Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Fernando Gaitán será papá a los 56 años

Fernando Gaitán será papá a los 56 años

REVISTA JET-SET

El famoso libretista, creador de Yo soy Betty, la fea, será padre por tercera vez a los 56 años. En febrero, su novia, Maia Landaburu, traerá al mundo a Valentín, quien le recordará a Fernando que cambiar pañales nunca fue una de sus tareas favoritas y que, a estas alturas de la vida, todavía hay cosas por aprender.
Maia, actriz y profesora de artes escénicas, y Fernando se conocieron hace cinco años cuando él era su jefe en CREA, la escuela de actuación del Canal RCN que él fundó y dirigió desde 2010.
Por: 5/11/2015 00:00:00
De la pluma de Fernando Gaitán Salom han surgido historias de amor inolvidables como la de Gaviota y Sebastián, en Café, con aroma de mujer, o la de la poco agraciada Betty y su jefe, don Armando, protagonistas de Yo soy Betty, la fea. A Maia Landaburu, su pareja y madre del hijo que nacerá en tres meses, le parece increíble que ese libretista, quien escribió las líneas más románticas de la televisión, sea el mismo hombre que conoció como director de la escuela de actores del Canal RCN y en donde ella se encargaba de la formación conceptual de los alumnos. En medio de su timidez e introspección, Fernando es poco enamorador y más bien frío, pero la cartagenera ya se acostumbró: “He conocido pocos hombres como él con un corazón tan grande y bonito. Admiro su conocimiento del ser humano”, dice Maia. 
Su relación es sui géneris desde donde se mire: ella es costeña de sangre vasca, independiente, ciudadana del mundo, criada en Francia y, además, vivió muchos años entre Chile y España. Él, por su parte, es un bogotano de los tradicionales, familiar, apegado al terruño y a las costumbres cachacas. La diferencia de 18 años en sus edades nunca ha sido un obstáculo, y cada uno vive en su apartamento, lo que les garantiza que el tiempo que comparten sea realmente para los dos. “La convivencia mata el amor. Cada vez que hemos tratado de tener una relación convencional no ha resultado”, dice Maia.
La llegada del nuevo integrante de la familia los tomó por sorpresa, a pesar de que una de las frases que repetía Fernando en la etapa de la conquista era: “Yo contigo tengo siete hijos”. En el argumento de su propia novela, que ya va por los cinco años, no estaba escrito que serían padres de nuevo. Fernando tiene a Luisa y Ana María, las dos hijas de su primer matrimonio con Esperanza González, su esposa desde los 19 años de quien se separó a los 40. Maia es madre de Lila Ainoa, de 11 años, que nació en París y vive con ella por temporadas. Y para completar, Fernando es abuelo de Jacobo, Juan Sebastián y Alejandro. “Pensé que la crianza era una etapa superada, pero no deja de ser interesante pensar en ser papá a los 56 años. Con Maia tenemos claro que no cuento con la misma fortaleza, temperamento y paciencia de un hombre joven. Sin embargo, para mí no es traer al mundo a un bebé más, soy muy adicto a mis hijas y a mis nietos, y seguramente me voy a enamorar de él. Tengo mucha expectativa de ver hasta dónde me va a cambiar la vida”, comenta Fernando. Maia aclara que no espera que su pareja cambie pañales, y él alega que nunca aprendió a hacerlo; igual, jamás supo cómo tender bien la cama o anudar la corbata: “Eso no me va a hacer mejor o peor papá”.
Los siete meses de embarazo han sido tan tranquilos para los dos que aún no han alistado la habitación del bebé que se llamará Julio, como el padre de Fernando; Valentín, por su osadía de venir al mundo, y Unai, para seguir las costumbres vascas de la familia de Maia, y que significa “pastor”. “Tres nombres para que pueda escoger con el que menos le hagan bullying en el colegio”, agrega Fernando con la cara seria, pero con el humor que lo caracteriza.
Por estos días también los une un proyecto mutuo, al que consideran otro hijo: La Trama de Gaitán, un espacio para que artistas y directores presenten música en vivo, danza, stand up comedy y, por supuesto, teatro. “Maia, con su vocación y sus estudios de Artes Escénicas en Francia, fue quien me mostró todo el circuito del teatro bogotano. Me impresionó ver las salas llenas, a la gente entusiasmada, la creación y los escritores. Mi trabajo siempre ha estado conectado con la comedia y sus personajes”. Este nuevo sueño, que empezó como una idea hace dos años, será inaugurado en noviembre con El diván rojo, una obra de teatro escrita por Fernando, y en la que él se estrenará como codirector al lado de Maia. Los dos hacen una buena dupla de trabajo, esta vez para contar la historia de un hombre que acude a la consulta de una sexóloga con el fin de que le ayude a entender por qué todas las mujeres se enamoran de él y él de ninguna.
Después de unos cuantos ires y venires, Fernando se convenció de que Maia era la mujer que estaba esperando, y ahora los dos esperan a Julio Valentín Unai Gaitán Landaburu.

LO MÁS VISTO