Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Aquí le mostramos el nuevo look de Pacho Santos

Aquí le mostramos el nuevo look de Pacho Santos

REVISTA JET-SET

El cambio en la apariencia del ex vicepresidente de la República Francisco Santos nunca había sido tan drástico como ahora. Comienza su campaña para la Alcaldía de Bogotá por el Centro Democrático con diez kilos menos de peso, el pelo engominado y lentes muy avant garde.
Durante los ocho años en la Vicepresidencia de la República, que terminó en 2010, Francisco Santos conservó las gafas de lentes cuadrados y brazos gruesos.
Por: 12/6/2015 00:00:00
La polémica surgió a inicios de mayo: dijeron que Pacho Santos tenía el periódico al revés cuando posó para una de las fotografías que apoyaron el lanzamiento de su más reciente libro, Convicciones firmes. El aparente descache le sirvió al actual alcalde de la capital, Gustavo Petro, para preguntar en su cuenta de Twitter: “Esta persona afirma que hay un desastre en Bogotá pero, ¿tiene el periódico al revés? ¿Cómo es su análisis?”. Ante la duda, Pacho le aclaró con otro trino: “@petrogustavo no sabe cómo se dobla un periódico para leerlo porque a la edad en que uno aprende, él estaba en la selva”.

La discusión acerca de la forma correcta de leer un diario, y de gobernar a Bogotá, quedó ahí. Pero casi nadie se detuvo a observar el cambio de imagen de Santos. Lo cierto es que se nota que el aspirante al Palacio de Liévano, en las próximas elecciones de octubre, ha perdido varios kilos y su papada tiende a desaparecer. Aunque a los 53 años ya se le asoman algunas canas, el corte de pelo, que le despeja la frente, y las patillas largas lo rejuvenecen. Las gafas de marco grueso y oscuro que usó en su época de jefe de redacción de El Tiempo, o las cuadradas que llevaba en los primeros años de la vicepresidencia, le dieron paso a unos discretos y casi imperceptibles lentes redondos sin montura. Ante la pregunta de si el nuevo look obedece a alguna estrategia, dice que nada fue planeado: “Yo no pienso ni me preocupo por esos temas. La verdad es que he bajado casi diez kilos, pero ha sido más por asuntos de salud que por otra cosa”. Las responsables de su favorecedora transformación son su esposa, María Victoria García Borrero, con quien ya casi cumple 30 años de matrimonio, y Carmen, la tercera de sus cuatro hijos. “Los cambios van al ritmo del gusto de ellas. Si las dos me ven bien, pues confío plenamente en lo que digan”, concluye.
LO MÁS VISTO