Revista Jet-Set

El paseo de la esposa de Juanes

Karen Martínez, quien regresó a la pantalla grande después de cuatro años dedicada a la profesión hogar, habló con Jet-set sobre la película El paseo 2, que protagoniza junto a John Leguízamo. También desmintió, de manera tajante, los rumores según los cuales su relación con Juanes va mal.

El paseo de la esposa de Juanes. Karen conserva la belleza de la época cuando representó a Cartagena en el Concurso Nacional de Belleza en 1999. Para cuidarse va al gimnasio todos los días y come con moderación. Foto: ©Raúl Higuera/12

Karen conserva la belleza de la época cuando representó a Cartagena en el Concurso Nacional de Belleza en 1999. Para cuidarse va al gimnasio todos los días y come con moderación. Foto: ©Raúl Higuera/12

Karen llega prevenida a la entrevista. Han dicho tantas cosas de ella que ya no sabe qué más van a inventar. Hace poco volvió a sonar en los medios de comunicación el rumor de su separación con Juanes, pero ella asegura que su matrimonio de doce años pasa por un buen momento. “Juanes es espectacular, no tengo nada de qué quejarme”. En febrero, cuando le propusieron ser la protagonista de El paseo 2, la tradicional cinta de Dago García, lo primero que hizo fue hablar con el cantante paisa y llegar a acuerdos, ya que debía ausentarse de la casa por varios días. “Yo lo apoyo a él en su trabajo y él a mí. Juanes nunca me ha cortado las alas. Soy ama de casa, esposa y mamá porque amo serlo, no es una obligación ni me tienen atada”.

En medio de la conversación suena el celular. Su manager, María Clara López, interrumpe diciendo: “Es Juanes”. Karen se disculpa y contesta con un expresivo: “¡Mi amor!”. Al parecer él le reclama cariñosamente por tenerlo tan olvidado y ella se justifica diciendo que ha tenido un día muy ocupado. En la mañana hizo fotos para un catálogo de ropa y en la tarde visitó varios medios para promocionar la película. Son las 4:30 p.m. y aún no ha tenido tiempo de almorzar. Todavía le quedan muchas horas de actividad. No ha empacado maletas y al día siguiente tomará un vuelo a primera hora a Miami, donde la esperan sus tres hijos: Luna, de 9 años, Paloma, de 7, y Dante, de 3. “Ellos se ponen tristes cuando viajo, pero después se les olvida ?que no estoy y pasan felices con sus amigos”.

A Karen se le iluminan los ojos cuando se refiere a ellos. “Luna es muy disciplinada, juiciosa, como hermana mayor se cree la mamá de los otros dos y pelea todo el día con ellos porque siente que tiene que imponer el orden. Paloma es muy dulce, le encanta tocar piano y bailar. Dante es un loco, es muy activo, todo el mundo se muere por él. Ahora con lo de la película a las dos niñas les ha dado por decir que quieren ser actrices. Compiten por cuál llora primero como en las telenovelas y Juan y yo nos quedamos mirando a ver a cuál le sale la lágrima ?más rápido. Los tres tienen la vena artística”.

Ahora que sus hijos están más grandes y pasan más tiempo en el colegio que en la casa, Karen Cecilia Martínez, la Chechi, como la llaman afectuosamente sus amigos, quiere retomar su carrera como actriz. “Es el momento de dedicarme a las cosas que siempre me han gustado. Después del estreno de la película quiero buscar nuevas oportunidades de trabajo. Tengo muchas ganas de hacer cine o series que no requieran de tanto tiempo, como una novela, porque tampoco puedo descuidar a mi familia”.

La última vez que los colombianos la vieron actuar fue hace cuatro años en El cartel de los sapos, donde hizo el papel de Sofía, la esposa de un reconocido narcotraficante. Ahora la verán como Gloria en El paseo 2, que coprotagoniza con el famoso actor de Hollywood John Leguízamo. “Trabajar con John fue espectacular, es un payaso y todos tratábamos de seguirle la cuerda. Él no habla muy bien español y la película es muy colombiana, así que tuvo que aprenderse varios dichos, vallenatos, boleros y bailar mapalé. Ver a ese hombre moviendo su cuerpo fue sui generis. El reto era parecer una pareja con veinte años de casados”. Rodaron durante mayo y junio en Cartagena y en la Isla Múcura, donde días después capturaron a alias Fritanga. “Pasamos delicioso, comíamos patacón, pescado y mariscos todo el día. Los de la producción decían: esto no se puede llamar trabajo”.

Juanes todavía no ha visto el filme, pero seguramente lo hará el 21 de diciembre, día en que realizarán una función especial para amigos y familiares del elenco, en Bogotá. “Cuando me ve me dice: ‘Esto lo hiciste bien y esto no tanto’, es muy criticón. Siempre trato de mostrarle lo que hago y él a mí también. El nuevo disco me parece buenísimo, le está yendo superbien. Él anda feliz porque está haciendo lo que siempre quiso, se alejó un tiempo y se reencontró.

Luego de cumplir con sus compromisos laborales, los Aristizábal-Martínez viajarán a Medellín a pasar Navidad y luego celebrarán el Año Nuevo en un recóndito lugar del Caribe, donde vivirán su propio paseo, pero esta vez sin cámaras para registrarlo.

Otros Articulos