Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

La hija de Violy McCausland, una ‘It girl’  en Nueva York

La hija de Violy McCausland, una ‘It girl’ en Nueva York

Revista Jet-Set

El estilo excéntrico de Michelle Harper impacta en las grandes fiestas de Nueva York, a las que asiste acompañada de personalidades del jet set. Con 37 años, es la colombiana más reconocida en las ferias de moda del mundo e invitada a primera fila.
Michelle dice que su estilo de vestir tiene algo de influencia en las Drag Queens que se paseaban cerca del edificio donde vivió su infancia, que estaba ubicado cerca a la discoteca Studio 54. Foto: AFP
Por: Edición 2734/12/2013 00:00:00
The New York Times tituló recientemente uno de sus artículos de moda: “Michelle Harper, a Woman of Mystery”. Y describe a la misteriosa mujer como “una figura excéntrica cuya imagen ha aparecido en todas partes en los últimos cinco años”. Lo particular de la noticia es que la enigmática joven, quien es invitada a las mejores fiestas de la Gran Manzana y se sienta en la primera fila de las más importantes pasarelas de moda, es colombiana y pasó sus primeros años en Barranquilla. Su nombre completo es Michelle Violy Harper McCausland, y es la hija menor de Violy McCausland, reconocida en Wall Street como una de las banqueras de inversión más destacadas de América Latina.

Contrario a la seriedad que envuelve el oficio de su madre, Michelle es uno de los platillos favoritos de fotógrafos y periodistas, quienes encuentran en ella una gran dosis de originalidad y algo de escándalo. No por nada The New York Post la clasificó como una de las mujeres más fotografiadas de Nueva York. Inspirados en los atuendos que usa, algunos la catalogan como la sucesora de Isabella Blow, quien fue mecenas de diseñadores como Alexander McQueen y directora de moda de las revistas Vogue y Tatler. Otros dicen que su guardarropa nada tiene que envidiarle al de Daphne Guinness, fashionista de clase mundial y heredera del imperio Guinness de Irlanda.

Es evidente la pasión de Michelle por lo vintage. Su historia con la moda nació de su abuela materna, Violy Dieppa, quien la llevó muy niña a ver un desfile de Yves Saint Laurent en París, y le enseñó a caminar con zapatos altos cuando apenas tenía 7 años. “Yo vivía metida en su armario, que era un templo del glamour con piezas de Dior, me ponía sus perlas, una de sus pelucas, su perfume Shalimar de Guerlain, una capa de Balenciaga y tacones. ¡Ese vestuario para una pequeña era una locura!”, dijo en una entrevista.

Aunque es excéntrica en su manera de vestir, Michelle es muy reservada a la hora de hablar con la prensa acerca de su vida personal. Según Vanity Fair, la colombiana repite hasta el cansancio que no viene de una familia acomodada, y que nadie le ha dado “la vida hecha”. En la edición de marzo de la revista, la presentan como la hija de Henry Harper e hijastra de Frederico Seve, dos comerciantes de arte. Creció en un apartamento situado en la misma calle de la famosa discoteca Studio 54. Su educación se la repartieron el Liceo Francés de Nueva York, el exclusivo Spence School, donde también estudió Gwyneth Paltrow, y un internado suizo.

Además, cuando Michelle da declaraciones para algún medio, siempre llega acompañada de abogados que se aseguran de que no se nombre ninguna marca comercial, para no tener problemas legales. Esto puede parecer otra extravagancia más, pero la verdad es que ella es una brand consultant (asesora de marcas de moda en la creación, diseño y compras) y cofundadora de CB LLC, una de las empresas de cosméticos más importantes de Estados Unidos.

En medio del misterio con el que adorna su vida, hace unos días les contó a sus más de 20 mil seguidores en Twitter que anda emocionada con un nuevo negocio, en el que estarán involucrados nuevos talentos de la moda en Europa.
LO MÁS VISTO