Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

El reality online de Jean Claude Bessudo

El reality online de Jean Claude Bessudo

REVISTA JET-SET

El presidente del Grupo Aviatur es el jurado de El gran inventor, el primer reality interactivo del mundo que premiará el proyecto más innovador de Colombia. A través de una aplicación móvil los internautas podrán apostar con dinero digital por sus favoritos, como si estuvieran en una bolsa de valores, y elegir al mejor.
El empresario guiará a los participantes para que saquen adelante su invento y los contactará con posibles socios estratégicos.
Por: 24/2/2016 00:00:00

Jean Claude Bessudo se reinventa todos los días. Ahora es el jurado del primer reality interactivo del mundo que busca a los mejores inventores del país. En la primera etapa los participantes tendrán que buscar al empresario en los lugares más insospechados: una piscina, a la salida de un evento social a las tres de la mañana en Cartagena o en el ascensor de la Torre Colpatria. Solo contarán con un minuto para convencerlo de que su invento puede cambiar el mundo. Si al empresario le gusta lo que escucha les entregará una tarjeta de presentación para que llamen a sus asistentes, Pablo o Gerardo, y programen una cita.

En ese segundo encuentro con el presidente del Grupo Aviatur, los concursantes podrán presentar su proyecto de una manera más pausada. Él les dará consejos para comercializarlo y los contactará con posibles socios estratégicos. “Los colombianos son grandes inventores pero muchos mueren en el intento de sacar adelante su idea porque no tienen los medios para darse a conocer”, comenta el empresario que con su acento francés los motiva a continuar con su sueño. De los 3.500 inventos que vieron, seleccionaron tan solo 10 que competirán por el premio de 100 millones de pesos. Todos los finalistas, además de ser muy creativos, tienen unas historias de vida increíbles. Uno de ellos es Rafael Vides, un joven de Apartadó, Antioquia, quien creó un dron con una nariz electrónica que detecta las minas antipersona y las desactiva. Otro es el reconocido neurocirujano bumangués William Contreras, inventor de unas gafas con las que los pacientes con párkinson dejarán de temblar. También participa Jorge Leal, diseñador de un avatar que traduce el lenguaje de señas a inglés, francés y español. “Hay muy buenas ideas, cuando se las mostramos a los posibles inversionistas quedan sorprendidos”.

En El gran inventor Bessudo se representa a sí mismo, y no le queda difícil porque todas las semanas dicta charlas motivacionales de más de tres horas en auditorios para todo tipo de gente en las que no acostumbra preparar libretos. Además, este no es el primer reality que hace, en 2005 fue mentor en la versión colombiana de El aprendiz, el programa que popularizó Donald Trump con su temida frase: “Estas despedido”. “Esa vez no sé por qué me escogieron, yo de Donald Trump no tengo ni un pelo, ni siquiera el copete”, dice soltando una carcajada.

“En El aprendiz yo era el que le enseñaba a los participantes mientras que en El gran inventor aprendo de ellos. Me gusta descubrir cosas nuevas e involucrarme en otros temas”, así justifica por qué aceptó ser jurado de este reality que lo tiene enganchado. Está pendiente de cada detalle: del formato, las locaciones, el diseño del programa, de su imagen, y hasta hace las veces de jefe de prensa. Durante la entrevista con Jet-set llamó a sus amigos periodistas para que cubrieran el lanzamiento. “Es divertido grabar con él, es muy creativo y los planes que hacemos pueden cambiar en cuestión de segundos”, dice Mauricio Quiroz, uno de los creadores de este novedoso formato.

Es completamente psicorrígido y controlador. Su frase de batalla todos los días es: “Defíname, sí o no”. Sus palabras son sagradas para los que trabajan con él y tiene toda la propiedad para hablarles a los concursantes, ya que sabe muy bien qué es empezar de cero: Entró como mensajero a Aviatur y hoy es el presidente de este grupo empresarial que, con 4.000 empleados, lidera el sector turístico en Colombia. A su oficina llegan todos los días personas a mostrarle sus nuevos proyectos y a pedirle consejos. “Yo siempre les digo lo mismo: Lo importante es hacer lo que a uno le gusta”.

¿En su casa quién es el inventor? –“Yo tengo convencido a todo el mundo de que no sé hacer nada. Soy un total inútil. Afortunadamente tengo unos nietos inteligentísimos con una gran imaginación”. Cuenta que hasta ahora su mayor invento ha sido la improvisación estratégica. “Escribí un libro sobre eso. Es la mejor manera de adaptarse a Colombia”.

Es evidente que a Jean Claude lo persiguen las cámaras y los escenarios. En su juventud estuvo más cerca del teatro que de los escritorios y cree que si no hubiera sido por el destino, quizá, ese sería su oficio hoy en día. Los colombianos conocieron su faceta de actor en el 2011 en la obra El burgués gentilhombre del Teatro Libre de Bogotá, en la que encarnó a Monsieur Jourdain, un personaje arribista y vanidoso. Ahora tocará esperar para saber con qué nuevo invento sale Jean Claude, un empresario que se le mide a todo.

LO MÁS VISTO