Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Diego Santos Caballero es el nuevo director de noticias y política de Twitter Colombia

Diego Santos Caballero es el nuevo director de noticias y política de Twitter Colombia

REVISTA JET-SET

El hijo de Rafael Santos Calderón es, desde hace dos meses, el director de noticias y política de Twitter Colombia, cargo desde donde les enseñará a trinar fuerte a los políticos, directores de medios y periodistas del país. Su nuevo reto profesional será poner el debate nacional en tiempo real.
@diegoasantos tiene más de 20 mil seguidores en su cuenta de Twitter, entre los que se destaca Barack Obama. “Me sorprendí mucho cuando me di cuenta de que me lee”, dice.
Por: 5/11/2015 00:00:00
El llamado de la central de Twitter en San Francisco, California, para que Diego Santos Caballero fuera su director para Colombia en el campo de las noticias y la política, le cambió el rumbo al único miembro del clan de los Santos, que aún andaba por las salas de redacción de El Tiempo. Para tomar la decisión de dejar su cargo de gerente de contenidos digitales, Diego lo consultó muchas noches con su almohada; sostuvo largas conversaciones con su esposa, la periodista y presentadora del Canal Caracol, Vanessa de la Torre; y experimentó una especie de contacto desde el más allá con su abuelo Hernando Santos Castillo. El mensaje siempre fue: “Hay que crecer permanentemente”.
Para el periodista el cambio nunca ha sido un obstáculo, y menos si significa aprender más sobre el tema que le apasiona. Después de recibir su título de administrador de empresas se fue al Reino Unido a buscar su camino: hizo una maestría en periodismo en la City University y se quedó seis años en Londres como editor para América Latina de la agencia de noticias AP. Desde su regreso a Colombia no ha parado de crecer.
¿Qué significa ser el director de noticias y política de Twitter Colombia? –En el segmento de noticias, significa ser el puente entre Twitter y todos los medios de comunicación televisivos, radiales, digitales e impresos del país, para que puedan llegar a una mayor audiencia. Mi objetivo es capacitar a los periodistas en cómo sacarle el mejor provecho a Twitter; a Periscope, nuestro producto de retransmisión en vivo; a Vine, plataforma de entretenimiento; a TweetDeck y Curator, las herramientas más poderosas en seguimiento y curaduría de contenido de todo lo que sucede al día en Twitter (son 500 millones de trinos diarios). También, en el uso de Snappy TV, que permite clipear videos de televisión de manera casi instantánea y subirlos a internet. 
¿Y en el campo de la política? –Es muy similar, solo que cambian los interlocutores y las estrategias. Con el ministro de las TIC, David Luna, ya iniciamos un proyecto que abarca la esencia de Twitter: una plataforma de comunicación transparente, independiente y neutral que busca construir una mejor sociedad. Sobra decir que no distinguimos ideologías, religiones o convicciones. 
¿Su contratación forma parte de una estrategia en Latinoamérica? –Twitter siempre ha creído que esta región es un mercado vibrante, dinámico y ambicioso. Colombia es el tercer país de la región, después de Brasil y México, donde Twitter ha hecho presencia. Hoy contamos con un equipo numeroso en marketing, branding y media.
¿Colombia es un punto importante en el mundo para el desarrollo de las redes sociales? –Nuestro país ha estado a la vanguardia en internet. Somos una sociedad curiosa, inquieta, con ganas de aprender y expandir nuestras fronteras. A lo largo de los últimos 20 años los distintos gobiernos y empresas le han apostado fuertemente a la tecnología y la innovación. Me atrevería a decir que somos de los primeros en todo el continente que entendimos la importancia de estar en redes sociales como Twitter y ahora en Periscope. 
¿Cómo competir con otras plataformas como Facebook e Instagram en inmediatez? –Cada plataforma tiene su fortaleza. La de Twitter, sin duda, es la inmediatez, la transparencia, la cercanía, y ser el epicentro de cualquier conversación, idea, inquietud o planteamiento. Lo que ha hecho en sus casi diez años de existencia es de gran magnitud: cuando sucede algo, lo primero que hace la gente es entrar a Twitter a ver qué ha dicho este u otro medio de comunicación o un residente del lugar donde están ocurriendo los hechos. El episodio del avión que amerizó en el río Hudson se conoció por nuestra plataforma. Por otro lado, compañías como Goldman Sachs están empezando a anunciar sus reportes de ganancias a través de nuestra plataforma. 
¿Qué tanto usan los periodistas, políticos y las organizaciones públicas en Colombia el Twitter para estar más cerca de sus audiencias? –Es sorprendente cuánto lo usan. Tanto el presidente Juan Manuel Santos como el exmandatario Álvaro Uribe son dos ejemplos mundiales de buenas prácticas de Twitter. Los medios también han aprovechado la herramienta. Por ejemplo, en las elecciones pasadas El Colombiano y El País implementaron la conversación que se estaba dando en Twitter en sus respectivos homes. 
¿Cómo es su equipo en Colombia, y cómo apoyan desde aquí a los demás países en sus alianzas con los medios y el mercadeo? –En Twitter operamos de una manera muy vertical. En el país somos varios equipos. Yo estoy en el de media con mi colega María Elisa Botero, quien es la responsable de Televisión y Entretenimiento. También funcionan el de mercadeo, política pública, producto y estrategia de marca. Si bien la oficina es en Colombia, esta presta servicios para otros países de América Latina, cuando es necesario.
¿Su experiencia como gerente de contenidos digitales de El Tiempo lo acercó a este nuevo cargo? –Supongo que sí, pero creo que es una mezcla de todo: la educación, y las experiencias personales y laborales.
¿Y qué ha aprendido? –¡Qué no he aprendido! El flujo de información, de productos, de proyectos, de presentaciones, es brutal. Creo que mi cerebro no ha dormido tratando de digerir tanta información. La verdad, me apasiona trabajar con personas de todo el mundo. Ha sido muy intenso, en el buen sentido.
Usted conoció a su esposa, la periodista Vanessa de la Torre, a través de Twitter… –¡Cómo es la vida! En mis entrevistas de trabajo se me olvidó mencionar ese pequeño detalle. Estoy muy feliz con Twitter y puedo decir que me cambió el rumbo. Sin los trinos que compartimos con Vanessa, Raquel y Carlota, mis hijas, no existirían. 
¿En qué ha cambiado su vida, sus días, sus rutinas? –En la parte profesional, el estrés sigue siendo igual. Creo que a los 40 años voy a terminar como Lex Luthor: ¡calvo! Los horarios de trabajo son igual de exigentes y siempre estoy pensando en qué cosas nuevas hacer, en cómo innovar y ser diferencial. Creí que al cambiar de trabajo iba a recibir menos correos, ya que en El Tiempo me llegaban diariamente 400. Pero aquí se han duplicado.

LO MÁS VISTO