Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Madonna, ¿una madre abusadora?

Madonna, ¿una madre abusadora?

REVISTA JET-SET

Celos de adolescente, exceso de control y hasta acoso psicológico se citan entre las causas del lío que tiene a la reina del pop sumida en una batalla legal con Guy Ritchie por la custodia de su hijo Rocco.
“Madonna es muy buena madre, pero es megacontroladora”, dicen sus amigos. Rocco se molestó con ella porque le confiscó su celular debido a que estaba descuidando sus deberes escolares.
Por: 11/2/2016 00:00:00

Está visto que por muy reina del pop, roquera, ultramoderna y transgresora que sea, Madonna es una mamá como cualquier otra y, como tal, le toca también lidiar con la difícil adolescencia. Ella, que fue una jovencita rebelde en su natal Michigan, ahora está viendo cuán sabia es la sentencia que reza: “Hijos son y padres serán”, por cuenta del berrinche de Rocco, quien la ha desafiado ante el mundo entero con su deseo de no vivir más con ella.

Lo que comenzó como la pataleta de un muchachito rico y consentido de 15 años, se ha convertido en un pleito que se ventila en las cortes de ambas orillas del Atlántico, mientras que los reporteros incisivos escarban y escarban para desentrañar esta nueva intriga que estremece a una de las familias más ricas y famosas del espectáculo. ¿Por qué rechaza Rocco a una madre que millones desearían tener?

A finales del año pasado, como de costumbre, el joven acompañaba a Madonna en su gira Rebel Heart, en la cual trabajaba tras bambalinas. Antes de la Navidad, se apartó del equipo, para pasar unos días en Londres con su padre, el director de cine inglés Guy Ritchie, con quien ella estuvo casada hasta 2008. La idea era que retornaría a Nueva York para pasar las fiestas con su madre, pero, para sorpresa de esta, quien tiene su custodia, se negó a hacerlo.

La reina del pop debió ver pies de animal gigante en todo esto, pues acudió a la Corte Suprema de Justicia de Manhattan, donde la juez Deborah Kaplan ordenó que Rocco volviera a casa antes del inicio de clases en enero. Pero nada pudo torcer la terquedad del adolescente, quien puso así a sus padres a pelear por su custodia tanto en Nueva York como en Londres.

Según Mirror Online, a Rocco le cansa estar de gira con Madonna y le gustaría tener un hogar más “estable y amoroso”, y eso es lo que encuentra junto a Guy y su esposa, la modelo Jacqui Ainsley, con quien tiene tres hijos: Rafael, Rivka y Levi. Los informantes de Radar Online, por su parte, aseguran que él está harto de las estrictas reglas de Madonna. “Es una buena madre, pero es ‘megacontroladora’. Ella le dice qué puede hacer y qué no, con quién puede hablar y con quién no”, le relató al sitio web una fuente cercana, la cual concluyó: “Madonna es la que manda. Es un halcón con leggings de cuero”.

El Mirror también cita que el detonante del problema fue que Madonna le confiscó a Rocco su teléfono celular, porque debido al aparato descuidaba sus deberes escolares. Después, él se le voló en la escala del tour en Estocolmo, tras una agria pelea. El Daily News, de Nueva York, informó que el joven se asustó porque su madre amenazó con mandarlo a un internado de corte militar para que se corrigiera.

Junto a su padre, opinan los informantes, Rocco se siente en el paraíso. “Con él nadie lo maneja como una marioneta. Puede verse con sus amigos, comer comida chatarra y no tiene hora límite para estar fuera de casa en la noche. Él tiene una vida en Londres y allí puede tener novias”, relató otro indiscreto.

A propósito, Simon Boyle, periodista del Mirror, supo de otra fuente muy bien informada que la rebelión de Rocco se debe en realidad a que está perdidamente enamorado de una inglesita que conoció el verano pasado y por eso se niega a dejar la capital británica. “Él y su novia están muy bien, son muy parecidos, un poco alternativos pero muy frescos y cómodos con lo que quieren ser”, informó uno de los amigos del hijo de Madonna.

No obstante, muchos insisten en que la cantante y directora de cine es la causante del descontento de su segundo hijo. Para Radar Online, Rocco tampoco quiere estar con ella porque retomó su relación con el actor Sean Penn, de quien se divorció en 1989. “Madonna ama a Sean tanto como cuando lo vio por primera vez. Ellos están juntos y Rocco se fue porque lo odia”, explicó un infidente.

En fin, toda el agua sucia le ha caído a la artista, quien además es acusada de avergonzar a menudo a su hijo en las redes sociales, al publicar fotos de él con peinados algo mujeriles.

La famosa Material Girl, por supuesto, no ha tardado en defenderse. “¡Es posible ser una estrella del espectáculo y una buena madre! ¡Qué mal vivir en una sociedad que no promueve a las madres solteras trabajadoras, fuertes e independientes! ¡Esa es la próxima gran frontera que hay que derribar!”, escribió en Instagram, junto a una foto de ella con Rocco y sus otros hijos, Lourdes, Mercy James y David Banda, a quien adoptó con Ritchie.

Allegados a la familia también aseguran que lo que subyace aquí es la gran tirria que Madonna y Guy se tienen. “Desde que se divorciaron no han hecho sino pelear por la crianza de Rocco”, reveló otra fuente, la cual anotó además que Madonna cree que su exesposo manipuló al joven para ponerlo en su contra. La hostilidad, en fin, ha arreciado a tal grado, que en pleno concierto en Atlanta la cantante expresó lo que fue visto como un agravio al cineasta: “Estoy en busca de un marido, no de un huevón. Ya estuve casada con un huevón”.

Un caso de custodia de un menor de tan alto perfil no se veía hacía mucho tiempo en Hollywood y promete ponerse más acerbo, pues como le declaró con vehemencia un amigo de la artista a People: “Madonna va a pelear, pelear, pelear y pelear hasta el final. Es una excelente madre. La gente puede decir lo que quiera, pero sus hijos significan el mundo para ella”.

LO MÁS VISTO