Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

George Clooney es gay y su novio es su peluquero

George Clooney es gay y su novio es su peluquero

REVISTA JET-SET

Una nueva biografía revela secretos del largo amorío del actor con el estilista Waldo Sánchez e insiste en que su matrimonio con Amal Clooney es una fachada para cumplir su ambición de ser presidente de Estados Unidos.
Allegados a George dicen que se murmura que es gay porque es muy afectuoso con amigos como Jean Dujardin, como se nota en esta instantánea de 2014.
Por: Revista Jet-Set27/7/2016 00:00:00

En los años noventa, Clooney no solo saltó a la fama por su papel del irresistible doctor Doug Ross, en la serie Sala de emergencias, sino que conoció a su gran amor, el italiano Waldo Sánchez. Su primer encuentro sucedió en el parqueadero de un estudio de televisión y desde entonces han sido inseparables. Al principio, estudiaron actuación juntos y luego Sánchez se volvió peluquero, lo cual los unió más, ya que Clooney lo ha tenido como su estilista todos estos años, en los que han trabajado en más de 25 producciones.

Así lo sostiene George Clooney: une ambition secrète (George Clooney: una ambición secreta), biografía publicada en Francia por las periodistas Maëlle Brun y Amelle Zaïd. Ellas aseguran que si algo las sorprendió al emprender la obra, que les tomó dos años de investigación, fue el misterio que envuelve a Sánchez. No existe el menor rastro de él en las redes sociales ni en internet y nadie puede confirmar la autenticidad de las escasas fotos que se dice que son de él. Eso, manifiestan, resulta muy diciente, si se recuerda que el rumor de la relación es viejo.

Las escritoras admiten que no confirman la veracidad del romance pero sí que se toparon con más detalles maliciosos: pese a compartir una aparente típica amistad entre hombres heterosexuales durante dos décadas, Sánchez brilló por su ausencia en el matrimonio del actor con la abogada Amal Alamuddin en 2014 en Venecia. Al parecer, explican, a la nueva señora Clooney le abrumaba la constante presencia del atractivo peluquero en la vida del actor.

Por otro lado, en 2013, cuando rodaba Tomorrowland: el mundo del mañana, en Vancouver, el protagonista de Syriana, causó revuelo al presentarse como cualquier hijo de vecino en el restaurante de moda. La dueña del lugar reveló que había hecho la reserva bajo la identidad de Mr. Sánchez.

A las autoras también les resulta inquietante la actitud socarrona de amigos suyos de Hollywood como Matt Damon, quien en 2007 le dijo a un reportero: “Por supuesto que George es gay”, en broma. “Nada de raro tiene que me encuentren en cuatro patas en la cama con ellos. Nada me haría más feliz”, agregó Clooney, refiriéndose a Damon y Brad Pitt, quien también se hallaba presente.

Otro detalle que las desconcertó fue que cuando llegaron al lago Como, para entrevistar a los vecinos de Clooney, quien tiene una casa de veraneo allí, lo primero que les preguntaron fue si no pensaban hablar de su homosexualidad. “En Estados Unidos nadie sabe nada, mientras que en Italia todo el mundo está enterado de que a él le gustan los hombres”, se lee en la biografía. Estos infidentes contaron que lo ven en bares LGBT, que tiene una marcada debilidad por los modelos de Armani y que, antes de Amal, daba en su propiedad unas fiestas solo para homosexuales, tan memorables, que se empezó a hablar del lago Homo.

Pero igualmente opinaron personas que no creen esas historias. “Lo conozco hace muchos años y me parece que el rumor surgió porque él tiene una relación muy estrecha y visiblemente afectuosa con sus amigos Rande Gerber, Matt Damon, Jean Dujardin y otros. Es una tontería decir que por eso son gays”, apuntó una fuente.

Pero, si lo es, ¿por qué no sale del clóset, si hoy eso es tan frecuente? “Descubrimos que están en juego unas apuestas comerciales monstruosas y para un actor de su generación es complicado romper una imagen tras años de notoriedad”, le explicó Maëlle Brun al diario Le Soir, de París.

La otra gran razón por la que Clooney no dice la verdad, plantea el libro, es su pretensión, desde la infancia, de convertirse en presidente de Estados Unidos. Por eso se casó con Amal Clooney, quien según el texto, tuvo que pasar una especie de casting para que la hiciera su esposa. Porque él no deja nada al azar y toda esa aquiescencia con la prensa el día de la boda, solo fue otra expresión de su depurada estrategia de comunicación. Cuida tanto su imagen que es el único actor que no pelea con los paparazzi y les hizo firmar cláusulas de confidencialidad a sus múltiples excompañeras sentimentales como la mesera Sarah Larson y la luchadora Stacy Kiebler.

Ninguna de ellas tenía la estatura social ni intelectual de la bella abogada británica nacida en Líbano, en el seno de una adinerada familia de políticos y periodistas, para acompañar a George a citas con personajes como el presidente Obama o la canciller Angela Merkel, como ya lo ha hecho. Porque su puja para convertirse en los nuevos Kennedy, ya arrancó. Incluso, con su especialidad en derecho internacional y derechos humanos, la defensora de personajes como Edward Snowden, el fundador de WikiLeaks, subsana las lagunas académicas de su esposo, quien no tiene una carrera universitaria.

“Más que una pareja, ellos conforman una asociación cuyo fin es el gana-gana, porque Amal también aspira al poder y por eso no se esconde de las cámaras. Dan la impresión de que duermen y se levantan juntos todos los días, pero no es así. Se calcula que en los dos primeros meses de su matrimonio solo se vieron tres veces, porque ella vive en Londres y él en Los Ángeles”, señala la periodista Brun.

Se ven tan poco que no han podido concebir un hijo, un requisito fundamental para colmar sus ambiciones, pues los gringos no quieren tanto un presidente o una pareja en la Casa Blanca como a una familia. Por lo demás, el camino para este supuesto matrimonio de fachada parece expedito al palacio presidencial. Si un antipático como Donald Trump está a punto de ganar las elecciones, ¿por qué no lo lograría el actor más guapo, deseado y carismático de Hollywood?

LO MÁS VISTO