Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

El cómic de Gabo

El cómic de Gabo

Revista Jet-Set

En septiembre de 2012, Revista Jet-set registró el primer cómic inspirado en Gabo, que ahora ve la luz en el marco del Hay Festival de Cartagena. Conozca la historia detrás de esta novela gráfica.
Los autores del libro gráfico Gabo: Memorias de una vida mágica trabajaron un año en este proyecto literario. Aquí, su editor John Naranjo, el ilustrador Miguel Bustos y el escritor Óscar Pantoja.
Por: 6/9/2012 00:00:00
Hace treinta años Gabriel García Márquez recibió el Premio Nobel de Literatura, y para celebrarlo un grupo de editores independientes publica la primera novela gráfica inspirada en el creador de Macondo. Estas son las viñetas que repasan su infancia y las dificultades que vivió antes de que Cien años de soledad se convirtiera en un hit editorial.

Gabriel García Márquez no lleva la máscara de Batman, ni vuela como un pájaro al estilo de Supermán, ni sube paredes a semejanza del Hombre Araña, pero también es el héroe de una novela gráfica que llegará al mercado a finales de septiembre.

Gabo: Memorias de una vida mágica es la primera biografía del nobel de Aracataca que está contada en versión cómic o historieta, pero con la salvedad de que es una historia para adultos que tiene más de doscientas páginas. El relato gráfico, concebido por el editor independiente John Naranjo, el ilustrador Miguel Bustos y el guionista Óscar Pantoja, aborda la relación del escritor con las personas claves que nutrieron su imaginación, como sus abuelos, Nicolás Márquez y Tranquilina Iguarán, y su incondicional esposa, Mercedes Barcha. En algunas viñetas, el autor interactúa con los personajes de sus obras, incluyendo a Remedios la Bella y Aureliano Buendía, de Cien años de soledad. La tensión llega a uno de los puntos más altos cuando repasa la violencia de Macondo, que en últimas es la de Colombia.

La experiencia de la novela gráfica en el país, entendiéndola como un formato de publicación visual para un lector adulto, tiene pocos antecedentes en el mercado editorial. De hecho, la Ley del Libro nacional, que se creó en 1993, ni siquiera consideró este género como creación literaria. Con los años, el Ministerio de Cultura tampoco contempló eximirlo del gravamen del IVA, como lo hizo con los libros de carácter cultural y científico. Los antecedentes del cómic nacional no tienen una historia prolífica, al punto que los expertos lo rotularon como un tipo de creación underground o de la contracultura. “La gente lee historietas criollas, pero en fotocopias o publicaciones piratas”, explicó Naranjo.

Con Gabo: Memorias de una vida mágica se busca dar el gran salto a la formalidad e internacionalización a partir del interés que demostró una casa editorial española. Gabriel García no es un pájaro, no es un avión, pero es el gran superhombre que los editores estaban esperando para hacerle un cómic colombiano.
LO MÁS VISTO