Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Fito Páez y Charly García: reencuentro de dinosaurios en Bogotá

Fito Páez y Charly García: reencuentro de dinosaurios en Bogotá

Revista Jet-Set

El próximo concierto de los argentinos en el Coliseo El Campín llega cargado de recuerdos y celebraciones. Sus fanáticos esperan que no se repita el desastre de 1997, cuando la lluvia, el mal sonido y las locuras de Charly les dejaron un sabor agridulce. Fito habló para Jet-set desde Buenos Aires.
Las leyendas del rock argentino Fito Páez y Charly García llegan en noviembre a Bogotá con sus giras 60 x 60 y 20 años de El amor después del amor, respectivamente. Foto: ©Maximiliano Vernazza
Por: Edición 2716/11/2013 00:00:00
Ver y oír a Charly García y Fito Páez en un mismo escenario sigue siendo el sueño de los amantes del rock en español. Cada uno anda de gira por Suramérica y la buena fortuna hizo que coincidieran en Bogotá el 15 de noviembre. Desde 2011 Charly recorre las principales ciudades del continente con el show The prostitution: 60 x 60, en el que resume sus 60 años de vida en 60 canciones. Por su parte, Fito celebra con su público los 20 años de El amor después del amor, e interpretará todas las canciones de este álbum, el más vendido en la historia del rock argentino y una obra que marcó a toda una generación.

En Colombia solo se han presentado juntos una vez y no fue la mejor experiencia, de ahí la expectativa del público por lo que pueda suceder esta vez. En junio de 1997, el show programado para las 7:00 p.m. empezó media hora tarde, y cuando al fin salió a cantar Fito, ni los amplificadores del piano ni el micrófono funcionaron. Después de otros 30 minutos de espera, volvió al escenario y el público paciente le ofreció una ovación cuando sonaron los primeros acordes de 11 y 6. La noche fue mejorando a medida que el rosarino cantaba sus clásicos. Pero cuando Charly García salió a escena fue un caos: no se podía sostener de pie, ni soltaba la botella de whisky. La crónica publicada en el diario El Clarín de Buenos Aires lo describió perfectamente: “la gente se puso más que molesta. Y más aún cuando Charly se dedicó a protagonizar su propio show: el de las piruetas escénicas corriendo de un teclado a otro, el de las frases inconexas, el de las muecas, el que no todo el mundo entiende, según los chiflidos que bajaban desde lo más alto del estadio”.

Han pasado16 años y a Charly la gente lo sigue queriendo así, loco. Al fin y al cabo es el “El padre del rock latinoamericano”, un genio de la música que ha grabado más de 40 álbumes en 30 años de carrera. Sus extravagancias ya son parte del mito. Muchos recuerdan sus declaraciones de que había visto a Dios, cuando salió ileso después de lanzarse desde el noveno piso de un hotel en Mendoza, Argentina, y cayó a la piscina. Hace dos años, el mismo Fito fue blanco de otra de sus ocurrencias, cuando Charly le dio tremendo beso en la boca durante una presentación en el Gran Rex de Buenos Aires.

Fito, quien dice ser el mayor admirador de su obra, siempre lo presenta como el hombre que le ha enseñado casi todo lo que sabe. Al preguntarle cuál es la sensación de volver con él a Bogotá después de tanto tiempo, responde: “tocar con Charly García es un premio, una fiesta y una oportunidad para cualquier músico del mundo. Él es el más grande de América, y su obra, un tesoro que deberíamos revisar seguido”.

Cumplió 50 años el pasado 13 de marzo, ¿se hace un recuento de la vida cuando se llega a esa edad?
–Se toma conciencia del paso y el sentido del tiempo. No soy una persona que haga balances, vivo el día tras día y noto cómo la vida se va poniendo mejor en muchos sentidos, por ejemplo con los hijos.

Acaba de publicar su primer libro La puta diabla, ¿allí se percibe un Fito diferente al de sus canciones? –Lo que sucedió es que muchos de los periodistas quisieron encontrar allí la historia de mi vida y me divierte eso. Hay de todo en la obra, pero no es exactamente mi biografía, es una novela.

¿Qué ha recogido en este tour de 20 años de El amor después del amor? –Las giras son lo mejor que me puede pasar. Son pura celebración, los conciertos, los músicos, el grupo de gente que me acompaña, los amigos de cada ciudad, y el repertorio, que nos encanta volver a tocar en sus versiones originales.

¿Después de la gira, qué? –Llega un disco nuevo de temas inéditos que nos dio mucha felicidad grabar. Se llama Yo te amo.

¿Qué piensa del coma en el que está sumido su colega y compatriota Gustavo Cerati?
–Lo amamos, y pienso en él en positivo. Que pase todo lo bueno que pueda pasar, eso quiero.

¿Qué es lo mejor de que su gira coincida con la de Charly en Bogotá?
–La música es todo lo que necesitamos para vivir una noche única y a eso vamos, a compartir sus canciones y las mías. En algún momento nos encontraremos en el escenario. Siempre nos ha unido el humor, los años vividos y, en mi caso, una enorme admiración.

¿Cuál es la canción que más disfruta interpretar al lado de Charly?
–¡Muchísimas! Es casi imposible elegir una sola canción en semejante repertorio, pero ahora podría nombrar Desarma y sangra. (La canción escrita por Charly está en el disco Moda y pueblo, de Fito).

¿Qué recuerda de Colombia?
–A los amigos, allí tengo gente muy querida. Cuando llego a Colombia me siento en un lugar mío. Son muchos años de girar por su país, tantos como para sentir que vuelvo a casa.
LO MÁS VISTO