Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

El fenómeno de Jimmy Fallon

El fenómeno de Jimmy Fallon

REVISTA JET-SET

El humorista y presentador de The Tonight Show de la cadena NBC, el programa de variedades más viejo del mundo, lleva dos años como el rey absoluto del rating.
Todos los días desfilan por el escenario de Jimmy las luminarias más rutilantes del cine, entre ellas la colombiana Sofía Vergara, con quien aparece en septiembre de 2014.
Por: 24/2/2016 00:00:00

Fallon es el único capaz de reunir en una noche y en un solo escenario a estrellas de la talla de Benicio del Toro y Jessica Alba, Jane Fonda y Billy Joel, o Katie Holmes y Ryan Reynolds. Ellos no van al programa a hablar por largos minutos de su vida y milagros, sino, sobre todo, a reír sin parar con la energía desbordante de este neoyorquino que los reta con toda suerte de juegos, uno de los grandes atractivos del programa.

Slap Jack, por ejemplo, es una especie de black jack en el que quien pierde recibe una cachetada que su oponente le da con una mano gigante de hule. En Egg Russian Roulette, se pone en aprietos el que escoja al azar los huevos crudos, pues debe reventarlos contra su propia cabeza. Así, Tom Cruise, David Beckham, Jake Gyllenhaal y otras celebridades impecables en su vestir han arruinado costosos trajes de diseñador en este divertimento que, como los demás en el show, son inventados por el propio Fallon.

El conductor, quien es además un genial imitador de personajes, suele montar sketches humorísticos con sus invitados o acompañarlos con el piano o la guitarra ya que, a su vez, es un consumado músico. Como lo comentó la revista Vanity Fair, el escenario de The Tonight Show es el lugar donde la primera dama Michelle Obama se sintió cómoda para bailar con el anfitrión y el actor Bradley Cooper, por su parte, no paró de reír con sus apuntes, y apenas pudo responder a las preguntas de Fallon.

Dos años después de suceder a Jay Leno en el puesto, el conductor lo ha llevado al lugar número uno en sintonía entre los talk shows de las noches de Estados Unidos. Se trata de una hazaña si se tiene en cuenta que él es el más joven de las estrellas de la franja, en la que figuran pesos pesados como Jimmy Kimmel y Stephen Colbert, el reemplazo de David Letterman en The Late Show, y a quien justamente ha relegado al segundo lugar en el rating. De acuerdo con la revista Variety, no se ven muchas posibilidades de que la situación se revierta, pues la brecha entre los dos programas es cada vez más pronunciada: Cuando Cobert debutó, en septiembre pasado, Fallon lo aventajó con 364.000 espectadores, cifra que para diciembre ya iba en un millón y medio. Así, mientras que Fallon tiene casi cuatro millones de espectadores cada noche, su rival solo alcanza los 2.5 millones.

James Thomas Fallon nació en 1974 en una familia de clase trabajadora de Brooklyn, Nueva York, de raíces irlandesas. En la adolescencia se obsesionó con otro popular programa de variedades, Saturday Night Live, y desde esa época empezó a crear sesiones de chistes y a perfeccionar sus imitaciones, con las cuales empezó a ganar dinero mientras estudiaba computación en The College of Saint Rose, en Albany.

Con el apoyo de sus padres, se fue a Los Ángeles a probar suerte y pronto cumplió el sueño de conformar el elenco de Saturday Night Live, junto a Tina Fey. En 2004 pensó que había cumplido su ciclo allí y se dedicó a actuar en cine en cintas como Taxi, que no tuvieron buena suerte en la taquilla. Entonces, regresó a los talk shows, como anfitrión de Late Night with Jimmy Fallon, donde impuso su estilo, basado en los juegos, los números de comedia, la música y la charla muy ligera con sus personajes, entre los que, a diferencia de sus colegas de otros talk shows, casi nunca incluye a políticos, a menos que sean de muy alto perfil, como el presidente Obama o Hillary Clinton, a quien puso a hablar por teléfono con su imitación de Donald Trump, su rival en la actual campaña presidencial. A pesar de que nadie daba un centavo por él, el programa fue un éxito y le abrió las puertas de Tonight Show.

Fallon le ha devuelto su brillo a un programa que es considerado un patrimonio de la cultura popular gringa. Creado en 1954, es el más antiguo de su género en el mundo que sigue al aire, y vivió su época de mayor gloria cuando su figura estelar fue Johnny Carson, quien se retiró en 1992. Luego de ello, el conflicto entre los siguientes presentadores, Jay Leno y Conan O’Brien, afectó su imagen y sus índices de audiencia hasta que la aparición de Jimmy, una verdadera máquina de hacer reír, marca el excelente momento por el que atraviesa.

LO MÁS VISTO