Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

En Cartagena el boom de los  hoteles boutique

En Cartagena el boom de los hoteles boutique

Revista Jet-set

En La Heroica existen muchas opciones de alojamiento, pero hay un concepto de hoteles con pocas habitaciones y un exquisito cuidado en los detalles y decoración que le imprimen sus dueños. Jet-set hizo una selección de nueve lugares premiados y reconocidos internacionalmente por su calidad y exclusividad.
Agua. Sergio Castaño y Gustavo Pinto. Foto: Andrés Rozo.
Por: 17/1/2013 09:35:00
Agua
Después de varias visitas a pequeños hoteles de Londres y del sur de Francia, el diseñador Gustavo Pinto y el arquitecto Sergio Castaño decidieron construir su propio lugar en Cartagena. En el 2003 abrieron las puertas de una casona de finales del siglo XVII, en la Calle de Ayos 4-29. “Agua es el primer hotel en Colombia con el concepto de encanto o boutique, que permite vivir a sus huéspedes una experiencia diferente. En Cartagena muy pocos tenían el privilegio de entrar a estas casas. La visita a la ciudad histórica siempre se hacía desde el exterior, con sus portales, balcones y las calles con faroles y carruajes”, sostiene Sergio Castaño. Agua tiene seis habitaciones, cada una decorada con piezas únicas que le imprimen a la casa un toque familiar y cozy. “Estar pendientes de los visitantes, adelantarse a lo que necesitan y guiarlos es parte de nuestra labor diaria. Queremos que el extranjero que se quede con nosotros se convierta luego en un embajador de Colombia en su país”, asegura Sergio. Él se enorgullece de que Agua forme parte de la lista de los cien mejores hoteles del mundo, según la prestigiosa Tatler Travel Guide.

Tcherassi Hotel+Spa
Hace cinco años Silvia Tcherassi buscaba un proyecto que le permitiera trasladar su visión más allá de la moda. “En ese momento se hablaba de los fashion hotels y como estudié diseño de interiores, me pareció que era la perfecta extensión de mi marca”, cuenta. Con su meta clara, se asoció con Club Federation e iniciaron la búsqueda del lugar para crear el primer Tcherassi Hotel. “Encontramos una casa bellísima en la zona antigua de Cartagena y la remodelamos basados en el mismo concepto de mi estilo: el lujo casual, desprovisto de apariencias y artificios”, comenta Silvia. La diseñadora barranquillera recalca que, aunque siempre fueron respetuosos de la historia y el entorno, querían que en las siete suites, el exclusivo y premiado restaurante italiano Vera, las cuatro piscinas y en el spa se sintiera “un espacio de hoy, pero con cierta nostalgia por el pasado”. Este lugar, ubicado en la Calle del Sargento Mayor 6-21, ha sido reconocido por la revista Condé Nast Traveler como uno de los mejores nuevos hoteles del mundo, y recientemente fue elegido entre los cinco más importantes del país por la revista National Geographic Traveler, en donde resaltan el jardín vertical con cientos de plantas nativas.

Movich Cartagena de Indias
El Movich Cartagena de Indias busca reflejar la esencia del Caribe colombiano. “Sus pisos y paredes son en piedras coralinas. En su decoración resaltan unas fotografías de La Heroica y unos cañones de la época de la Colonia”, asevera su dueño, Germán Efromovich. Está ubicado cerca de la Plaza de la Aduana y tiene una de las mejores vistas de la ciudad desde su terraza. “Buscamos la combinación perfecta de la magia de la historia, la cultura, la gastronomía, el lujo y el servicio exclusivo”, cuenta el empresario. Recalca que este edificio de la Calle Vélez Daníes tiene el sello Small Luxury Hotels of the World, un privilegio con el que solo cuentan 520 pequeños hoteles en el mundo.

Karmairí Hotel Spa
El Karmairí Hotel Spa nació de la necesidad de un espacio destinado al descanso en el kilómetro 3 vía Manzanillo, a media hora de Cartagena. “La belleza natural que nos rodea, una ubicación privilegiada frente al mar Caribe y nuestra decoración balinesa, hace que seamos un hotel temático de relajación y bienestar”, sostiene Mauricio Martínez, uno de sus socios fundadores. Esta cabaña tropical, construida con materiales de la región como la guadua y la matamba, fue incluida en la exclusiva lista de la revista Condé Nast Traveler como uno de los cien mejores hoteles del mundo. Karmairí, que quiere decir ‘cangrejo’ en lengua caribe, tiene trece habitaciones dispuestas para los visitantes que llegan a conectarse con su espiritualidad. Con el concepto de “inspiración para los sentidos”, el spa del hotel se distribuye en diferentes cabinas, destinadas a tratamientos especializados en medio de la naturaleza. “Estamos enfocados en la parte terapéutica, con rituales de hasta tres horas. Para el 2013 queremos incursionar en el desarrollo de programas holísticos”, adelanta Martínez.

