Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Así fue el primer día de colegio del príncipe George de Cambridge

Así fue el primer día de colegio del príncipe George de Cambridge

REVISTA JET-SET

El heredero del trono de Inglaterra enternece de nuevo a sus futuros súbditos con su feliz debut en la educación preescolar.
El heredero del trono de Inglaterra enternece de nuevo a sus futuros súbditos con su feliz debut en la educación preescolar.
Por: 11/2/2016 00:00:00

Sin pataletas, lloriqueos ni sombra de nerviosismo, el principito de dos años y medio se lanzó a la primerísima etapa de lo que la prensa británica ha llamado su “entrenamiento como rey”. Más bien, estaba tan entusiasmado con su entrada al Westacre Montessori School, que apenas miró atrás por unos breves instantes hacia sus padres, William y Kate, duques de Cambridge, antes de entrar por las puertas del instituto.

Esa emoción y confianza, en efecto, se reflejan en las fotos que le tomó su madre para marcar una fecha tan especial, a la cual, sin embargo, no fue convocada la prensa, como sí sucedió hace 30 años cuando su padre llegó a su primer día escolar bajo la mirada de alrededor de cien reporteros gráficos. Sonriente y señalando al mural que adorna la entrada de la guardería, el príncipe de Cambridge aparece vestido con un abrigo azul acolchado, muy propicio para el invierno, y un morral.

“El primer día estuvo muy bien”, señaló un portavoz oficial, acerca de los momentos iniciales de George en la Westacre Montessori School, ubicada cerca de Anmer Hall, la casa que los duques y sus hijos habitan en Norfolk, donde William trabaja actualmente como piloto de la East Anglian Air Ambulance. La guardería funciona en lo que fue una capilla en el pasado y, como su nombre lo indica, sigue el método educativo creado a comienzos del siglo XX por la italiana Maria Montessori. El programa “se enfoca especialmente en la independencia y en ayudar a los niños a hacer las cosas por sí mismos y a tomar sus propias decisiones”, de acuerdo con el Maria Montessori Institute. Así mismo, propende por enseñarles habilidades prácticas y a compartir y colaborar con los demás.

Acorde con ello, en su estreno como alumno, el bebé real aprendió sus primeras responsabilidades: colgar su abrigo y morral, y cambiarse los zapatos de calle por las pantuflas que el plantel exige para mantener el tapete libre de polvo o barro, y evitar que se maltraten los pies con los pisotones entre niños, le explicó a People Louise Livingstone, directora de entrenamiento del Maria Montessori Institute, donde se prepararon algunos de los maestros que recibieron a George en Westacre. “Gradualmente, él será capaz de hacer esas cosas mientras charla con sus compañeros”, concluyó la instructora.

De acuerdo con el Daily Mail, el tercero en la línea de sucesión al trono recibirá el mismo tratamiento que sus 19 condiscípulos en el preescolar, al cual asiste dos horas al día, dos o tres veces a la semana y solo mientras la familia está en Norfolk, ya que a veces se traslada al Palacio de Kensington, su residencia oficial en Londres.

La elección de Westacre sugiere que la educación de George seguirá los pasos de la de su padre, la cual también se inició en un instituto Montessori, la Mynor’s Nursery, en Londres. El duque, como se recuerda, fue el primer heredero del trono británico en iniciar su más temprana educación fuera de palacio, un logro de su madre, Diana de Gales, la popular princesa fallecida hace 18 años, quien había sido maestra del Young England Kindergarten, otro instituto Montessori, antes de casarse con Carlos, príncipe de Gales, hijo mayor de la reina Isabel II.

Expertos en realeza británicos prevén que si la idea es replicar el modo en que Diana educó a William, de Westacre el principito pasará a la Wetherby Pre-Preparatory School y a Ludgrove School, un internado al que el duque de Cambridge ingresó cuando solo tenía 8 años.

El “efecto George”, por supuesto, no se hizo esperar: las cerca de 700 guarderías Montessori del Reino Unido se vieron desbordadas de solicitudes, mientras que la chaqueta John Lewis, que llevaba el futuro rey de Inglaterra en este memorable día, se agotó en los almacenes.

LO MÁS VISTO