Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Andrés Cepeda y su restaurante Islamorada en Bogotá

Andrés Cepeda y su restaurante Islamorada en Bogotá

REVISTA JET-SET

El jurado del reality La voz kids abrió su restaurante Islamorada hace cuatro años en Sopó, Cundinamarca, con su socio Brian Piñero. Hoy, este rincón del Caribe, encumbrado en las frías montañas bogotanas, es el preferido de artistas, a donde van a mostrar su talento.
El sitio es una réplica del restaurante que Brian Piñero, el socio de Andrés, tenía en Islamorada, uno de los cayos de la Florida, con un look muy caribeño.
Por: 8/10/2015 00:00:00
Andrés no solo llena estadios con su voz, sino también su restaurante Islamorada, en Sopó, Cundinamarca. Tal es su éxito que para tener una mesa un fin de semana o un festivo se debe hacer reservación mínimo con ocho días de antelación o estar dispuesto a soportar una fila de una hora y media. La espera se vuelve más agradable desde el mirador por la vista espectacular hacia el paisaje de la sabana de Bogotá y el cerro del Pionono. “Es como tener un rincón del trópico en la punta de los Andes. Aquí la gente puede respirar aire puro y conectarse con la naturaleza”, dice Cepeda. El lugar es una réplica del que tuvo su socio, Brian Piñero, en Islamorada, uno de los cayos de La Florida, reconocido por ser el mejor lugar para pescar en el mundo. El empresario norteamericano, a quien conoció en un estudio de grabación en Miami, le propuso hace cuatro años abrir un negocio que fusionara la gastronomía con la música. 
Allí se congregan famosos y personajes influyentes, como el periodista Yamid Amat y los actores Rafael Novoa y Cristina Umaña, a celebrar la vida con buenos mojitos y ricos platos. La carta es una mezcla de sabores de las cocinas cubana, colombiana y creole del sur de Estados Unidos. Su especialidad son los mariscos, aunque también es posible disfrutar de un ajiaco, una ropa vieja o un pollo relleno con guayaba y queso holandés, acompañado de salsa BBQ y papa rústica. “Mi socio es el duro de la gastronomía, yo soy pésimo, no sé hacer ni un huevo. Lo mío es el arte”. 
Obviamente, en el restaurante de Andrés, la música cumple un rol protagónico que se impone en forma de reggae, calipso y son cubano. Hay dos shows en vivo por día y los artistas lo usan como vitrina para mostrar su talento o hacer promoción. El mismo Andrés se presenta en Islamorada dos veces al año como mínimo. Algunas veces, sin planearlo, se sube al escenario a cantar con sus amigos Carolina Sabino; Laura Mayolo, de Mojito Lite; Santiago Cruz; ChocQuibTown; entre muchos más. A Andrés siempre le han llamado la atención los sitios de música, durante siete años fue dueño del bar La Casa del Equeco, en Bogotá. 
Curiosamente Cepeda empezó su carrera cantando en bares y restaurantes, y hoy es una de las figuras colombianas que más suena internacionalmente. Acaba de lanzar Mil ciudades, su décimo álbum de estudio, que incluye 14 canciones románticas con acordes de rock, una mezcla de pop y un poco de ritmo cubano. Esta es su primera producción con Sony, tras dejar su sello independiente. Ahora tiene el apoyo de la disquera y prefiere moverse en el negocio a su estilo: sin tanto mercadeo ni concesiones, con sus crespos rebeldes y su look descomplicado, lejos de la típica imagen del rockstar. “Mi prioridad nunca ha sido la pinta, sino la música. Hay que ser auténtico”, le dijo a Jet-set. 
Cepeda es la versión moderna de Darío Gómez, el popular Rey del Despecho. Sin embargo, aunque le vive cantando al desamor, hace rato que no pasa por una tusa. Lleva cuatro años de noviazgo con la periodista Elisa Restrepo, a quien conoció durante una entrevista que ella le hizo para el periódico El Colombiano en diciembre de 2009. Hace dos años se fueron a vivir juntos y están construyendo una casa en Guasca, Cundinamarca, donde compuso varias de las canciones de este disco, entre ellas una dedicada a Elisa, que se llama “Yo, que tanto te esperé”. No tienen afán de casarse ni de tener hijos, sabe que algún día llegarán. “Por el momento estoy practicando con los niños de La voz kids quienes se han vuelto como mis hijos adoptivos”. Cepeda repite como jurado de la segunda temporada del reality de Caracol junto a Maluma y Fanny Lu; pero esta vez tendrá de asesor al argentino Diego Torres. “El programa es un retrato muy lindo de lo que son los niños en este país”. Verlos le recuerda su niñez, cuando empezó a cantar para vencer la tartamudez que le producía ser tan tímido. Sus papás y sus profesores siempre lo apoyaron. En el colegio participó en musicales y en montajes teatrales. “Debuté con un personaje muy complejo: era un árbol. Luego progresé un poquito y tuve parlamento en Ricitos de oro”. 
Andrés tiene alma de empresario. En noviembre, de la mano de Óptica Colombiana, lanzará una línea de gafas para hombres y mujeres que se llamarán Acapela. “Yo escogí los marcos, los colores y los diseños. Nos están quedando muy bonitas”. Al músico le gusta coleccionar estos accesorios y en su clóset tiene más de 40, especialmente oscuras. Con tantas noticias no hay duda de que el músico pasa por el mejor momento de su carrera.

LO MÁS VISTO