Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Camilo Chaparro “El papa está en peligro de muerte”

Camilo Chaparro “El papa está en peligro de muerte”

Revista Jet-Set

El periodista lanzó el libro El papa contra el diablo, una obra de actualidad que aborda las amenazas de muerte que persiguen a Francisco. ¿Quién lo quiere matar? Este texto apunta a varias teorías que implican a la mafia europea y a los cardenales que se oponen a sus reformas.
Francisco es considerado un papa de transición. Debido a sus enfermedades, el tiempo apremia en su carrera de llevar a buen puerto varias de las reformas de la iglesia. Foto: AFP.
Por: Edición 2759/1/2014 00:00:00
El libro El papa contra el diablo, del periodista Camilo Chaparro, plantea la hipótesis de que en el Vaticano se fragua una conspiración contra Francisco, al estilo de la etapa más oscura y turbulenta del Medioevo. Desde la portada de su obra periodística, Chaparro se pregunta: “¿se atreverán a asesinarlo?”, y entrega varias respuestas que apuntan al sí, como si Satanás mismo estuviera rondando por los pasillos de la casa de Dios.

El autor cree que Bergoglio corre más peligro que Juan Pablo I, quien según Chaparro, murió envenenado y por móviles que no se relacionaban con la corrupción y la pederastia, dos de los derroteros reformistas después de la abdicación de Benedicto XVI.

Un secreto a voces entre editorialistas y teólogos es que los jerarcas católicos están polarizados en dos bandos muy claros: los detractores del excardenal argentino, que estarían aliados con la mafia, y sus seguidores, que son pocos, tal como se denuncia en la publicación El papa contra el diablo. Este texto es revelador en el sentido de que un grupo de cardenales de Estados Unidos influyó en la elección del argentino, un poco cansados de sus antecesores que no hicieron nada por ordenar la casa de Pedro. Según Chaparro, estaban hastiados de invertirle millones y millones al Vaticano y que ese dinero se perdiera en burocracia y corrupción.

En esta lucha de sotanas, la curia de Italia se enfrentó al bloque norteamericano que promulgó la candidatura de Francisco. En su nuevo libro, el periodista colombiano manejó una teoría que le echó más agua sucia al Vaticano y es que los purpurados italianos realizaron un pacto del diablo para tratar de que el nuevo vicario de Roma fuera uno de los suyos. Incluso pensaron en un brasileño con el fin de manejarlo como si fuera una marioneta.

Para acabar de completar, la llegada de Francisco implicó reabrir la olla podrida de 50 años de corrupción en el Banco del Vaticano, que ha sido utilizado al antojo de la mafia europea. Tal como lo denunció la prensa del Viejo Mundo, el narcotráfico lo utilizó para sus operaciones de lavados de activos y movimientos de dinero no tan santos. En este escenario de lucha de intereses quedó el actual Sumo Pontífice y lo peor, en palabras de Camilo Chaparro, es que los mafiosos lo tienen en la línea de fuego.

En menos de un año de papado, Mario Bergoglio también logró perturbar a un ala eclesiástica que aboga por las jerarquías de la iglesia a tal punto que consideran que el papa debe ser una especie de rey sin corona, pero lleno de crucifijos de oro y piedras preciosas. Chaparro dice que Francisco golpeó las estructuras ideológicas de los antirreformistas, que son mayoría. De hecho, desde el momento de su posesión se autoproclamó el sacerdote de los necesitados y afligidos, y se cambió a una residencia más austera que la tradicional casa de los papas. Se dice que allí se siente más seguro frente al acecho de sus adversarios. “Nada raro tiene que lo quieran envenenar, la manera letal de acabar con los jerarcas católicos. Por los menos en 700 años, unos 40 de ellos fallecieron de esta manera”, dijo el escritor.

Francisco es conservador de formación y liberal de pensamiento, es tolerante con los gays y las personas de otros credos, además ha incluido a los pobres en los temas prioritarios de las agendas del día. Por todo esto, papólogos de tiempo completo como Chaparro afirman que Francisco tiene más enemigos que cualquier otro papa.
LO MÁS VISTO