Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

La película póstuma de Ernesto McCausland

La película póstuma de Ernesto McCausland

Revista Jet-Set

Con el ánimo de mantener viva la memoria del cronista, su esposa, Ana Milena Londoño, se unió a un grupo de cineastas para convertir una de sus historias inéditas en un cortometraje. El cordel se estrenará el 22 de noviembre en Barranquilla.
Ana Milena Londoño tiene 40 años , es comunicadora social y quiere seguir los pasos en el cine de su esposo, Ernesto McCausland, quien falleció en noviembre de 2012 por un cáncer de páncreas. Foto: ©Marcela McCausland Londoño
Por: Edición 2716/11/2013 00:00:00
El 21 de noviembre de 2012, después de luchar por varios meses contra un cáncer de páncreas, Ernesto McCausland perdió la batalla. Al morir, su esposa, Ana Milena Londoño, recordó que en el año 2010 habían tenido unas reuniones para llevar a cabo un proyecto cinematográfico; sin embargo, por las ocupaciones del cineasta y de su equipo de producción, las ideas se quedaron en el papel. A ella se le ocurrió hacerle un homenaje y retomar este trabajo inconcluso, con la idea de llevarlo a la pantalla de la mano del director de cine Eduardo Ortega del Río y otros realizadores.

La historia que dejó escrita McCausland cuenta la vida de una niña maltratada por su madre que la obliga a trabajar vendiendo fritos en las calles de la ciudad. En la trama aparece un ladrón apodado Norton que es perseguido y teje una amistad con la pequeña que es la única que sabe dónde encontrarlo. “El final no lo voy a revelar pero es algo bien contado e impecable, así como le gustaban las historias a Ernesto’’, dice Ana Milena, quien está a cargo de la producción del corto que se rodó en octubre en las calles del centro de Barranquilla y en algunos escenarios de La Guajira.

Ana Milena dice que si algo aprendió de Ernesto fue la fuerza de crear con fe. “Trabajar en los proyectos que él dejó es una motivación para recordarlo como un cronista por excelencia. Ernesto era activo hasta dormido, porque era en sí una fuerza creadora. El corto ha sido eso: una creación colectiva por su memoria”, concluye. Admite que este año sin su esposo ha sido muy difícil, a pesar de la resiliencia que practica día tras día para superar la pérdida del periodista. “Con Marcela y Natalia, mis niñas, nos apoyamos todo el tiempo. A veces vienen a mi memoria momentos en los que Ernesto gritaba: ‘ahora es que está haciendo falta Juancho Rois o el Joe Arroyo’. Ahora yo soy la que grita: ‘¡ay!, cómo hace de falta Ernesto’”, dice con la voz quebrantada por el sentimiento.

Ana Milena no ha cambiado nada en su casa desde que murió Ernesto. Tiene una foto grande de él frente a su cama y dice que le encanta mirarla porque parece que le hablara. “Tal vez es parte de mi duelo y siento que él anda conmigo. Le consulto mis cosas y él me pasa sus ideas. Podrán decir que parezco loca pero es que nosotros tuvimos una relación muy cómplice, nos entendíamos hasta con las miradas”, dice.

En la muñeca de su mano lleva un tatuaje que dice “Ernesto” y tiene otro con la letra E en el dedo donde va el anillo de casada. “No quiero que llegue otra persona a mi vida. Él era mi alma gemela”, confiesa esta comunicadora social que conoció a McCausland en el casting que presentó para El último carnaval, una película que el barranquillero dirigió en 1998.

Así mismo, Ana Milena está al frente de la Fundación Ernesto McCausland, que se constituyó este año con el objetivo de continuar con la memoria del periodista. Trabajar en la fundación la fortalece para continuar con su legado y para seguir desarrollando proyectos que tengan relación con el arte, el cine y el periodismo.

Para conmemorar el aniversario de la muerte de McCausland, en Barranquilla se celebrarán una serie de homenajes y se alzará una escultura en el barrio La Chinita, hecha por el artista bogotano Alejandro Hernández. “Fue una obra muy bonita por parte de la alcaldía, la gente donó llaves para colaborar con las siete toneladas de bronce que se necesitan para hacer la escultura. Esta es una forma de recordarlo y de demostrar que queremos que Ernesto se quede con nosotros para siempre’’, concluyó Ana Milena.
LO MÁS VISTO