Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Gwyneth Paltrow ¿Una infiel en serie?

Gwyneth Paltrow ¿Una infiel en serie?

Revista Jet-Set

La actriz está removiendo cielo y tierra para evitar que Vanity Fair publique la historia de cómo engañó a su esposo, Chris Martin, con el esposo de la modelo Elle Macpherson.
La actriz es la esposa del cantante de Coldplay, Chris Martin, desde 2003. La prensa rosa asegura que su matrimonio no convencional atraviesa por una crisis. Se ven poco y duermen en cuartos separados. Foto: The Grosby Group
Por: Edición 2716/11/2013 00:00:00
Hace rato, los amigos de Gwyneth vienen recibiendo mensajes electrónicos inusuales de su parte. No se trata de comentarios sobre la próxima alfombra roja o de cómo han crecido sus niños, sino pidiéndoles un gran favor: no hablar de ella con la revista Vanity Fair. “Si les piden declaraciones o comentarios, por favor, niéguense”, se lee en uno de los e-mails, de acuerdo con Page Six, suplemento de farándula del diario The New York Post. La publicación asegura que está en capacidad de informar qué es lo que a ella tanto le preocupa que se sepa: su supuesto romance adúltero con Jeff Soffer, un millonario corredor de finca raíz de Miami, donde hace parte de la crema y nata de la alta sociedad.

El chisme se ha oído de tiempo atrás, pues ya el propio The New York Post había dado cuenta de él mucho antes de que Vanity le encomendara a la cronista Vanessa Grigoriadis auscultar a fondo la vida de Paltrow. El objetivo de la pesquisa, al parecer, es mostrar qué tanto hay de cierto en esa vida perfecta que ella proclama. En efecto, la bella rubia es considerada, a partir de encuestas, la famosa más odiada (es decir, envidiada) por su eterna juventud, su figura esbelta, su elegancia y su carrera actoral, que a lo largo de dos décadas la ha mantenido en el podio de las leading women de Hollywood.

Gwyneth, quien como hija del director y productor Bruce Paltrow y la actriz Blythe Danner es vista como miembro de lo que algunos suelen llamar “la realeza” de la meca del cine, se destaca además como un modelo de madre y esposa, debido a su matrimonio impoluto con Chris Martin, cantante de la agrupación Coldplay, con quien tiene dos hijos, Apple y Moses, a quienes está criando con estándares que muchas de sus congéneres quisieran copiar. Así mismo, se ha ganado el estatus de gurú del buen hogar, por medio de su web Goop, donde ofrece todo tipo de recomendaciones que a veces, también es cierto, le han valido rechiflas porque son escritas con el criterio de una multimillonaria como ella y no para las amas de casa de a pie.

Pues bien, mucho de esa historia rosa se desvirtuaría si una publicación tan prestigiosa como Vanity Fair comprueba con testigos, con nombres propios, el amorío de la estrella con Soffer, el cual fue desmentido por el representante de la actriz y él mismo en un comunicado al Post. De todos modos, ya existe una versión según la cual el romance estaba en su punto más ardiente en 2008. Ese año, él invitó a Gwyneth a la reinauguración de su resort Fontainebleau, en Miami Beach, y la hospedó en su mansión de 14 millones de dólares.

La actriz, conocida por cintas como Iron Man y Shakespeare enamorado, lució ese día un minivestido muy escotado. Luego del coctel en el hotel se marchó con su supuesto amante a una fiesta de la marca Victoria’s Secret y “se encerró con él en una zona reservada”, afirmó el Post. La revista In Touch, por su parte, asegura que en esa ocasión Paltrow y Soffer no se dejaron pillar en público, pero que asistieron a varias fiestas privadas en las que se mostraron tomados de la mano junto a sus amigos. La relación se terminó cuando Soffer empezó a salir con la top model Elle Macpherson, su actual esposa.

Al rumor de la infidelidad de Gwyneth se le suma el chisme de que su matrimonio con Martin está en crisis desde hace al menos un año. Los constantes compromisos profesionales de cada uno los han alejado, explica In Touch, a tal punto que duermen en cuartos separados.

Interrogado sobre el barullo que ha desatado la investigación de Vanity Fair sobre la artista, el editor en jefe de la revista, Graydon Carter, le dijo a The Times, de Londres, que la reacción de ella lo ha animado más a seguir con la idea. “Algunos famosos creen que viven en un cono de celebridad que los protege. Pero eso ya no se da en Los Ángeles. (…) Es decir, puedes ser una estrella de cine y pasar décadas sin ser objeto de una mención vergonzosa en una revista solo si llevas una vida normal y discreta”. Así las cosas, la historia va porque va y no sería la primera al respecto, ya que en los años 90 se habló de los cuernos que les puso Paltrow a novios célebres como Brad Pitt y Ben Affleck.
LO MÁS VISTO