Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Estos colombianos están en la onda fitness

Estos colombianos están en la onda fitness

REVISTA JET-SET

El cuidado del cuerpo y su conexión con la salud mental es la religión de estos ejecutivos y artistas. No solo son competitivos en su trabajo sino también en torneos nacionales e internacionales. El mayor reto es superarse a sí mismos y tener una vida saludable.
Por: 9/7/2015 00:00:00
Pedaleando se llega a...

Para este grupo de exitosos ejecutivos la bicicleta de ruta se ha vuelto una rutina como lavarse los dientes. Entre semana se levantan a las 5:00 de la mañana y suben a Patios o entrenan cerca de Bogotá. Los fines de semana por lo general se reúnen y hacen distancias más largas. Luis Guillermo Plata, exministro y presidente de ProBogotá, dice que el ciclismo es lo que hace unos años era el golf: “Mientras uno hace ejercicio charla con los amigos, conoce gente de distintas profesiones y planea negocios”. 
Por ejemplo, a Fernando Jaramillo, vicepresidente de Asuntos Corporativos de Bavaria, este deporte le ha servido para manejar el estrés, rendir más en el trabajo y vivir de buen humor. 
Lo mismo le pasa a Juan Carlos Naranjo, gerente de Innovación de Bavaria, quien empezó a montar en bicicleta hace seis meses después de sufrir una lesión en el ligamento cruzado anterior jugando fútbol. 
Son muy pocas las mujeres que se le miden a practicar ciclismo de ruta, entre ellas está la periodista Poly Martínez, quien organizó el Gran Fondo de Nueva York en Bogotá, una de las competencias para ciclistas amateur más importantes del mundo que se realizó en abril. “El promedio es de una mujer por cada diez hombres. Este sigue siendo un deporte muy masculino. Se siente el machismo de muchos buseteros o camioneros que lo tratan de sacar a uno de la vía, o de ciclistas que al ser sobrepasados por una mujer empiezan a pedalear como locos para ganarle”, dice. Aun así son más las ventajas que le ve a su caballito de acero: “El ciclismo sirve para levantar… la cola. Y una tusa pedaleada dura mucho menos. Usted se monta en la bicicleta llora los primeros kilómetros pero apenas ve el paisaje se le olvida el tontazo, y como uno está emberracado pedalea más rápido y mejora sus tiempos”. Según ella, la “bicitusa” les sirve tanto a las mujeres como a los hombres, lo que pasa es que ellos hablan menos del tema. 
Según el arquitecto Fernando de la Carrera: “La cicla es el mejor psiquiatra que se puede tener. Uno se sube con un problema y siempre se baja con una solución”.

Gustavo Alberto Lenis
Un ciclista de alto vuelo
Los ocho kilos que subió después de dejar de fumar lo llevaron a encontrar un “vicio” mejor: la bicicleta. El actual director de la Aerocivil en ese entonces tenía 25 años y le pidió a un primo aficionado al ciclismo que lo acompañara a comprar la bicicleta más cara, para que cada vez que aflojara en su empeño de ejercitarse, le remordiera la conciencia y el bolsillo por la alta inversión. Más tarde, su amigo Álvaro Jaramillo lo invitó a que se entrenaran en triatlón, y participó en la Copa Colombia. Pero siempre le gustó más la bicicleta por la emoción y la adrenalina que le producen las competencias. Corrió la Vuelta al Valle varias veces; el Clásico El Colombiano; y cuando trabajaba en Avianca, armó un equipo con Bavaria, que se llamaba Pony Malta-Avianca. Esa disciplina del deporte jamás la perdió, y aunque ya no compite, porque se cansó de las dietas y exigentes jornadas de entrenamiento, sale a pedalear todos los días a las 5:00 de la mañana en su Colnago italiana. “Yo no se cómo maneja el resto de la gente el estrés, el acelere y las preocupaciones, pero mi mejor psiquiatra es la bicicleta”. 

