Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

El loco tour del artista colombiano Juanes

El loco tour del artista colombiano Juanes

REVISTA JET-SET

El inicio de la gira Loco de amor del artista colombiano dejó un mosaico de imágenes que muestran su bacanería paisa y un tras escena al lado de estrellas como Santana y Robbie Williams. Estas fotografías resumen un recorrido de 33 mil kilómetros por Europa y algunos lugares de Estados Unidos.
Juanes sacó al Teatro Real de Madrid del formalismo de los espectáculos de la ópera y de la música clásica. Según la prensa española, el público se levantó de las sillas y lo vitoreó, una expresión sin precedentes en este templo de la cultura.
Por: 13/8/2015 00:00:00
Si algo se parece a las giras de Bob Dylan y The Rolling Stones, en los inicios de sus carreras, es el Loco de amor tour de Juanes, en Europa. El recorrido se hizo por vía terrestre en medio de la camaradería de la banda y entre conversaciones que hacían referencias al viejo blues, el rock and roll de Elvis, el sonido ecléctico de los años 70 y, por supuesto, el folclor colombiano que se casó con la guitarra eléctrica del artista paisa.
Mick Jagger impulsaba a sus chicos a hablar disparates, de recuerdos y de trivialidades entre amigos. Y así lo hizo Juanes a lo largo de un viaje de casi 33 mil kilómetros por ciudades como Madrid y Barcelona, en España; Oberhausen, Hamburgo y Berlín, en Alemania; Locarno, en Suiza; París y Ámsterdam. Loco de amor implicaba el desafío de demostrar que el cantautor colombiano se mantenía vigente en un mercado que sufrió cambios irreversibles por la caída de las ventas de los discos. Con la claridad frente a esta situación, Juan Esteban Aristizábal se la jugó toda en una serie de conciertos en estadios y recintos europeos.
En Madrid, el compositor de La camisa negra se presentó en el Teatro Real, en un evento que congregó a 1700 asistentes y ha sido susceptible de analizar como la profanación a este templo de la música de conservatorios, por donde solo habían pasado cantantes de ópera e intérpretes del género clásico. 
Dentro de las estrictas normas protocolarias de la sala cultural en mención, las personas no estaban acostumbradas a levantarse de las sillas, pero con Juanes lo hicieron y hasta lo vitorearon a la usanza de los auditorios más populares, como en el caso de la playa Puerto Fórum de Barcelona que fue el epicentro de The Hard Rock Rising Festival. 
En este escenario natural de las rumbas electrónicas, unas 15 mil personas le regalaron aplausos y elogios. Cómo no hacerlo cuando su impecable espectáculo, reseñado por la prensa ibérica, estuvo a la altura de las estrellas con las que compartió tarima: Avicii, Kings of Leon, Lenny Kravitz y Robbie Williams. 
La gira por el Viejo Continente lo reencontró con uno de los ídolos de su niñez, Santana, a quien convirtió en uno de sus amigos cuando se consagró en el show business mundial. Estos dos monstruos del rock americano cantaron el tema La flaca en Alemania. 
Durante las presentaciones, su hit radial y de ventas A Dios le pido retumbó en Israel, Holanda, Alemania, Italia y Francia, donde hizo varias paradas musicales que marcaron la antesala del concierto que le ofrecerá al papa Francisco durante su visita oficial a Filadelfia, Estados Unidos. Con seguridad esta canción estará en el repertorio que escuchará el Santo Padre, incluyendo tentativamente otras dos como Juntos y Es tiempo de cambiar. 
Mientras llega este hito en su carrera profesional, el paisa continuó el Loco de amor tour en la nación del Tío Sam, con un arranque que estuvo en los reflectores de los medios por su participación en el programa Jimmy Kimmel Live! que se transmite desde Los Ángeles. La gira en Norteamérica siguió entre chistes, viajes extenuantes en la madrugada y una cuota de sacrificio que implica vivir lejos de la familia.
La emoción de los aplausos del público no basta. Por eso el artista fortalece la energía y el entusiasmo con la práctica de yoga, los ejercicios en el primer gimnasio que ve, y los cuidados de la voz para no volverla frágil ante la amenaza de los cambios climáticos y de los alimentos y bebidas que producen disfonía. Solamente come pescados y vegetales para mantenerse en forma durante las dos horas que dura su concierto. En la gira siempre van la mánager del tour, Gabriela Araujo, quien ha trabajado con The Rolling Stones y Sting; y por supuesto Rebeca León, la empresaria que maneja la carrera del artista en esta nueva etapa.

LO MÁS VISTO