Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

El Bolívar de Chávez

El Bolívar de Chávez

Revista Jet-Set

La imagen digitalizada de Bolívar que Chávez presentó como “el rostro real” del Libertador, dividió a los historiadores. Muchos consideran que él no tiene la última palabra acerca de la fisonomía del héroe de la Independencia.
Hugo Chávez no reveló cuánto le costó al Estado venezolano la reconstrucción del rostro de Simón Bolívar. Foto: AFP.
Por: 9/8/2012 00:00:00
El día que el presidente Hugo Chávez develó la imagen digitalizada del rostro de Simón Bolívar, el auditorio se entrelazó en un aplauso que duró unos cinco minutos, y se extendió por diez más cuando el dirigente aseguró que “esta es la cara definitiva del Libertador”. Aquel gesto, a manera de aprobación, contrastó con las opiniones de algunos historiadores y escritores bolivarianos que rechazaron la reconstrucción facial en tercera dimensión de Bolívar, que fue realizada por medio centenar de forenses contratados por el mandatario venezolano.

“Esta es apenas una de las tantas visiones que se tiene de Bolívar, puesto que existen muchas otras de pintores que se han aproximado a la fisonomía del héroe independentista”, aseguró Daniel Castro Benítez, director de la Casa Quinta de Bolívar en Bogotá. De hecho, hace unos seis años, este historiador, en compañía de Margarita González y la pintora Beatriz González, adelantaron una investigación acerca de la iconografía de Bolívar y de los “retratos hablados” de las personas que lo conocieron en plena gesta libertadora.

Por ejemplo, el pintor José María Espinosa lo plasmó en un óleo que podría significar el rostro oficial de Bolívar, y que guarda mucha similitud con la imagen que Chávez mandó a reconstruir a partir del cráneo del Libertador. El héroe caraqueño posó ante el artista, quien creó varias copias de esta imagen para distribuirla entre museos y coleccionistas de Europa. Otros cuadros del siglo XIX, como los de José Celestino y Pedro José Figueroa, revelan una fisonomía inédita de Simón Bolívar a sus 26 años, antes de rasurarse el bigote y bajarle el largo a las patillas.

Las obras pictóricas y descripciones físicas acerca de Simón Bolívar son tantas como el número de pintores y cronistas de la época. Hay quienes lo describen como un “hombre de 1,60 metros, de tez tostada por el sol y voz débil”, en contraposición a otros relatos que lo definen como una persona “de estatura elevada y piel pálida y áspera”. Entendiendo la magnitud de su leyenda, existe un Libertador con muchos rostros, incluyendo el de ahora que mandó a digitalizar Hugo Chávez. Para muchos, este Simón Bolívar tiene los labios muy finos y carece de la mirada de aguila de la que tanto hablan los cronistas del Nuevo Mundo. El planeta sigue dividido por el Libertador.
LO MÁS VISTO