Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

El encuentro entre Julia Roberts y Richard Gere, 25 años después de ‘Mujer bonita’

El encuentro entre Julia Roberts y Richard Gere, 25 años después de ‘Mujer bonita’

REVISTA JET-SET

Los dos actores de Hollywood se volvieron a encontrar cara a cara, con motivo del cuarto de siglo de una de las cintas más taquilleras y populares de todos los tiempos.
GereJulia, de 47 años, y Richard, de 65, en el set del programa de televisión Today, donde recordaron las anécdotas del rodaje de Mujer bonita, estrenada en 1990
Por: 9/4/2015 00:00:00
“Nos amamos apenas nos conocimos”, comentó Richard al recordar su primer encuentro con Julia Roberts antes de iniciar el rodaje de Mujer bonita, en 1989. En entrevista para el programa de televisión Today, de la cadena estadounidense NBC, reveló que de inmediato se estableció un delicioso coqueteo entre ellos que lo llevó a hacer la cinta, ya que hasta ese momento no estaba convencido del todo. Julia le entregó un post-it en el que le decía: “Por favor, di que sí” y entonces él le comunicó al director Garry Marshall que aceptaba el papel del millonario adicto al trabajo Edward Lewis, porque aquel gesto de ella le había parecido “muy dulce”.

Today volvió a reunir a la famosa pareja, al cumplirse el cuarto de siglo de la película, una de las más populares de todos los tiempos y considerada la más exitosa del género de la comedia romántica, financieramente hablando, con ingresos que superan los 450 millones de dólares, según Box Office Mojo, luego de haber costado solo 14 millones. El papel de la prostituta Vivian Ward marcó la entrada de Roberts al estrellato mundial. A los pocos años, ella llegó a ser la actriz mejor pagada de Hollywood, con ingresos de 20 millones de dólares por película, en su mejor momento. 

La artista, por su parte, recordó que la obra fue planteada en principio como un filme oscuro sobre prostitución y drogas, titulado 3000. En el final original, contó Julia, “Richard arrojaba a mi personaje del auto, le tiraba el dinero, se alejaba y rodaban los créditos”. Pero los productores, al ver el ángel de ella y en especial su sonrisa, el más famoso de sus encantos, convencieron al director de usar ese potencial convirtiendo a la sombría 3000 en una comedia romántica, titulada en inglés Pretty Woman. Aún así, luego de la transformación del guion, a Roberts, de 21 años, le tocó volver a pasar el casting para obtener el rol protagónico.

La cinta, un cuento de hadas moderno, narra que Vivian, una prostituta de Los Ángeles, es contratada por Edward para que la acompañe a una serie de compromisos sociales durante su estadía por negocios en la ciudad. El trato se convierte en romance, ella deja su oficio, regresa a los estudios y, por supuesto, se queda con el corazón del millonario luego de algunas peripecias.

Cuando le preguntaron cuál era su escena favorita de la película, Julia respondió que no estaba segura, pero que en especial había disfrutado mucho la del paseo de los dos protagonistas en carro por Hollywood Boulevard, después de que él ha contratado los servicios de Vivian. Richard, por su parte, contó que le encantan todos los momentos en que Julia camina, con esos atuendos tan sexys y sus maravillosas piernas, lo que causó las carcajadas de ella y otros miembros del staff de producción, como el propio Garry Marshall, quienes también participaron en el programa de NBC.

Y así como Mujer bonita ha mantenido incólume su fama y sigue siendo objeto de parodias en todo el mundo, no es poca el agua que ha corrido bajo los puentes en las vidas de sus dos estrellas. Ella, luego de varios descalabros sentimentales, hoy está casada con el camarógrafo Danny Moder, con quien tiene tres hijos: Hazel, Henry Daniel y Phinnaeus. A los 47 años, su sonrisa, lo mismo que su belleza, sigue siendo arrolladora y es una de las pocas actrices que se da el lujo de escoger sus papeles en la meca del cine. Ganó el Óscar en 2001 y ha encarnado a una amplia variedad de personajes: activistas, estudiantes, espías, reinas, ladronas, etcétera. En meses recientes, ha sufrido por el suicidio de su hermana Nancy, de cuyos problemas emocionales es culpada por algunos familiares. A esta tragedia, siguió la muerte de su madre, Betty Lou Motes. 

El primer cuarto de siglo de Mujer bonita, sorprendió a Richard Gere en medio de un amargo divorcio de Carey Lowell, su segunda esposa luego de la top model Cindy Crawford, con quien conformó uno de los dúos más sexys del espectáculo. Con Carey, una ex chica Bond y actriz de la serie La ley y el orden, Gere está peleando por el dinero y la custodia de su hijo Homer James Jigme. Famoso también por su papel en la discutida cinta American Gigolo, es hoy un maduro de 65 años muy atractivo con el pelo completamente blanco. Tanto Richard como Julia han abrazado creencias orientales: él es un comprometido budista, gran aliado del Dalai Lama, mientras que ella es hinduista desde que actuó en Comer, rezar, amar.

LO MÁS VISTO