Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

James Rodríguez, el David Beckham colombiano

James Rodríguez, el David Beckham colombiano

REVISTA JET-SET

Este título se lo dio su representante Fernán Martínez debido a su éxito para llegar a los consumidores de gaseosas, productos de aseo y ropa interior. El futbolista tiene siete comerciales al aire, más otros dos que saldrán en los próximos días. Por sus jugadas en las canchas y fuera de ellas, la revista Forbes lo incluyó entre los goleadores mejor pagados del mundo.
El futbolista James Rodríguez no se dejó intimidar por la decena de personas que estuvieron cuando posó para Bronzini, la marca del Éxito. Con diez campañas publicitarias aprendió a manejar con humor a los fotógrafos y creativos.
Por: 25/6/2015 00:00:00
Hace un año, el llanto incontrolable de James Rodríguez en la esquina de una cancha del estadio Castelao, en la ciudad brasileña de Fortaleza, simbolizó la controversial eliminación de la Selección Colombia en la Copa Mundo de 2014. El joven se centró en la derrota, sin saber que su desempeño en el país carioca empezó a labrar el prestigio que hoy tiene en la liga de los clubes privados europeos.
Pocos días después del Mundial, el Real Madrid adquirió su pase del Mónaco por unos 80 millones de dólares, solo superado por Luis Suárez. Mientras tanto, los creativos de las agencias de publicidad lo fichaban para siete campañas, entre estas las de Pepsi, Almacenes Éxito, telefonía móvil Huawei, pan Bimbo, Adidas, Gatorade y Milo. Por su exitosa y estrecha relación con el mundo publicitario, su mánager en el país, Fernán Martínez, le dio el apelativo del “David Beckham colombiano”. “James es un gran vendedor. Le llega a la familia completa, de todas las clases sociales sin distinción”, aseguró el también representante de artistas. Según él, las empresas de los productos que promociona el jugador cucuteño subieron sus ventas entre 12 y 15 por ciento. 
Con estos guarismos de utilidades, desodorante Rexona y una marca de champú volvieron a contratar a la estrella del equipo español para que muestre sus gambetas en las campañas que saldrán al aire en pocas semanas. La prensa desconoce el monto de las negociaciones por estos comerciales de televisión y avisos para medios impresos, debido al carácter de confidencialidad que se exige en ese tipo de contrataciones del fútbol. 
Con sus trabajos eventuales en la publicidad, James le echó unos cuantos billetes a su bolsa de ingresos que en el último año bordeó los 29 millones de dólares, según estimaciones de la revista Forbes. Precisamente, la publicación lo incluyó en la selecta lista de los jugadores que sin haber cumplido 25 años se encuentran entre los mejor pagados del mundo. Solo fue superado por el brasileño Neymar, quien engrosó sus arcas con 31 millones de dólares.
El niño genio del fútbol se gana más de ocho millones de pesos por cada hora del día. Es decir que mientras duerme, de 10:00 de la noche a 6:00 de la mañana, factura más de 64 millones de pesos.
Su familia, quien es consciente de la mina de oro que tiene al lado, destinó parte de estos recursos a la Fundación Colombia Somos Todos, que ataca las deficiencias que existen en nutrición, salud y educación en Ibagué y Barranquilla, sus centros de operaciones. “Queremos devolverle a la vida las bendiciones que hemos recibido por James”, dijo su madre, María del Pilar Rubio. Las firmas que contrataron al joven de 23 años como su imagen publicitaria han sido parte del voluntariado de esta fundación con donaciones que van desde kits de alimentos, útiles escolares y juguetes, como pasó durante la reciente temporada navideña.
El matrimonio comercial de James y Fernán Martínez comenzó hace tres años, cuando aún estaba en las filas del Porto de Portugal y ya vislumbraba su gran potencial publicitario, al mejor estilo de Beckham, Messi y Cristiano Ronaldo. Solo que apenas saltó al Real Madrid, la organización del equipo español cambió las reglas del juego y asumió los derechos de su imagen. Hoy, por ejemplo, Martínez gestiona las campañas publicitarias y los empresarios del equipo blanco se encargan de cerrar los contratos. Así pasó recientemente con Hauwei, que buscó a James en su intención de morder el competitivo mercado de la telefonía celular en Colombia.
Debido a los compromisos con el Real Madrid, al deportista se le ha dificultado la consecución de nuevos negocios en el mundo de la publicidad. El bombardero casi nunca tiene tiempo para las campañas comerciales y cuando se lo permiten sólo puede trabajar entre seis y ocho horas diarias. Ellos también deciden el tipo de comerciales en los que aparece y el tiempo de permanencia al aire. 
“Pese a la corta edad y al tratamiento de estrella que recibe, siempre está amable y dispuesto a colaborar con los creativos”, puntualizó Martínez, quien es consciente de que cada día James se siente más cómodo como “jugador” en los estudios fotográficos. “Pensé que se iba a cohibir cuando posó en ropa interior para Bronzini, del Éxito, pero se divirtió. La soltura e histrionismo del deportista mientras está frente a la cámara depende del director de los comerciales”, explicó Martínez.
La estrella de la Selección Colombia hizo sus pinitos publicitarios cuando estaba en la Sub 20. Pony Malta lo llamó primero y después los estrategas de la bebida energizante Gold 10. Ahora, Fernán Martínez quiere verlo en una campaña que aparezca en los cinco continentes.

LO MÁS VISTO