Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Esta es la historia de Hugh Bonneville, el lord y  la prostituta

Esta es la historia de Hugh Bonneville, el lord y la prostituta

REVISTA JET-SET

Una trabajadora sexual asegura que el protagonista de Downton Abbey, la premiada serie sobre la nobleza británica, le pagó 300 dólares por darle placer con un vibrador.
Helen Wood asegura que le dieron asco los besos de Bonneville y que él estaba muy ansioso de experimentar con un juguete sexual en su propio cuerpo.
Por: 19/5/2016 00:00:00

Lo que más ha sorprendido del escándalo no es tanto el gusto del intérprete del distinguido lord Grantham por los juguetes sexuales, sino que haya obtenido una orden de un tribunal para que Helen Wood, cuyos servicios contrató hace cinco años, no revelara a la prensa que él fue su cliente.

Pero esta especie de mordaza solo es válida en Gran Bretaña y el National Enquirer, el temible tabloide estadounidense, destapó que el protagonista de la serie de época más exitosa de los últimos años paga por sexo.

Wood es famosa en las islas por haber participado en el reality show Big Brother y por otro alboroto alrededor de un trío sexual que tuvo con el popular futbolista Wayne Rooney y su amiga Jenny Thompson. Apenas fue notificada por un juez de que tenía prohibido mencionar a Bonneville, se apresuró a dar entrevistas sobre el caso, en las cuales se cuidó de no identificarlo, pero sí de revelar detalles de su encuentro.

“Él fue muy directo. Le preparé un trago y cuando le pregunté qué hacía me contó que era actor y fue ahí cuando lo reconocí”, narró Wood en diálogo con ITV. Bonneville se negó a responderle a Helen si era casado y le pidió que le hiciera un masaje, a lo que ella accedió. “De pronto, se dio vuelta y me dio un beso asqueroso. Besa como si fuera virgen”, continuó Wood, quien afirma que ya no se dedica a la prostitución. “Le pregunté si quería que lo estimulara con un vibrador y él dijo que sí con muchas ansias”, concluyó la joven. Su pago por la sesión fue 300 dólares y asegura que nunca tuvo intenciones de vender su historia, aunque varios tabloides le ofrecieron hasta 20.000 dólares por publicarla.

“Él posa ante el mundo de ser un hombre de familia ejemplar. No creo que un buen marido se acueste con prostitutas”, criticó Helen al actor, casado hace 18 años con Lulu Williams, madre de su hijo, Felix, y quien no debe estar muy contenta con esta cana al aire de su esposo.

Bonneville se dio a conocer en todo el planeta por interpretar a Robert Crawley, VII conde de Grantham, en Downton Abbey, serie que finaliza en marzo y cuenta cómo los sucesos históricos de las primeras décadas del siglo XX afectaron la rígida estructura social de la élite de Gran Bretaña.

LO MÁS VISTO