Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Fotos y detalles de la boda de Nicolás Moreno y Carolina Gaitán en Miami

Fotos y detalles de la boda de Nicolás Moreno y Carolina Gaitán en Miami

REVISTA JET-SET

Después de cinco años de noviazgo, el hijo de Luis Alberto Moreno, presidente del BID, se casó por lo civil con la actriz colombiana Carolina Gaitán. La ceremonia, a la que asistieron 80 invitados, se realizó en el Club Indian Creek en Miami, a orillas de la playa.
La pareja cumplió su sueño de hacer un matrimonio íntimo, al aire libre y con vista a Biscayne Bay, en Miami. Carolina lució un vestido de la tienda de diseño Tul y recogió su pelo en una trenza estilo Frida Kahlo con un tocado de flores blancas. Fotos: Cristina de la Concha. White Photography.
Por: 23/4/2015 00:00:00
Nicolás Moreno, hijo del presidente del BID, Luis Alberto Moreno, contrajo matrimonio con la actriz colombiana Carolina Gaitán. La unión civil, que tuvo lugar el pasado 11 de abril en el Club Indian Creek de Miami, contó con solo 80 invitados entre familiares y amigos cercanos. “Nicolás y yo queríamos algo muy íntimo. Si hay algo que me parece un poco triste es que a uno le presenten gente el día de su matrimonio”, dice Carolina.

La novia lució un vestido strapless de la tienda Tul, inspirado en un diseño del libanés Elie Saab. No usó velo sino que recogió su pelo con una trenza estilo Frida Kahlo con un tocado en flores blancas.

Durante la fiesta la exparticipante del reality Popstar sorprendió a su novio cantándole el bolero Contigo en la distancia, pero le cambió la letra por “Contigo en esta vida, amado mío estoy”. Luego tocó un grupo de son cubano. En la noche se fueron de afterparty al bar Do Not Sit on The Furniture, en Miami. Y es que si algo une a esta pareja es que los dos son melómanos. Nicolás es DJ y tiene un programa en la emisora La F.M., los domingos a las 9:00 de la noche, donde presenta las canciones que se lanzaron durante la semana.

La historia de amor de Carolina y Nicolás empezó hace cinco años en Bogotá. “Yo acababa de terminar con mi novio y Catalina Muñoz, mi mejor amiga del colegio, me dijo que quería presentarme a alguien que sabía me iba a gustar, pero que vivía en Londres. A la semana me llamó y me dijo que Nicolás estaba en Colombia y que esa noche iba a tocar en una fiesta. Fuimos y cuando lo vi me pareció churrísimo, pero no pudimos hablar casi porque me tuve que ir rápido, pues al otro día tenía que grabar temprano un programa de Nickelodeon”. Días después la “celestina” organizó una comida en su casa, donde se volvieron a encontrar. “Ahí me cayó gordo porque hablaba en inglés con los amigos y yo no entendía por qué, si estábamos en Colombia”.

Una semana después, Nicolás la llamó y la invitó a comer. “Me encantó porque él es un hombre tradicional, de esos que te recogen en tu casa y te dejan detalles en la portería. A la sexta salida me preguntó si quería ser su novia y empezamos una relación absolutamente divina en la que no hemos vivido juntos”. Según Carolina, él es su complemento perfecto. “Yo soy superacelerada y Nico es más calmado, solo habla cuando tiene algo importante que decir. Es culto y un apasionado del arte. Lo admiro muchísimo, no pude haber encontrado un mejor compañero de vida”.

La actriz bromea con que antes de conocer a Nicolás, en su casa no querían a ninguno de sus novios, en cambio él tuvo empatía desde el primer minuto con sus papás y con sus tres hermanas. Carolina es la cuarta de cinco hijos, el menor, Germán, murió en 2010 en un accidente aéreo, mientras realizaba las prácticas para convertirse en piloto comercial. “Me hizo mucha falta el día del matrimonio, es un ángel que tengo en el cielo”.

Carolina tiene una relación muy bonita con sus suegros, Luis Alberto Moreno y Adrianne Foglia. “Son increíbles, me quieren un montón y yo los adoro. Con Natalia, la única hermana de Nico que vive en San Francisco, también me la llevo de maravilla”, dice.

El día que cumplieron cuatro años de novios, Nicolás le entregó un anillo de diamantes que perteneció a su bisabuela y le pidió que se casaran. “Decidimos esperar un año antes de hacerlo”. Ella se lamenta que no tuvo mucho tiempo para planear su boda, pues el año pasado estaba terminando de grabar la serie Narcos, de Netflix; y Esmeraldas, de Caracol donde hace el papel de Esperanza. “Afortunadamente Nicolás me ayudó mucho, estuvo pendiente de todo y confío plenamente en su buen gusto”.

Son tantos los compromisos actorales de Carolina que la pareja tuvo que aplazar su luna de miel. Ahora está terminando de grabar la novela Celia, de Fox, y hará un papel protagónico en Las hermanitas Calle. “Después de que termine todo este voleo vamos a sacar unos días para irnos a París”.
LO MÁS VISTO