Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

En rojo y azul, así fue la boda de María Paz Gaviria y David Barguil en Bogotá

En rojo y azul, así fue la boda de María Paz Gaviria y David Barguil en Bogotá

El presidente del Partido Conservador y la hija del expresidente liberal César Gaviria sellaron su amor el 12 de febrero en una ceremonia civil. A la boda íntima, realizada en su nueva residencia en Bogotá, asistieron 10 invitados entre familiares y amigos muy especiales. La pareja anunció que la próxima fiesta será para celebrar su enlace religioso.
Por: 24/2/2016 00:00:00

De ellos se ha dicho que son el Romeo y la Julieta de estos tiempos. David Barguil Assis es un comprometido conservador de Córdoba. Y María Paz Gaviria Muñoz creció al lado de los dos últimos jefes del Partido Liberal: su padre, el expresidente César Gaviria Trujillo, y su hermano, Simón Gaviria Muñoz, director del Departamento Nacional de Planeación. Pero el amor de esta particular pareja, que empezó el 1 de agosto de 2011 como un flechazo fulminante directo al corazón, no tiene tinte político. El único color que cabe en sus vidas es el que imprime María Paz, directora de la Feria Internacional de Arte de Bogotá (ARTBO), quien ya colmó de cuadros y esculturas su apartamento de casados.

Allí precisamente se llevó a cabo la tan esperada boda que se había anunciado desde 2014, cuando David le puso el anillo de compromiso durante un paseo en globo en San Miguel de Allende, México. La terraza de su nuevo hogar, en los cerros orientales de Bogotá, se transformó en un jardín de flores blancas, rosas y amarillas. Los invitados, que no pasaban de una decena, llegaron cumplidos a la cita para celebrar el amor.

A la una de la tarde, bajo el cielo azul capitalino, apareció la novia tomada del brazo de su padre. Ella elegantemente ataviada con un tocado y traje blanco arriba de la rodilla de Leal Daccarett. Él orgulloso y sonriente con la corbata roja que su hija le cambió a última hora, “porque era suficiente con la azul que llevaba David”, bromeó María Paz. La alegría y el buen humor fueron acompañados por las notas del violín y el arpa que interpretaba Salut d’amour de Edward Elgar. Las miradas de los novios se llenaron de lágrimas de felicidad. Todos celebraban porque se cumplía un propósito que ya no se podía aplazar más. El 31 de diciembre del año pasado se habían prometido empezar el año casados y mudarse al apartamento que llevaban dos años remodelando y les fue entregado un día antes de la ceremonia.

Después de que Wilma Zafra Turbay, notaria 25 de la capital del país, oficializó la unión, la música siguió llenando el espacio con las suaves notas de Meditación de Thaïs de Jules Massenet. Todo estaba justo como lo habían planeado: Colorido, alegre y sobre todo discreto. Las mismas características con las que describen su relación. “Eres la mujer con la que quiero pasar el resto de mi vida”, le dijo David a su esposa con la copa de champaña arriba. Brindaron por el amor. Ya sentados a la mesa decorada con la vajilla y el mantel bordado por artesanas de Damasco que Ana Milena Muñoz de Gaviria, madre de la novia, había destinado especialmente para este momento, sirvieron el menú. Los piqueos fueron aborrajados de cangrejo azul, vieiras a la plancha con puré de coliflor y quinoa crocante, y rillet de pato sobre tostas. Fue un almuerzo muy largo y en familia, como les encanta estar. Cuando llegaron las sorpresas musicales para los novios (serenata de mariachis y las canciones románticas de Chabuco) ya estaban listos para la comida árabe, especialidad de la monteriana Amina Assis, madre del novio. En medio de las bromas del expresidente Gaviria, quien no dudó en decir que quien se casa con uno de sus hijos “tiene que ser un santo”, y la variedad de la música que ha hecho famosa a Ana Milena como una de las mejores DJ de la sociedad capitalina, la fiesta se extendió hasta las 10:00 pm. Los nuevos esposos pasaron su noche de bodas en el apartamento que será su residencia en Bogotá. “No podía existir una mejor manera de estrenar nuestra casa”, dijeron.

LO MÁS VISTO