá y habla desde los 9 meses. Nosotros decimos que va a ser un perfecto político como su abuelo paterno, Horacio Serpa. Es chistosísimo porque cuando uno le pregunta qué quiere ser cuando grande dice: ‘presidente’”, bromea la directora de mercadeo y ventas del Sofitel Legend Santa Clara.

Katya González Ripoll. Arquitecta

La arquitecta, y eterna reina del Carnaval de Barranquilla, está encantada con la idea de ser abuela. Su hija, Katya Andrea Warner, dará a luz a finales de junio, justo cuando ella regrese de su estadía de tres meses en París, donde está perfeccionando el francés y cursa un taller de jardinería urbanística. “Hasta ahora creo que todo funciona mejor de lejos, porque así evito meterme más de lo debido en las cosas relacionadas con el bebé. Eso es territorio exclusivo de Ka y Nano”, dice. Fernando Plata, el esposo de su hija, ya eligió el nombre: se llamará Alejandro. Y los futuros padres están seguros de que la abuela no será de las que llegan muy temprano a la hora del baño o que cambian pañales. “Será cheverísima, amorosa y sobre todo bailadora”, pronostica Katya Andrea, quien además no ve la hora de que regrese con las batolitas árabes que ya le consiguió al pequeño, porque “ella será quien le transmita su toque artístico y cultural”.

Araceli Morales López. Cónsul general de Colombia en Argentina

Cada vez que Carlotta Cavelier Angulo llega al apartamento de su abuela, La chica Morales, señala una de las obras de arte. La pequeña de 15 meses parece hipnotizada con el cuadro de un payaso que pintó Darío Morales cuando era adolescente: “Está en la etapa en la que quiere aprender y es fascinante. Me gusta enseñarle y siento que vivo la proyección del amor que le tengo a mi hija Catalina”, comenta. Esta nueva experiencia de la ‘abuchica’, como le están enseñando que le diga, ahora tendrá que ser de lejos. La ex ministra de cultura fue nombrada nueva cónsul general de Colombia en Argentina y acaba de trasladarse. Se va con el recuerdo de sus paseos diarios por las calles de Cartagena, en los que practicaban juntas sus primeros pasos y los cantos de los pajaritos. Mientras llega el día en que la vayan a visitar, podrán encontrarse a diario por internet. La moderna abuela es una experta cibernauta.

Shirley Sáenz Starnes. Empresaria

Shirley no pudo contener las lágrimas cuando vio salir de la sala de cirugía a su yerno, Rodrigo Restrepo Groot, con José María en sus brazos. “Antes no creía que pudiera existir en mi corazón un amor más grande que el que siento por mis hijos, pero él lo supera”. El primer nieto de la señorita Colombia 1977 nació el pasado 5 de febrero a las siete de la mañana. El hijo de su hija mayor, Daniela Torres, venía sentado y tuvo que llegar al mundo por cesárea. Esta abuela dice que es PhD en ‘malcrianza’ y no le importa. Sus tres hijos son la prueba de que el amor y el consentimiento jamás pueden hacerle daño a nadie, y por eso no duda en darle gusto en todo al nuevo bebé de la familia. La dedicación es tan grande que, ahora que viven solo a una cuadra de distancia, se ofreció para cuidarlo de día. Shirley reconoce que dejó botado a todo el mundo, que ya no está lista para jugar un torneo de golf y mucho menos para salir de paseo con sus amigas.

LO MÁS VISTO