Carolina Sánchez 
Una trotamundos con estilo
La directora de Comunicaciones y Relaciones Públicas de Microsoft Colombia empezó a practicar atletismo hace cinco años después de pasar por una difícil situación personal y desde entonces no ha parado. Ahora se prepara intensamente para correr en octubre la Maratón de Washington, donde espera mejorar el tiempo de 4 horas que hizo en la de Buenos Aires y en la de Chicago. Entrena hace cinco años con Goodwill Runners, un equipo conformado en su mayoría por empresarios y periodistas que practican deportes de alto rendimiento. Trata de seguir al pie de la letra los planes de entrenamiento que le envía por correo su coach Will Vargas y cuando no puede trotar monta en bicicleta o va al gimnasio a hacer spinning. “Para mí correr es un momento de meditación profunda, a veces cuando tengo muchas dudas de cómo enfocar una campaña o hacer un comunicado, la mayoría de las ideas me llegan corriendo. Yo lo veo como una adicción, es como el chocolate, una cosa deliciosa. Cuando entreno por las mañanas llego a la oficina más tranquila, con mucha energía y descansada”. 

Catalina Aristizábal
La mujer 10
Hace dos años, la modelo y presentadora tomó la decisión de recobrar la figura que había perdido después del nacimiento de sus hijos Oriana y Emiliano. La disciplina que siempre ha admirado de su esposo, Lucas Jaramillo, fue su motivación, y mentalmente se convenció de que iba a tener un cambio físico a fuerza de voluntad y constancia. Ahora su abdomen marcado y sus brazos y piernas tonificados son la envidia de muchos. Desde las redes sociales anima a sus más de 300 mil seguidores en Instagram a que transformen su cuerpo de manera natural, sin dieta y con conciencia. En su página web Catalinaaristizabal.net 
da consejos sobre alimentación inteligente y rutinas de entrenamiento. Trabaja fuertemente el core, que para ella es el centro y la base de cualquier ejercicio. Su lema es: “siempre fit”, y a los abdominales los llama “ejercicios ricos y efectivos para el abdomen que soñamos”. Para ella todo está en la actitud positiva.

Daniela Pinedo y Francisco Cardona
Esposos en forma
La presentadora y el empresario se casaron hace siete meses, pero están juntos desde hace seis años. Uno de los secretos de su relación es que coinciden en el gusto por el deporte y la alimentación balanceada. Los dos empezaron a ejercitarse desde niños: Daniela formó parte del equipo de voleibol del Colegio Británico de Barranquilla. Francisco practicaba fútbol, tenis, voleibol y natación, en Cali. Es su filosofía de vida, y el día que no se ejercitan se sienten incompletos. Cuando salen de viaje con la familia, organizan competencias de tenis, futbolito o natación. También esquían y son muy buenos en wakeboard. Juntos coinciden en la flojera que les da levantarse temprano, pero Daniela debe hacer ejercicio en la mañana por su trabajo de presentadora en Noticias Caracol. Cuando Francisco está en Bogotá prefiere tonificar su cuerpo con pesas y Power Plate después de su trabajo en la oficina desde donde maneja los negocios que comparte con sus hermanos Manolo y Juancho. Los fines de semana van juntos a entrenar: mientras ella quema calorías en la clase de zumba, él fortalece sus músculos con una rutina de ejercicios funcionales.

Valerie Domínguez
Cuerpo, mente y espíritu
Las claves para entender la belleza de Valerie Domínguez van más allá de su genética. La ex Señorita Colombia se somete continuamente a un entrenamiento físico como si aún estuviera detrás de la corona de Cartagena. La barranquillera practica yoga y CrossFit todos los días, y lo combina con rutinas de spinning y pilates tres veces a la semana.
“El ejercicio trae beneficios como bienestar cardiovascular, da vigor y mejora el sistema inmune. Hay que honrar al cuerpo y liberarlo de toxinas como una manera de fortalecer la conexión con la mente. Conduce a una vida más feliz y tranquila”, dijo la actriz que persigue la cúspide de Hollywood. Por supuesto, estos hábitos van de la mano de un sueño placentero, de siete u ocho horas, y una alimentación rica en proteínas, carbohidratos naturales y grasas sanas que contiene el aguacate y el aceite de oliva. A esto le suma la costumbre de tomar agua y la hidratación continua del pelo y la piel para verse radiante. La meca de cine exige mucho brillo: si sale del alma y se refleja en el cuerpo mucho mejor. 

