Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

El príncipe Harry de Inglaterra, un niño grande en Africa

El príncipe Harry de Inglaterra, un niño grande en Africa

REVISTA JET-SET

El príncipe pelirrojo jugó rugby, bailó hip hop y dejó salir al payaso que vive en él, durante su reciente visita a Lesotho y Sudáfrica.
El rugby es uno de los deportes favoritos de Harry, quien fue presidente honorario del reciente campeonato mundial que se realizó en Inglaterra.
Por: 17/12/2015 00:00:00
El hijo de lady Di siente una fascinación tan especial por África, que su biógrafa Katie Nicholl piensa que nada tendría de raro que estableciera allá su residencia en el futuro. El que para muchos es el gran amor de su vida, Chelsy Davy, es del continente, y este año él pasó allá el verano, oculto de la mirada pública. La muestra de que el lugar está muy prendido en su corazón es que, en menos de tres meses de aquellas largas vacaciones, regresó y parecía sentirse como en casa. 
Se trataba de una visita oficial a Lesotho, quizá el país africano que más quiere, y a Sudáfrica, pero él supo despojarla del acartonamiento del protocolo. Muy popular entre los niños, a quienes dedica la mayor parte de su trabajo humanitario, compartió sus juegos y hasta se descalzó para practicar rugby, en un gesto que pasó por encima de la etiqueta de la realeza. Harry también mostró sus dotes de bailarín, un talento muy caro a su familia, y en más de una ocasión arrancó carcajadas al público con sus payasadas. Sus anfitriones, además, elogiaron su buena onda: “Es un privilegio haberlo tenido aquí, para ver lo humilde que es. Él se comportaba como el compadre de todos”, señaló John Smith, gloria del rugby sudafricano y presidente del club Sharks Rugby, de Durban, con cuyos pequeños miembros el príncipe jugó un partido.
El recorrido tuvo también varios momentos muy emotivos, como su reencuentro con Mutsu, un niño del que se hizo amigo hace 11 años en un orfanato de Lesotho. Otro íntimo que volvió a ver fue el príncipe Seeiso, hermano del rey Leitsie III, y con quien fundó Sentebale, organización que trabaja por los pequeños afectados por el VIH-sida.
El nieto de la reina Isabel visitó varias instituciones benéficas que él apoya, incluidas las de defensa de la amenazada naturaleza africana. A propósito, causó mucho revuelo la imagen que él compartió en Instagram del cadáver de un rinoceronte muerto por cazadores furtivos y la que lo muestra abrazando una elefanta sedada, también víctima de los ataques.
Así como tuvo tiempo para escuchar y entretener a los más humildes, Harry incluyó en su agenda reuniones con celebridades locales, como el arzobispo Desmond Tutu, destacado activista contra el apartheid en Sudáfrica, y por supuesto, con el pintoresco presidente de ese país, Jacob Zuma, cuya esposa, Thobeka Madiba-Zuma, al igual que Graca Machel, la viuda del fallecido expresidente y premio nobel de Paz, Nelson Mandela, estaban encantadas con él.
LO MÁS VISTO