Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Guía práctica para hablar con los ángeles

Guía práctica para hablar con los ángeles

Revista Jet-set

María Elvira Pombo es una de las personas que más saben de ángeles en Colombia. Por su consultorio en Bogotá pasan mensualmente cientos de pacientes, muchos de ellos famosos, para que les ayude desde conseguir marido hasta curarse del cáncer.
Esta exitosa administradora de empresas dejó su carrera hace doce años para dedicarse a la terapia con los ángeles. Ella le enseña a la gente a hacerle caso a la intuición, limpiar sus chacras y pedir milagros. Foto: Imagen Reina/13.
Por: 1/3/2013 00:00:00
“Me acerqué a los ángeles en un momento de crisis en mi vida”, dice María Elvira. Después de doce años de una ascendente carrera en el Citibank le cambiaron el jefe y nunca se entendió con él. Empezó a sentir que ya había cumplido un ciclo en la empresa, pero pensaba que no podía trabajar en otra cosa. En medio de su desesperación viajó a Estados Unidos, entró a una biblioteca y le pidió a los ángeles que si verdaderamente existían, le dieran una señal de qué camino debía seguir. “Después de esperar media hora, cuando ya me iba a dar por vencida, entró una señora con un niño en brazos y me tumbó un libro en los pies”. El libro se llamaba Guía divina, cómo hablar con Dios y con tus ángeles de la guardia, de Doreen Virtue, gurú norteamericana en este tema. Luego del mensaje celestial buscó a la autora para hacer un curso con ella, y obtuvo el título de Angel Therapy Practitioner. Regresó a Bogotá, renunció al banco y en el 2002 abrió su consultorio para enseñarle a la gente a comunicarse con estos “seres de luz”.

La terapia, básicamente, se realiza a través de la comunicación que María Elvira establece con los ángeles del paciente. Ellos van proporcionándole información de todo tipo, hasta que ella puede acceder a detalles muy privados de la vida de esa persona. Las respuestas las encuentra en forma de imágenes mentales y sensaciones físicas. “Por ejemplo, veo ‘flashazos’ de matrimonio y empiezo a sentir angustia o felicidad, dependiendo de la situación”. Asegura que cada terapia lleva el sello de quien las dirige. “En mi caso se nota que trabajé en el sector financiero durante años. A mis pacientes les pongo tareas y objetivos”. Sin embargo, lo que realmente le interesa a María Elvira es dejar claro que la comunicación con los ángeles no es un don exclusivo, y que cualquier persona puede hacerlo, “es cuestión de desearlo”.

Según Pombo, todos tenemos un “kit básico” que está compuesto por dos ángeles de la guarda, un arcángel, un maestro (el guía de su religión) y un guía espiritual (un ser querido fallecido). Su primera recomendación es pedirles señales, pero para que funcione hay que saber hacerlo. “Uno a los ángeles no les pide que pase algo específico porque no te lo van a dar, hay que pedirles un bienestar. En lugar de decirles ‘quiero que Juanito me quiera’, hay que decirles ‘quiero una pareja que me haga sentir bien’ o ‘un trabajo donde me sienta valorado’. Tengo un ejemplo de una joven que llegó a mi consultorio a preguntarme si se casaba o no y le respondí: ‘En principio, si tienes que preguntar eso por ende la respuesta es no, sin embargo pídeles a los ángeles que te manden una señal’. Ese día llegó a su casa, prendió el televisor y había una novela donde un señor le estaba diciendo a una señora ‘no te cases, por favor no te cases’”.

Los ángeles siempre se dan sus “mañas” para hacerse entender, puede ser a través de mensajes en televisión, partes de una conversación, de los sueños o incluso de avisos publicitarios. “Una vez estaba perdida en Bogotá y le dije a los ángeles: ‘Si estoy por el camino correcto, mándenme una señal’, de repente se prendió el letrero de una panadería que se llamaba arcángel San Miguel”.