Andrea Nocetti, Ingrid Wobst y Adriana Tono
Tres son compañía
Las tres divas saben cuidar muy bien sus esculturales cuerpos. Cada una tiene preferencias al momento de ejercitarse, pero coinciden en las largas caminatas por los cerros de Bogotá, incluido Monserrate. Andrea madruga todos los días para recibir las instrucciones de su entrenador, Francisco Uriel, quien le hace perder mil calorías durante dos horas de ejercicio en las que incluye el kick boxing, su preferido: “Me ayuda a soltar energía y me saca todo el estrés”, dice la actriz. 
Ingrid, que escaló los 5.895 metros del Kilimanjaro en enero de 2014, es la dura del CrossFit. En esa rutina de alta intensidad hace tan buenos tiempos, que muchas veces avergüenza a los hombres: “Es una hora al día en que logro desconectarme de celulares y no existe nada más que la exigencia conmigo misma”, confiesa la relacionista pública que no para de trabajar en Colectivo, su agencia de comunicaciones. 
Por su parte, Adriana era la mejor en los deportes del Colegio Jorge Washigton en Barranquilla, y luego se ganó la fama de crack en el equipo de fútbol de la Javeriana en Bogotá. Ahora su trabajo de presentadora en CM&, que solo le ocupa un par de horas en la noche, le da tiempo para nadar, hacer yoga, montar en bicicleta y patinar. “No concibo mi vida sin hacer ejercicio. Me eleva las endorfinas, me quita la ansiedad, y me hace sentir que hago algo positivo por mi salud”.

Guillermo de la Torre
Nunca es tarde para empezar
Su historia en las piscinas empezó a los 9 años, pero la presión de medirle los tiempos que ejercían sus padres lo sacó del deporte a los 14. Tuvieron que pasar más de tres décadas para que Memo se volviera animar a dar brazadas en el agua. Su trabajo de comunicador social lo llevó a vivir en Costa Rica y cuando acababa de cumplir los 48 años, se dejó convencer de un colega para entrenar con un equipo de natación. Al principio le costó coger el ritmo y sufría de calambres. Pero el entrenador, que había preparado a competidores olímpicos, lo impulsó a seguir adelante. En 2010 regresó a Colombia como director de Comunicaciones Corporativas de Unilever para la Región Andina y Centroamérica, y no perdió la rutina de nadar entre tres y cuatro kilómetros diarios. Este experto en 50 metros mariposa y en combinado individual forma parte del equipo del Club El Nogal de Bogotá y acaba de llegar de Medellín con las siete medallas que se alzó en el Campeonato Panamericano & Suramericano Master de Natación 2015, en donde hay categorías hasta los 103 años. “Es un deporte para toda la vida. Conozco personas que como yo han empezado a competir a los cuarenta y pico, y a los 70 todavía siguen ganando medallas. El límite está en la mente”, concluye.

Felipe Alvarado Gaitán
Master en natación
El subdirector comercial del Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo sintió que debía volver a la natación cuando cumplió 40 años. Se enteró de la existencia del Club Deportivo Acuáticos Colombianos Master, Acuacol, y reinició el entrenamiento diario que, a pesar de haberlo dejado a los 16 años, no había olvidado. Representó a Colombia en dos campeonatos mundiales en categoría master, en Australia y Montreal. Con su equipo, que está afiliado a la Liga Vallecaucana de Natación, participó en todas las competencias panamericanas y suramericanas en Venezuela, Argentina, Perú, Panamá, Estados Unidos y Brasil. Desde ya se prepara para el próximo que se realizará en noviembre de 2016 en Uruguay. Su deseo de ganar más de las 120 medallas que adornan el paragüero de su casa es el incentivo para entrenar todos los días en la piscina del Gimnasio Moderno de Bogotá. “Me motiva el espíritu competitivo y el instinto de supervivencia para conservar la salud en buen estado”.

LO MÁS VISTO