Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Iñaki Urdangarin ¡A la cárcel!

Iñaki Urdangarin ¡A la cárcel!

Revista Jet-set

El esposo de la infanta Cristina de España está a punto de ser condenado a casi 20 años de prisión por sus delitos de corrupción. Es el peor fiasco en la historia de la familia real.
El duque de Palma de Mallorca se apropió ilícitamente de más de seis millones de euros con cuentas falsas, asegura el fiscal del caso Nóos. Foto: AFP.
Por: Edición 29715/12/2014 00:00:00
El desenlace del escándalo más grave de la realeza española está cada vez más cerca y promete ser demoledor. En un nuevo capítulo del proceso por malversación de fondos públicos de las islas Baleares y Valencia que se les sigue a la infanta Cristina, hermana del rey Felipe VI, y su marido, Iñaki Urdangarin, duque de Palma de Mallorca, el fiscal del caso, Pedro Horrach, anunció que pedirá para él una pena de entre 18 y 20 años de cárcel. Además abogará por el pago de millonarias multas en efectivo, proporcionales a la codicia con que la pareja, presuntamente, se enriqueció de manera ilícita.

El caso Nóos, como se le conoce a este tremendo lío que obligó al rey Juan Carlos, padre de Cristina, a abdicar el año pasado, es una pieza separada del caso Palmarena, el juicio por corrupción por los supuestos desfalcos del expresidente de la comunidad balear, Jaume Matas. Como señalan los acusadores de Urdangarin, haciendo uso de sus nexos con la familia real, él se lucró de esta cadena de irregularidades a través de su Fundación Nóos para crear una trama de desvío de fondos públicos. Se cree que el duque se apoderó así de cerca de 6 millones de euros, a través de cuentas infladas o por servicios que no se prestaron a entidades públicas. De igual modo, él habría encubierto sus ganancias para no tributar lo justo y cometido otros crímenes como falsedad documental, estafa, prevaricación, tráfico de influencias y blanqueo de capitales.

Para rematar, las andanzas del duque terminaron por salpicar a Cristina, quien también está imputada, ya que era socia de su esposo en Aizoon, una de las empresas que sirvieron de fachada a los manejos dudosos. Si bien es cierto que la historia de la realeza española ha sido convulsionada, nunca antes se había visto que un miembro de la casa reinante se viera obligado a sentarse en el banquillo de los acusados. El desastre ha sido tal, que el rey Felipe no le habla a su hermana y ella va camino de ser borrada de la historia de los Borbón, al parecer por la ambición y el desmedido amor a su esposo, a quien adora con locura y no quiso dejar cuando su padre se lo pidió para salvar lo que quedaba de su honor.

En la misma declaración en que pintó el que podría ser el negro destino de Iñaki, el fiscal Horrach señaló que piensa desvincular a Cristina del juicio, aunque sí solicitará que pague 600 mil euros (unos 1.800 millones de pesos), debido a que se benefició de las ganancias del duque.

Si el juez acoge las consideraciones de Horrach los reyes Felipe y Letizia experimentarían el episodio más bochornoso de su corto reinado, al tener que ver a su pariente tras las rejas como un vil delincuente y no como el miembro de una institución llamada a ser intachable.

El alboroto, que involucra a cerca de 20 imputados, no terminaría ahí, ya que a la pareja enfrenta otras demandas por parte de entidades como el Ministerio de Hacienda, en virtud de las cuales tendrían que pagar más de un millón de euros por sus fraudes, perpetrados, según la investigación, a punta de recibos falsos y otras triquiñuelas. Por su parte, la organización Manos Limpias también los tiene denunciados y pide prisión para Urdangarin.

Esta reciente evolución del caso Nóos ha puesto de nuevo sobre el tapete el gran debate que se planteó desde que la duquesa de Palma fue relacionada con el proceso: ¿debe renunciar a sus derechos dinásticos? Muchas voces creen que sí, pues “culpable o no, ya no es ejemplar. Por lo tanto, cada minuto que permanece vinculada a la casa real perjudica a la monarquía y a su hermano Felipe”, como escribió el columnista Javier Caraballo en El Confidencial.

A Cristina se le ha venido toda España encima, pues de destacarse como el miembro más discreto de la realeza ha pasado a ser bombardeada con duros desplantes y críticas a diario. Ella sabía de los malos manejos de Iñaki y se hizo la de la vista gorda, conjeturan unos, mientras que otros creen que participó activamente en ellos. Sea cuál sea el final de la historia, lo cierto es que la relación de los Borbón con los españoles ya no volverá a ser la misma a causa de la mano larga de los duques de Palma de Mallorca.
LO MÁS VISTO