Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

El tío de Adriana Tarud es el papa currambero

El tío de Adriana Tarud es el papa currambero

REVISTA JET-SET

Este politólogo de la Universidad de los Andes y tío de la ex Señorita Colombia Adriana Tarud es uno de los nuevos personajes del Carnaval de Barranquilla. Su exitoso disfraz del papa Francisco se lo ha tomado muy en serio, tanto que lo convirtió en la imagen de una campaña que lleva meriendas a los jóvenes de bajos recursos.
El vestuario del papa barranquillero, Mario Tarud, fue creado por la modista Ada Luz Altamar, experta en disfraces de carnaval como los garabatos y las marimondas.
Por: 11/2/2016 00:00:00

El 16 de marzo de 2013, cuando el abogado y politólogo Mario Tarud se encontraba en el Salón Burrero o verbena popular de la entonces reina del Carnaval Daniela Cepeda Tarud, fue abordado por una mujer que lo llamó sin cesar: “Francisco, Francisco, Francisco”. Las personas que lo acompañaban no entendían lo que estaba sucediendo hasta que ella fue enfática y les dijo a todos: “Paren bolas que este señor se parece al papa”.

De inmediato todos lanzaron una mirada de aprobación, que fue refrendada con una expresión coloquial barranquillera: “Ñerda, este man es igualito”. Un año después de que lo bautizaron “el Papaquillero”, Tarud decidió disfrazarse de Jorge Mario Bergoglio, con una sotana creada por la modista Ada Luz Altamar, quien por igual viste garabatos y cumbiamberos. Esta versión costeña del sumo pontífice en nada se parece a otras versiones de religiosos como el que hizo el humorista Compae Mingo, quien componía cánticos gregorianos con letras de doble sentido y críticas políticas.

“Mi personaje no es burlesco. Aproveché mi parecido físico para hablar del mensaje de Francisco. Es una persona revolucionaria. Me parece sincera”, dijo este politólogo egresado de la Universidad de los Andes, quien hace diez años escribió el libro Los buenos días, un manual de convivencia humana y de reflexiones para empezar con pie derecho las actividades diarias.

El personaje de Mario Tarud está destinado a convertirse en referente de los eventos centrales del Carnaval, como sucedió con María Moñitos en su momento. Hoy, Barranquilla entera lo conoce, entre otros, un taxista que lo recogió el día de la Batalla de Flores y quien se sintió en el mismo papamóvil cuando lo trasladó hasta el cumbiódromo. “Dios escuchó mis plegarias”, dijo el emocionado conductor. “No joda, tenemos papa barranquillero y, para completar, juniorista”, gritó a todo pulmón, cuando aún no había salido del asombro. El Papaquillero ya es conocido por todos los carnavaleros, tanto que forma parte de una campaña alimentaria que ayuda a los estudiantes de bajos recursos.

LO MÁS VISTO