Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

El Karmairí de Cartagena, uno de los mejores del mundo

El Karmairí de Cartagena, uno de los mejores del mundo

Revista Jet-Set

El Karmairí Hotel-Spa, que la revista Condé Nast Traveler acaba de clasificar como uno de los mejores del mundo, queda a media hora de Cartagena, fue inaugurado hace año y medio y es el lugar perfecto para retirarse a descansar.
Es una cabaña tropical construida con materiales de la región. Los dueños, inversionistas españoles, se enamoraron de esta playa y en vez de hacer una casa para ellos, como tenían pensado, construyeron este hotel. Fotos: ©Kiko Kairuz/12
Por: 30/5/2012 00:00:00
Allá arriba en las playas de Manzanillo del Mar, como a media hora de Cartagena y a 20 del aeropuerto Rafael Núñez, medio escondido entre las vías, está el hotel Karmairí, que la revista Condé Nast Traveler acaba de incluir en su exclusiva lista de los cien mejores del mundo.

Es una cabaña tropical hecha de diferentes materiales de la región, como matambas, bambúes y guaduas; las paredes y los pisos son de piedra y las habitaciones tienen deliciosos balcones que miran al mar. No es ni tan moderno ni tan sofisticado, como otros de los lugares escogidos por la publicación, pero es justo su natural y sencillo encanto caribe, perfectamente mezclado con el ambiente casi oriental de un spa, lo que enamora a los huéspedes del Karmairí, y lo que seguramente dejó sin palabras a los expertos de Condé Nast, quienes como en todas partes estuvieron de incógnitos en Cartagena y calificaron al hotel, por el servicio, la comida y las instalaciones.

De hecho, cuando los dueños, inversionistas españoles, adquirieron el terreno y empezaron a construir la casa, no se imaginaron que acabaría en hotel. Pero generosos, conociendo que una de las debilidades turísticas de la ciudad es justamente la falta de playas sanas y limpias, pensaron en convertirlo en este spa-boutique, algo nuevo en los alrededores, donde el turismo se centra mucho más en la vida de ciudad.

Así que allá, con el infinito al frente, y después de un completo tratamiento de desintoxicación con masajes, por ejemplo, y una profunda sesión de yoga, el huésped entiende que Cartagena tiene algo más que la frenética vida nocturna en la Ciudad Vieja. Karmairí tiene solo 13 habitaciones dobles y el precio oscila entre los 350 mil pesos por noche, dependiendo de la temporada y la ocupación; el bar está enfocado en la zumoterapia y el restaurante, Azul, es ya famoso en la región por el cariño con que se sirven los alimentos.

Algunos románticos han decidido casarse en este hermoso refugio y otras veces ha servido para que los amantes del bienestar del espíritu se congreguen alrededor de algún gurú que enseña técnicas sanadoras. Mejor dicho, hay que ir al Karmairí para entender por qué los viajeros de Condé Nast clasificaron este lugar como uno de los 121 mejores hoteles del mundo. 
LO MÁS VISTO