Revista Jet-Set

El hermano menor de Uribe se casa

Camilo Uribe, el abogado paisa, hermano paterno del expresidente Álvaro Uribe Vélez, se casará con María Fátima Diazgranados, una joven de la sociedad samaria que también nació en el seno de una familia política. Camilo Uribe, un exitoso corredor de seguros, se ha mantenido al margen del gobierno uribista.

El hermano menor de Uribe se casa. Camilo Uribe y su novia, María Fátima Diazgranados, se casarán el 21 de julio en la Catedral de Santa Marta. La misa será concelebrada por tres sacerdotes cercanos a la familia de ella. Foto: Imagen Reina/12.

Camilo Uribe y su novia, María Fátima Diazgranados, se casarán el 21 de julio en la Catedral de Santa Marta. La misa será concelebrada por tres sacerdotes cercanos a la familia de ella. Foto: Imagen Reina/12.

En menos de un año, dos jóvenes de la dinastía política de los Uribe decidieron terminar con la soltería. Primero, a finales del mes de abril, Jerónimo Uribe, el hijo menor del expresidente Álvaro Uribe Vélez, fue al altar con la barranquillera Shadia Farah. Y, próximamente, el 21 de julio, su tío Camilo Uribe, el hermano menor del exmandatario, le dará el “sí” a María Fátima Diazgranados, una diseñadora industrial de 24 años, que pertenece a una familia de tradición política en Santa Marta. Ella es sobrina del actual ministro de Comercio, Sergio Diazgranados, y prima de Juan Pablo Diazgranados, el exalcalde de la capital de Magdalena. El padre de ella, Carlos Francisco Diazgranados, se lanzó a la Alcaldía de su ciudad, pero declinó su intención en plena campaña electoral.

En medio de este ambiente rodeado por los asuntos públicos, y en especial por el uribismo, la pareja participa a diario en debates relacionados con el poder y las acciones de los funcionarios del actual gobierno. “Por fortuna, nuestras familias son uribistas. Así nos evitamos discusiones innecesarias”, afirmó la novia.

Camilo Uribe es el único medio hermano del exgobernante colombiano. El joven abogado de la Universidad de los Andes, quien se alejó del Derecho para asumir parte del manejo de una empresa familiar dedicada al corretaje de seguros, es hijo único del segundo matrimonio de Álvaro Uribe Sierra, padre del expresidente, y Elena Uribe.

Después de su viudez, la dama paisa contrajo segundas nupcias con Santiago Tobón, el actual director de la Plaza de Toros de Medellín. De ahí, el abogado logró una gran afinidad con el mundo taurino. “Estoy de acuerdo con mantener este arte milenario. Por ejemplo, la Plaza de Toros de Bogotá fue un regalo de los taurinos a la capital de la República y debe mantenerse como tal. En Medellín, su director alternó las corridas con otras actividades”, aseguró, ahora que Petro convirtió la Santa María en un recinto cultural. Frente al tema de la tauromaquia, este antioqueño de pura cepa puede opinar durante horas enteras, algo que no sucede cuando lo invitan a hablar públicamente de las acciones del anterior gobierno.

En los periodos del mandato uribista, Camilo Uribe Vélez –también lleva los apellidos de su medio hermano– hizo empresa con las discotecas Gabana y Paradiso y el bar La Vuelta, en Bogotá, y Matimbá, el primer sitio de rumba en el centro histórico de Santa Marta, desde que el gobierno local empezó a restaurarlo. En esos ires y venires en la costa conoció a su futura esposa. “Suena cursi, pero me flechó de inmediato”, dice después de dos años de relación. La primera vez que se vieron fue el 19 de diciembre del 2009 durante un desfile de regatas en la bahía de la ciudad.

Al día siguiente la invitó a una fiesta en el Club Santa Marta, donde celebrarán su boda con 570 invitados. “La mayoría es gente joven. No queremos muchos políticos. Trataremos de que nuestro matrimonio no se convierta en un Consejo Comunitario”, enfatizó el joven, quien después de pedir la mano de su novia, se enfrentó a la decisión de ella de organizar una megafiesta con muchas personas. Finalmente aceptó los designios de su prometida, pero con una condición no negociable: “Okey, la hacemos, pero no me ponen a bailar el vals. En algo nos parecemos mi hermano y yo, y es que somos malos bailarines”. Camilo, de 29 años, podría ser uno de los hijos de Álvaro Uribe, de 60. “Estoy en medio de Tomás, de 30, y de Jerónimo, de 28”.

Siguiendo la tradición de las fiestas matrimoniales de sus sobrinos, la boda de él y María Fátima tendrá vallenato, reguetón y un Dj que espera extender la rumba hasta el 22 de julio al mediodía. Ellos dicen que hay que hacerles honor a los paisas y a los costeños que son igual de rumberos.

Otros Articulos