Revista Jet-Set

Hollman Morris el jefe del Canal Capital

El Canal Capital, en manos de este periodista, no solo reforzó las franjas dirigidas a la comunidad LGBTI, sino a los grupos indígenas y afroamericanos que viven en Bogotá. El comunicador quiere repetir la aventura de transmitir un concierto similar al de Paul McCartney, así que le sigue la pista a Madonna.

Hollman Morris el jefe del Canal Capital. En marzo, el periodista Hollman Morris aceptó la gerencia del Canal Capital, un organismo adscrito a la Alcaldía de Bogotá. “Nuestro afán no es convertirnos en voceros de la administración de Petro, sino de las minorías sexuales, étnicas y culturales de la ciudad”. Foto: Gerardo Gómez/12

En marzo, el periodista Hollman Morris aceptó la gerencia del Canal Capital, un organismo adscrito a la Alcaldía de Bogotá. “Nuestro afán no es convertirnos en voceros de la administración de Petro, sino de las minorías sexuales, étnicas y culturales de la ciudad”. Foto: Gerardo Gómez/12

En abril, cuando apenas le cogía el ritmo a la gerencia del Canal Capital, el periodista Hollman Morris se enfrentó a la controversia que generó la transmisión del concierto de Paul McCartney en El Campín a través de este medio institucional, que pertenece a la Alcaldía de Bogotá. El punto de la discusión es que los entes de control lo indagaron porque no se pudo recuperar la totalidad de los 450 mil dólares, un poco más de 800 millones de pesos, que costó el especial que fue emitido en directo. Según Morris, los recaudos por la venta de pauta publicitaria llegaron a los 700 millones: “La cultura no es rentable, pero hay que promoverla entendiendo que los medios tenemos una función social”. A los detractores les dijo que, pese a los inconvenientes, la experiencia del concierto del ex Beatle dejó la lección de que el Canal Capital empezará a transmitir otros eventos de igual trascendencia para la ciudadanía. “Estamos detrás de la presentación de Madonna en Medellín”, enfatizó Morris.

Mientras se inicia la negociación con los empresarios que manejan la carrera de la diva del pop, el canal capitalino caminará en la línea de ejecución de varios proyectos. Uno de estos tiene que ver con los cambios de las franjas informativas, y el otro es la necesidad de hacer visible la diversidad cultural de la capital de la República, entendiendo que es un centro donde confluyen personas de diferentes etnias y regiones. En la transmisión de Rock al Parque se dieron las primeras puntadas de este trabajo multiétnico, con la contratación de varios presentadores de origen afroamericano e indígena. “Pero hay más.

También queremos que las minorías sexuales y los grupos urbanos con sus estéticas y su música se sientan representados en el Canal Capital”. Hace meses, una transgénero de Cúcuta, Michelle Alexandro Valencia, retó el prejuicio hacia la comunidad LGBTI y se estrenó como presentadora de los espacios culturales del Canal Capital. Durante quince días condujo las noticias relacionadas con el Festival Iberoamericano de Teatro. Después de este reto, firmó contrato como la cara diferente de la franja noticiosa de la agenda cultural de Bogotá. El interés de llegar a las minorías sexuales se reforzó con el programa El sofá, que promueve los derechos de los gays, lesbianas y personas trans.

En otro intento de abrazar la ciudad diversa, Morris contratará a más periodistas de raza negra y “a un enano para darle representación a las personas con discapacidad”. Igualmente, en los espacios vespertinos habrá muestras del cine comunal que se realiza de manera experimental en Ciudad Bolívar. Como complemento se resaltará el movimiento musical de hip-hop que se desarrolla en los extramuros capitalinos.

Así mismo, y atendiendo la vocación periodística de Morris, quien hasta hace poco realizó el espacio Contravía, que exploró el drama de las víctimas del conflicto armado, el canal que dirige también reforzó la franja de opinión. Los martes por la noche se estrenó Las claves, una mesa de debates alrededor de los temas de actualidad, que conducen María Elvira Samper y el columnista Antonio Caballero.

En medio de tantas ocupaciones, Morris solo lamenta la paradoja de que, gracias a él se transmitió el concierto de Paul McCartney, pero ni siquiera se le pudo acercar para tomarle una foto. 

Otros Articulos