Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Shakira y Carlos Vives en bicicleta por Barranquilla

Shakira y Carlos Vives en bicicleta por Barranquilla

REVISTA JET-SET

La grabación del video La bicicleta marcó el reencuentro de Shakira y Carlos Vives, quien fue el compositor de esta canción homenaje a Santa Marta y a Barranquilla. La producción permitió que la artista currambera recorriera los pasos de su juventud en el Colegio de la Enseñanza y algunos lugares de la ciudad que fueron transformados con el tiempo. Estas son las imágenes.
Shakira y Carlos Vives grabaron algunas escenas del video La bicicleta a la altura del Parque Rosado, cerca al edificio donde viven los padres de la artista barranquillera.
Por: 10/6/2016 00:00:00

La reciente visita de Shakira a Barranquilla, donde grabó el video de la canción La bicicleta con Carlos Vives, estuvo rodeada de una serie de episodios predecibles, tal como lo pronosticó el mismo alcalde de la capital atlanticense, Alejandro Char. Como

era de esperarse, la intérprete del Waka waka convulsionó los lugares que sirvieron de locaciones para esta producción audiovisual, ante la típica persecución de los seguidores y por supuesto de la prensa que tuvo la misión de averiguar si efectivamente la artista estaba embarazada. “No estoy esperando un nuevo bebé. A los paparazzi les digo que dejen de buscar pruebas de embarazo en el basurero de mi casa”, dijo con jocosidad durante una rueda de prensa que dio en el Hotel Dann de la Arenosa.

Las declaraciones de la artista llegaron cuando los periodistas y fotógrafos estaban un poco extenuados después de rastrearla en las playas

de Puerto Velero y en el nuevo malecón de la Avenida del Río, donde grabaron el video. “¡Ah, señores!, Piqué y yo tampoco tenemos planes de boda”, aseguró la cantante con el fin de exorcizar uno de los rumores más recurrentes en el escenario de la prensa rosa europea, que cada cierto tiempo se ha encargado de especular acerca de los supuestos planes de matrimonio de ella y el futbolista del Barcelona. “Antes yo era el sol de mi familia, pero ahora me convertí en un simple satélite. Cuando me encontré con mis familiares y amigos en una reunión muy privada solo me preguntaron por mis dos hijos: Milan y Sasha. Cuando los vi, solo me decían: “¿Shaki, por qué no trajiste a los niños?”, afirmó la estrella del pop.

Barranquilla entera conoció cada uno de los pasos que dio la cantautora de Gypsy y Hips don’t lie durante su permanencia en la ciudad. En un comienzo se dijo en los medios que la cantante asistiría a la boda de su prima materna Sheyla Hemmer Ripoll e incluso que sería la madrina de este enlace matrimonial. El rumor puso a correr a los periodistas que llamaron a las iglesias y clubes sociales de la ciudad con la intención de fotografiarla, pero sin resultados exitosos para fortuna de la artista.

Durante la corta estadía en su curramba natal, la intérprete explotó toda la energía y entusiasmo naturales para recorrer las calles y dejarse asombrar por el renacimiento de una ciudad que se llenó de parques, edificios ultramodernos y centros comerciales. “Barranquilla está divina, está preciosa. Ha crecido una barbaridad”, aseguró durante el rodaje del video. Gracias a esta producción recorrió los pasos de sus días de estudiante de secundaria, cuando de la mano de su padre, William Mebarak, tocaba las puertas de los medios locales con el fin de lanzarse al estrellato.

De hecho, algunas escenas de la producción audiovisual se rodaron en las afueras del Colegio la Enseñanza, donde Shakira se graduó hace 22 años. Durante un receso, ella se encargó de guiar a Carlos Vives por los lugares más emblemáticos del plantel educativo, desde el patio de juegos, la capilla y la tienda del recreo. Allí volvió a comer corozo y mango biche con sal, un festín que fue registrado por la prensa regional en medio del inconformismo de varios comunicadores que consideraron trivial y exagerado este tipo de despliegues. “La tragedia del bus de Fundación, por ejemplo, quedó en el olvido… A un lado quedaron hechos del día que merecían más y mejor cubrimiento”, escribió Anuar Saad en su blog del periódico virtual Zona cero.

Así mismo el esquema de seguridad que estuvo conformado por cuatro camionetas polarizadas, una patrulla de la policía y varios motociclistas del tránsito generó molestia entre periodistas veteranos de la talla de Patricia Escobar, quien sacó su pliego de críticas en las redes sociales: “Creo que lo de Shakira sobrepasa todos los límites. Ella se encargó de decirle al mundo que su ciudad es más peligrosa que el Medio Oriente”, expresó a través de un mensaje en Facebook.

Mientras aparecían estos atisbos de polarización en torno a la estadía de la cantante, Alejandro Char celebraba la presencia de la artista y de Vives por el voto de confianza que depositaron en la capital atlanticense, y que de paso sirvió para proyectarla como un destino seguro y de brazos abiertos a la inversión extranjera. “Este evento nos ayudó a vender la ciudad, a hacer ciudad”, puntualizó el gobernante.

El regreso de la artista colombiana a la capital del Atlántico atizó la polémica de la hambruna que aqueja a la población infantil de la Guajira. “Es inaudito que hayan muerto 28 niños en lo corrido del año”, afirmó mientras planteaba la posibilidad de abrir un megacolegio de la Fundación Pies Descalzos en esta parte del país. “Las escuelas no son solo ladrillos. Son centros de nutrición”, dijo al tiempo que advertía que este sueño se concretará en un esfuerzo conjunto del gobierno y la empresa privada.

En Barranquilla, la artista entregó varias noticias, como la cercanía del lanzamiento de su nuevo disco y la organización de una gira mundial que incluirá varias ciudades de Colombia, incluyendo a La Arenosa. “Quiero que mis hijos me vean en un escenario”, dijo la cantante, quien apenas terminó el rodaje del video tomó su avión privado hacia España, donde la esperaba el partido de infarto entre Barcelona y Sevilla. Allá le mostró a Piqué la camiseta del Atlético Junior que le obsequió Carlos Vives como recuerdo de que ella sigue siendo una de las goleadoras del mundo del espectáculo y que, cuando juega de local, su gente se llena de orgullo.

LO MÁS VISTO