En cada sesión es testigo de milagros. “Hemos visto casos de mujeres que quedan embarazadas después de que un médico les había dicho que no podían tener hijos o gente que se sana del cáncer”. Explica que la enfermedad física se produce generalmente por un bloqueo energético que se deriva, a su vez, de uno emocional. Cuando la persona libera el bloqueo emocional libera también el físico. “El poder de sanación está en cada uno, yo no sano a nadie. La gente que se jacta de sanar a otros está actuando desde el ego”.

Antes de terminar la entrevista, María Elvira reveló un mensaje que los ángeles tenían para los lectores de Jet-set: “Todos los seres humanos merecen ser felices, no hay que hacer mucho, solo tienen que confiar en ustedes mismos. Como es adentro es afuera, su mundo exterior es un reflejo de cómo se sienten. Si se quieren y admiran, todo lo demás fluirá”.

Otros que se comunican con los ángeles
Viena Ruiz
“Hace cinco años estaba en una búsqueda espiritual, pero no había podido encontrar algo con lo que hiciera clic. El año pasado me metí al curso de terapia de ángeles con María Elvira y eso fue como un renacer. Ella te ayuda a saber que Dios y los ángeles están de tu lado y que no es necesario hacer un rito exagerado para sentirlos. Todos los días medito, hago los protocolos que me enseñó María Elvira, que son intuición, limpieza y comunicación; desbloqueo mis chacras y después pido milagritos. Por ejemplo, siempre había querido ver la cima de la Sierra Nevada de Santa Marta, pero nunca había podido. Un día estábamos en un barco y le pedí al arcángel Uriel que la despejara. De repente la cima se destapó cinco segundos, fue mágico. Muchos podrían decir que es una coincidencia, pero con todo lo que he vivido tengo claro que no existen. Hay gente que no cree en los ángeles, pero como diría María Elvira, esto no es de creer, es de experimentarlo. En un futuro me encantaría abrir mi consultorio de ángeles”.

Cristina de Echavarría
“Conocí a María Elvira en enero del 2012 y con la terapia con los ángeles me empecé a curar del cáncer. Antes estaba estancada en el tratamiento, la quimioterapia no me estaba haciendo efecto. Después de hacer los cursos y sanaciones con María Elvira todo empezó a evolucionar, hasta que un día ella me dijo: ‘Usted ya está sana’. Evidentemente me hice un chequeo y no tenía nada, los médicos quedaron sorprendidos porque nunca les había pasado algo así. María Elvira canaliza los ángeles de una forma constructiva y te hace saber qué necesitas en tu vida. Por medio de ella, los ángeles me revelaron cosas que jamás le había contado a nadie. Cada que voy a consulta ella me dice: ‘¿Qué está pasando con tal cosa? ’, y yo pienso pero cómo sabe si no he abierto mi boca. Es impresionante. Yo siempre había creído en los ángeles, pero no sabía que estaban tan pendientes de mí. Ahora los uso para todo: para sanarme, para el perdón, para conseguir un taxi, para ver qué me pongo. Desde cosas muy triviales hasta otras muy profundas”.

Isabel Cristina Estrada
“Clara, mi hermana, conocía a María Elvira y hace muchos años me había hablado de ella. Yo siempre había querido ir, pero no me atrevía porque pensaba que eso era para gente con problemas. Sin embargo, me decidí y fui. Cuando María Elvira le entrega a uno esos mensajes tan hermosos que le mandan los angelitos se siente una plenitud y una tranquilidad incomparable. Te reitera que vas por buen camino y que tienes que seguir tu intuición. Todos los días los saludo, les rezo la oración del ángel de mi guarda y les pido cosas, especialmente por la salud de mi familia. Pienso constantemente en ellos para que me iluminen y me guíen en la toma de decisiones. Mi esposo, Lucas Arnau, también va a terapia con María Elvira. Los dos somos muy creyentes. Esto te ayuda a mejorar tu vida en pareja, la personal y la laboral. Seguramente cuando algunos lean este artículo van a decir ‘esa pelada está rayada’, pero lo importante es creer en algo y que te funcione”.
LO MÁS VISTO