Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Leonardo DiCaprio y Kate Winslet, 20 años de amistad

Leonardo DiCaprio y Kate Winslet, 20 años de amistad

REVISTA JET-SET

Han pasado dos décadas desde que rodaron Titanic y sus protagonistas siguen fieles a un cariñoso vínculo con visos de amor platónico.
En la pasada entrega de los Oscar, Kate estuvo con Leo para presenciar como por fin recibía el trofeo a Mejor actor principal. Ambos fueron galardonados con la estatuilla tras cinco postulaciones fallidas.
Por: 10/3/2016 00:00:00

“Leo y Kate son tan lindos”, trinó una fan en Twitter, mientras se entregaban los trofeos de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood el 28 de febrero. Ella no es la única que lo cree así, sino millones de admiradores que se enloquecen cada vez que aparecen juntos. Por eso, como lo señaló Guy Kelly en The Daily Telegraph, por encima de las controversias raciales, la ropa de la alfombra roja, el sarcasmo y los tintes políticos del show, los verdaderos protagonistas de la noche fueron ellos, al celebrar este año dos décadas de amistad iniciada en el rodaje de Titanic, con la proclamación de DiCaprio como el Mejor actor principal. A pesar de ser uno de los actores más taquilleros de la meca del cine, el trofeo le había sido esquivo tras cinco postulaciones previas. Es quizá uno de los reconocimientos más esperados en la historia reciente del cine.

Allí, en primera fila del Dolby Theatre, estaba Kate, con lágrimas en los ojos, para oírlo pronunciar su discurso de aceptación de la estatuilla. Después, tras bambalinas, se fundieron en un emocionado abrazo porque ya cada uno tiene su Oscar, otra coincidencia entre las tantas que los unen.

Leo y Kate, entonces de 22 y 21 años respectivamente, no eran las arrolladoras estrellas de hoy cuando James Cameron los eligió como protagonistas de Titanic, la cinta sobre el hundimiento del famoso trasatlántico británico. “La película fue un experimento para nosotros, que veníamos de hacer todas esas películas independientes. A mí me encantaba ella como actriz y me dijo: ‘Hagamos esto juntos, nosotros podemos’. Lo hicimos y aquello se convirtió en algo que no hubiéramos podido prever”, le dijo hace poco el actor al portal Deadline.

En contraste con ese optimismo de Winslet, los productores creían que el filme necesitaba el poder de la fama de un actor como Matthew McConaughey, pero Cameron se quedó con Leo. Las escenas a bordo de un modelo a escala del barco comenzaron a realizarse en septiembre de 1996 en los estudios de Fox en Rosarito, México. Allí, trabajar juntos volvió a los protagonistas aún más cómplices y para el final de la filmación eran grandes amigos. Su primera batalla en común fue capotear los augurios de desastre de los ejecutivos, furiosos porque la cinta se pasó de presupuesto, hasta alcanzar los 200 millones de dólares, y la producción duró 160 días, cuando lo previsto eran 138.

Todo eso, en últimas, valió la pena: Titanic gustó tanto en los cinco continentes, que fue la primera cinta en recaudar mil millones de dólares. Figuró como la más taquillera de la historia por una década, hasta que Avatar la desplazó al segundo lugar en 2009.

Así, los intérpretes de los inolvidables Jack Dawson y Rose DeWitt Bukater, de Titanic, se convirtieron en dos de los actores más rentables del mundo, en carreras paralelas que además han merecido el favor constante de la crítica. Ambos fueron frecuentes candidatos fallidos al Oscar, con cinco postulaciones previas cada uno, hasta que en la sexta se les cumplió el anhelo. Kate, quien en 2009 fue elegida como Mejor actriz principal por su papel en The Reader, estuvo nominada por séptima vez este año, en la categoría de Mejor actriz de reparto, por su actuación en Steve Jobs.

En lo que en sus vidas no han sido muy parecidas es en el amor. Mientras que la estrella inglesa se ha casado tres veces y tiene tres hijos, Leonardo sigue siendo un playboy seductor de modelos rubias, entre ellas Gisele Bündchen, y espléndido anfitrión de fiestas en yates privados en las que la mayoría de los invitados son bellas y espigadas jovencitas. No faltan los maliciosos que se preguntan si, en el fondo, no es este un caso típico de amor platónico ante la química que exhalan juntos y el modo en que se expresan su afecto mutuo en entrevistas o discursos. Ella dice que él es “mi amigo más íntimo en el mundo”, al tiempo que Leo la llama “my homegirl”, lo que en el lenguaje coloquial colombiano sería ‘mi parcera’.

Como lo señaló The Telegraph, si en Titanic Jack y Rose no pudieron cumplir la promesa de no separarse jamás, en la vida real sus intérpretes siguen unidos en la amistad y ahora en el hall de la fama de los prestigiosos Premios Oscar.

LO MÁS VISTO