Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Andi Baiz y Manuela Santos irán al altar

Andi Baiz y Manuela Santos irán al altar

Revista Jet-set

El director de cine y la joven banquera, sobrina del presidente Juan Manuel Santos, se comprometieron hace un mes en Anapoima. Se rumora que la boda será en agosto en esa misma población cundinamarquesa. Esta no será la primera vez que una Santos se case con un artista pues Valeria, hermana de Manuela, lleva un año y medio de matrimonio con el actor Manolo Cardona.
La pareja se conoció en diciembre de 2012 durante el matrimonio de Valeria Santos, hermana de Manuela, con el actor Manolo Cardona. Desde ese día no se separan.
Por: Edición 2849/6/2014 00:00:00
Andi Baiz, experto en crear atmósferas cinematográficas, le propuso matrimonio a su novia, Manuela Santos Benedetti, sobrina del presidente Juan Manuel Santos, como si fuera a filmar la escena de una de sus películas. La locación fue Anapoima, para el reparto buscó a un trío de boleros y como utilería solo utilizó un anillo de diamantes. La película tuvo un final feliz y Manuela aceptó ir al altar. La boda, se rumora, será en agosto en esta misma población de Cundinamarca.

Andrés y Manuela oficializaron su compromiso hace dos semanas en una comida en la casa de Gina Benedetti, la mamá de la novia, quien desde un principio aprobó la relación de su hija con el talentoso director de cine. Desde el inicio de su romance, Baiz hizo feeling con sus suegros, quienes en la alta sociedad bogotana son conocidos por su cercanía con los artistas y la vida bohemia.

La pareja se conoció en el matrimonio de Valeria Santos, hermana de la novia, con Manolo Cardona, que se realizó en Cartagena en diciembre de 2012, donde bailaron animadamente. Según allegados la atracción entre ambos fue inmediata. En ese entonces Andi vivía en Bogotá y Manuela en Nueva York, y por un tiempo sostuvieron una relación a distancia en la que las redes sociales y los viajes fueron consolidando su amor. En un comienzo trataron de mantener su noviazgo en secreto pero hace un año, cuando Andy promocionaba Roa, su tercera película, sus nombres aparecieron por primera vez en las revistas del corazón.

Según los conocedores, Baiz es una de las figuras más representativas en el cine colombiano. Sus cintas Satanás, que relata la masacre de Pozzetto, y La cara oculta son un referente en las películas de culto y se mantienen como unas de las más taquilleras en Colombia. Sus amigos dicen que aun así, este caleño quien está a punto de cumplir 39 años, no se ha comido el cuento del éxito y la popularidad. Mientras estudiaba cine en Estados Unidos, primero en Pace University y luego en NYU, fue portero en bares, buscó locaciones y empaquetó discos. Recientemente fue el director de Metástasis, la adaptación colombiana de la exitosa serie Breaking Bad, y ahora trabaja en su nueva película.

Tiene fama de Don Juan, antes de Manuela estuvo ennoviado con las actrices Patricia Castañeda y Valentina Acosta, con quien terminó un mes antes de conocer a la que pronto será su esposa. Las mujeres bellas se rinden ante su galanteo y romanticismo, ya que es de los pocos hombres que se empeñan en conservar la costumbre de escribir cartas y dar serenatas, como lo demostró en su pedida de mano.

Por su parte, Manuela tiene 27 años y es la hija menor del empresario Felipe Santos y de la bella cartagenera Gina Benedetti. Tiene dos hermanas: Laura, quien se graduó de comunicación visual, y Valeria que es abogada. Viene de la familia de mayor trascendencia política y periodística del país. Su tío Enrique Santos Calderón no solo fue director de El Tiempo, sino también durante mucho tiempo, el columnista más respetado de Colombia; y su abuelo, don Enrique Santos Castillo, quien trabajó en ese tabloide durante 56 años, sentó las bases del periodismo nacional. Sin embargo ella se distanció de la tradición ‘santista’ y se inclinó por las finanzas. Estudió en la Universidad de los Andes, trabajó en banca en la Gran Manzana y hace casi un año regresó a vivir a Bogotá, en parte motivada por estar cerca de su familia y de su novio.

Andi y Manuela se llevan 12 años pero a pesar de las diferencias que algunos creen ver, son mucho más las cosas que los unen que las que los separan. A los dos les encanta bailar salsa, viajar, ir a cine y quieren ser papás pronto. Su boda será, sin duda, el inicio de su mejor película.
LO MÁS VISTO