Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Gwyneth Paltrow, la más odiada

Gwyneth Paltrow, la más odiada

Revista Jet-Set

En cuestión de una semana, la actriz de Hollywood fue escogida como la mujer más hermosa del mundo por la revista People y la celebridad más detestada por los lectores de la revista Star.
Es la más bella porque en la gala de los Oscar siempre se corona como la reina del glamour. En el 2012 se llevó todas las palmas con este diseño de Tom Ford. Foto: Look Press Agency
Por: 8/5/2013 00:00:00
A los 40 años parece de 30 y encabeza la lista de las que no envejecen en Hollywood. Es flaca, alta y rubia, y en el star system actual esta ganadora del Oscar solo merece papeles protagónicos junto a los actores más guapos y exitosos, en cintas taquilleras como Iron Man, cuya tercera entrega se estrenó por estos días. La cámara la adora y por eso también nunca le faltan los contratos como imagen de grandes marcas de moda y belleza como Estée Lauder, Coach y Max Factor. Ya perdió la cuenta de las veces que ha sido portada de Vogue, Harper’s Bazaar o Elle, y siempre está en el podio de la alfombra roja, vestida por las grandes casas de Nueva York, Milán y París.

Para rematar, es una exitosa autora de libros de cocina que son best sellers de The New York Times. Con todos esos puntos a favor, lo único que le faltaba era que People la eligiera como la Mujer Más Bella del Mundo, como finalmente acaba de suceder. “Ella es un reflejo de la esposa y la mujer que equilibra su vida personal con su carrera”, dijo Larry Hackett, jefe de Redacción de la revista, al explicar las razones de la escogencia. Él también mencionó que es una mujer con los pies en la tierra, muy dedicada a su familia, además de que luce fantástica. La actriz, en efecto, hace gala de una atlética figura, conservada a base de un estricto régimen de comida vegetariana y ejercicio con Tracy Anderson, la entrenadora personal favorita de las grandes estrellas.

Apenas se conoció la esperada portada de People con Paltrow como la más bella, los aplausos no se hicieron esperar, al igual que las agrias críticas, que cobraron en Twitter un cariz casi que de matoneo, aunque a esta niña bien de Hollywood (su padre era el productor Bruce Paltrow y su madre la actriz Blythe Danner) lo que piensen los demás de ella poco le importa, según ha dicho.

Lo curioso es que días antes, una encuesta que realiza anualmente la revista Star, competencia de People, y que responden con mayor ahínco las lectoras, había ubicado a la actriz de Shakespeare in Love como la Celebridad Más Odiada. Por ello debe entenderse a fin de cuentas “envidiada”, ya que las mismas razones por las que People la eligió como la más bella vienen a ser en el fondo las causas de tanta saña. No hay que olvidar que las mujeres son las peores jueces de sus congéneres, en especial si son delgadas, millonarias, divinamente vestidas, viven en una mansión de más de cinco millones de dólares y han sido amadas por Brad Pitt, Ben Affleck y una estrella de rock (el sueño de amor de tantas) como su esposo, Chris Martin, integrante de la banda Coldplay. Todos esos requisitos los llena Gwyneth.

Quienes dicen odiarla, la acusan de arrogante porque da consejos sobre los más variados aspectos de la vida en su página web Goop. Muchas lectoras que no tienen ni una centésima parte de su fortuna, quedan rojas de la furia porque ella, muy olímpica, les enseña que un buen ajuar básico de primavera no sale por menos de 450 mil dólares (casi 830 millones de pesos). El ropero incluye jeans de 200 dólares (más de 360 mil pesos) y hasta estuches para el iPad marca Valentino de 795 dólares (casi millón y medio de pesos). También deja viendo un chispero con sus recetas de cocina, que poco tienen que ver con aquello de la economía doméstica. Una omelette de huevos de pato a lo Gwyneth, por ejemplo, cuesta el equivalente a 56.000 pesos; unos deditos de pescado para los niños, 130 mil, y el ayudante de cocina que recomienda para sus nutritivos batidos, casi un millón.

Así People diga que tiene los pies en la tierra, quienes quisieran sacarle los ojos a Gwyneth se tuercen de la ira cuando ella afirma que solo deja que sus hijos, Apple, de 8 años, y Moses, de 7, vean televisión en francés y español. Lo que sí desmiente es el malévolo rumor de que les prohíbe los carbohidratos y que los hace comer desnudos frente al espejo.

Sus detractores ni siquiera mostraron un poquito de simpatía con ella cuando dijo que era muy grato ser nombrada la más hermosa, pero que eso no es verdad. Tampoco le han querido reconocer sus visos de menosprecio y burla hacia sí misma, ya que asegura que en casa se la pasa con unos pantaloncitos cortos, anchos y poco glamourosos, carilavada y con el pelo hecho un desastre; tanto, que cuando su esposo la ve arreglada para la alfombra roja pone cara como de: “¡Guau, tú eres Gwyneth Paltrow!”.
LO MÁS VISTO