Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

El coqueto bebé de Sandra

El coqueto bebé de Sandra

Revista Jet-Set

Louis Bardo, el hijo adoptivo de Sandra Bullock, se ha convertido en el pequeño más buscado por las revistas de farándula de Hollywood, que no paran de elogiar lo guapo que es y las pintas que le pone su madre.
Sandra recoge a Louis todos los días en su colegio, ubicado en el distrito de Sherman Oaks, en Los Ángeles. Foto: Latin Stock Colombia / Splash News
Por: 6/11/2012 00:00:00
“Bullock ha hecho un muy buen trabajo al proteger a su niño de la mirada pública y aunque respetamos su privacidad, nos deleitamos al tener así sea el más ligero atisbo de esta pequeña ricura”. Así se refirió hace poco el portal The Huffington Post sobre Louis Bardo Bullock, el hijo que Sandra Bullock adoptó en el 2010, justo en el fracaso de su matrimonio con Jesse James.

Como se recuerda, el bebé estaba llamado a colmar la dicha de una pareja que parecía perfecta hasta que la actriz descubrió que su esposo le había sido infiel con cinco mujeres y hasta tenía antecedentes de odio racial. Sandra lo echó de su casa y decidió adoptar a Louis como madre soltera, lo cual mantuvo en secreto por varios meses.

Hoy, la popular “novia de Estados Unidos” está plenamente dedicada a su heredero, con quien se le ve a menudo dando paseos por Los Ángeles o llevándolo al kínder. Como no quiere que sea el típico hijo rico criado por niñeras, ha supeditado su carrera a sus deberes de madre, aunque no está del todo alejada de los sets. Hace poco concluyó el rodaje de The Heat, lo cual no fue un impedimento para seguir pendiente del “hombre de mi vida”, como llama a Louis. Su contrato estipuló pausas largas para que sus asistentes le llevaran a su bebé a los estudios y jornadas cortas para llegar a casa temprano, darle un baño y llevarlo a la cama.

“No podemos esperar para ver cómo lucirá el pequeño Louis en el futuro, pero una cosa es segura: está destinado a romper muchos corazones algún día”, concluyó el Huffington Post.
LO MÁS VISTO