Delirio Hotel
Cuando la diseñadora de modas Beatriz Camacho decidió abrir su hotel Delirio en Cartagena tenía en mente fusionar lo moderno con lo antiguo. Según su percepción, la mayoría de los hoteles boutique tenían una decoración tipo colonial y algunos con influencia de Indonesia o India. “Quisimos darle un estilo fresco a la Ciudad Vieja. Modernizamos nuestro edificio colonial con un diseño en el que predominan colores como el blanco limpio y el naranja tropical”, dice Beatriz. En la construcción de la Calle de la Iglesia 35-27 sobresalen las fotografías inéditas de Cartagena tomadas por el reconocido artista Hernán Díaz. Estas imágenes están distribuidas en las 17 habitaciones, decoradas en ambiente minimalista-moderno. Elegido por la revista National Geographic Traveler como uno de los cinco mejores hoteles del país, Delirio también pasará a la historia por ser la última morada de Jaime R. Echavarría, autor de Noches de Cartagena.

La Passion Hotel
Hace más de cinco años, Liliana Acosta y Thierry Forte quedaron impactados con la magia de los hoteles de Marruecos. Su arquitectura árabe-andaluza les hacía recordar las casas del centro histórico de Cartagena. De allí surgió su idea de abrir un hotel en la Ciudad Amurallada. Juntos le dieron vida a La Passion, ubicado en un gran edificio del siglo XIX, de tres pisos y nueve habitaciones, en el que sin perder la arquitectura colonial sumaron ciertos toques de diseño republicano y decoración marroquí. Entre sus muros siempre se puede disfrutar de un baño de luz natural mientras se toma una siesta en el solárium, se departe en la terraza lounge o se nada en la piscina. “El charme de La Passion está en su personalidad. Nos gusta encontrar y conocer a nuestros clientes para que disfruten el placer de estar en un hotel boutique en Cartagena con un servicio individual y en un entorno acogedor fuera del turismo masivo”, dice Thierry desde su paraíso de la Calle del Estanco del Tabaco 35-81.

Anandá Hotel Boutique
“Anandá Hotel Boutique no es un lugar, es un estado del alma”, asevera su gerente, Andrea Mantilla. Y no es casualidad, el nombre significa, en sánscrito, ‘el estado más profundo de satisfacción espiritual’. Ubicada en la Calle del Cuartel, cerca de la Plaza de Santo Domingo, la restaurada casa colonial del siglo XVI cuenta con 23 suites, un restaurante mediterráneo, bar lounge, dos piscinas, una terraza con vista al mar por encima de la muralla y jacuzzi. “La hotelería boutique es una tendencia en el mercado, pero creo que el éxito de Anandá está también en la magia de Cartagena de Indias, ciudad declarada por la Unesco como Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad y galardonada por su arquitectura como una de las maravillas de Colombia”. Este hotel, además, fue incluido en la exclusiva lista de la revista Condé Nast Traveler del 2011.

Hotel Quadrifolio
El Hotel Quadrifolio de Cartagena es el resultado de la minuciosa restauración de una joya colonial del siglo XVIII que hicieron una pareja de colombianos inspirados en las antiguas casas patronales de Chile. “Sus altos estándares de calidad y servicio lo han mantenido por más de dos años como el número uno en Tripadvisor (sitio de internet especializado en viajes y hoteles)”, dice su gerente, Ana María Herrera. Quadrifolio está representado por un trébol de cuatro hojas, ?cada una de las cuales significa: elegancia, privacidad, confort y servicio. En la Calle del Cuartel 36-118 los huéspedes son alojados en alguna de las ocho habitaciones. Además, pueden disfrutar de la piscina climatizada y una espléndida terraza con jacuzzi. “Hoy los viajeros son más exigentes y requieren de un servicio que los grandes hoteles no pueden ofrecer. Nuestro éxito está en la atención personalizada”, recalca María Elvira.

Hotel LM
El Hotel LM abrió sus puertas en diciembre del 2007 como iniciativa del Blue Pacific Assets, grupo empresarial extranjero que decidió apostarle al concepto de la hotelería boutique de lujo en Cartagena. La reconstruida casa republicana del LM —iniciales de la Calle La Mantilla, en donde queda ubicada— tiene siete habitaciones decoradas con estilo vanguardista, “sin dejar el aire de misterio y leyenda que caracteriza a Cartagena”, dice su gerente, Milena Bolaños. Según la cartagenera, el fuerte de este hotel está en la personalización de la atención de los huéspedes. “La mayoría siempre regresa, y nos queda muy fácil saber cuáles son sus preferencias y caprichos”, comenta. Desde su espectacular terraza se puede ver el centro de la Ciudad Amurallada, pero también tiene su Playa Manta, en las Islas del Rosario, lugar adonde sus clientes pueden viajar en lancha. “Complacer a pocos visitantes y fijarse en los pequeños detalles es más sencillo cuando el trato es más próximo”, asegura Milena.
LO MÁS VISTO