Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Estefanía de Mónaco enamorada de otro cirquero

Estefanía de Mónaco enamorada de otro cirquero

Revista Jet-Set

Con Mohammed Shaffik, un acróbata 18 años menor que ella, la princesa rebelde de 47 años confirma su debilidad por los hombres de circo y su faceta de asaltacunas.
Estefanía se dejó ver junto a su nuevo novio, Mohammed Shaffik, por las calles de Monte Carlo. Foto: Queen Internacional
Por: 13/6/2012 00:00:00
A la menor de las princesas Grimaldi se le podrán achacar varios desatinos, pero lo que si es innegable es su coherencia en asuntos del corazón. Luego de escandalizar a la sangre azul de Europa con sus romances con sus guardaespaldas, finalmente se decantó por los hombres de circo, acorde con una vieja pasión de su familia, de la cual es la más acérrima defensora. Tanto, que es el alma y nervio del Festival Internacional de Circo de Monte Carlo, creado por su padre, el fallecido príncipe Rainiero III, y una de las fundadoras de la Federación Mundial de Circo.

Ese ambiente de contorsionistas y saltimbanquis, además de hacerle más gratos sus deberes oficiales, le ha valido conocer a dos de sus más grandes y polémicos amores: el domador de elefantes suizo Franco Knie, en cuya caravana recorrió lo ancho y ajeno del mundo entre el 2000 y el 2002, y el acróbata portugués Adans Peres Lopes, once años menor que ella, con quien estuvo casada entre el 2003 y el 2004. El escándalo, como todo lo de Estefanía, fue tremendo, al punto de que se dice que por ello la salud de su padre empezó a decaer hasta llevarlo a la tumba. Además, su hermana mayor Carolina dejó de hablarle durante varios años.

Ahora, bien valdría la pena saber qué opina la estirada Carolina al ver a Estefanía reincidir con un novio salido de las carpas, quien además es 18 años menor que ella y con un novedoso ingrediente exótico, pues tiene nacionalidad holandesa, pero es de ascendencia magrebí. Se trata del acróbata Mohammed Shaffik y, al igual que sus otros dos amores de circo, Estefanía lo conoció en la pasada edición del Festival de Monte Carlo, en enero, en el cual él recibió un premio especial, eso sí, aclara la prensa europea, al margen de cualquier influencia de la Princesa.

Los primeros indicios del romance surgieron en marzo pasado, cuando corrieron rumores de que la pareja estaba de vacaciones en Marbella (España). Nadie duda ya de la relación, pues se dejaron ver por las calles de Monte Carlo, muy sonrientes y cariñosos. Las fotos que destaparon el idilio dejan ver a una Estefanía en su elemento, despojada de sus trajes de Alteza Serenísima y más bien enfundada en unos vaqueros raídos, tenis Convers, camiseta, cola de caballo y cero maquillaje. Una pinta muy acorde con la de su novio, quien también es un digno exponente del estilo cool.

Es la primera vez, desde su divorcio de Adans Lopes, que Estefanía exhibe en público su vida amorosa de manera tan abierta. Su discreción al respecto había sido tal, que hasta se decía que andaba desilusionada del amor y volcada del todo al cuidado de sus hijos Pauline y Louis Ducruet y Camille Gotlieb, quienes empiezan a dejar el nido. No obstante, la apasionada hija de la fallecida Grace Kelly no ha estado del todo fuera del juego. Fiel a su gusto por los hombres del común y poco dada a relacionarse con aristócratas, se sabe que tuvo un corto amorío con Frank Bratteur, de 29 años y crupier del casino de Monte Carlo. Luego, coqueteó algunos meses con un camarero de 27 años, de quien solo se sabe su nombre de pila, Matthieu.

En fin, si la pregunta es acerca del tipo de hombre que trasnocha a Estefanía, no hay que ser adivino para responder que cuanto más contorsionista y mozuelo, mucho mejor.
LO MÁS VISTO