Suscríbase

Reciba en su correo nuestras noticias y entérese de lo último de los famosos.

Diego Mejía es el periodista estrella de la Fórmula 1

Diego Mejía es el periodista estrella de la Fórmula 1

REVISTA JET-SET

Es el único colombiano que hace parte del grupo que transmite en exclusiva las carreras de la Fórmula 1 para más de 15 países, ha entrevistado a grandes estrellas como Fernando Alonso, Michael Schumacher y Felipe Massa y comparte fuera de las pistas con pilotos a quienes admiraba cuando era pequeño.
Diego cubrió el Shanghai International Circuit en China en abril de este año.
Por: Revista Jet-set.19/10/2016 00:00:00

Diego tiene más experiencia en automovilismo que cualquier piloto de la Fórmula 1. En 2002 empezó a cubrir en exclusiva para Fox Sports las carreras de los campeonatos más importantes y desde hace dos años es el único colombiano que hace parte del staff del canal F1 Latinoamérica de Media Pro, la productora más importante de Europa y dueña exclusiva de los derechos de estas competencias.

Se codea con reconocidos pilotos como Fernando Alonso, Sebastian Vettel y Felipe Massa. Uno de sus grandes amigos es Juan Pablo Montoya, quien difícilmente da entrevistas, pero con él no tiene problema, pues se conocen desde los 8 años cuando competían en la categoría juvenil de karts.

Los 34 años que tiene de trayectoria en los deportes a motor, detrás del volante y de las cámaras, le han servido para entrar a lugares restringidos a la prensa y conseguir testimonios e imágenes únicas durante cada gran premio. Además, según cuentan quienes lo acompañan en las transmisiones, los mismos corredores se le acercan a pedirle consejos.

Mejía fue el primer periodista en entrevistar a Fernando Alonso en español cuando ganó el Gran Premio de Hungría en 2003. “En esa época la Fórmula 1 no era nada especial en España y él la convirtió en un fenómeno que llevó a cifras récord el rating nacional. Para mí es un privilegio haberlo conocido desde que empezó y verlo convertirse en lo que es hoy día, uno de los mejores pilotos que ha tenido la historia de la competencia”, cuenta, desde su casa en Barcelona. Paradójicamente, 13 años después de que el corredor ibérico conquistara dicho gran premio, una cadena española transmite en exclusiva a más de 15 países cada una de las carreras.

Diego es ingeniero de profesión, periodista por vocación y piloto por pasión. Soñó con ser profesional del automovilismo desde que empezaba a caminar y veía a su papá correr en la Copa Renault 4. A comienzos de los años ochenta, cuando tenía 8 años, le regalaron su primer kart, en el que compitió por primera vez contra Juan Pablo Montoya en la categoría infantil: “Desde que pisé el kartódromo de Cajicá en 1982 me lo pusieron de referencia porque él ganaba las competencias. A pesar de tener la misma edad, era mucho más rápido, el mejor de todos”, recuerda.

A él las posibilidades económicas de su familia no le permitieron seguir compitiendo en la siguiente categoría, pues eso suponía un nuevo motor y una gran inversión de dinero, así que suspendió las carreras y empezó a acompañar a su padre, Germán Mejía, quien dirigía el programa deportivo Carburando de Caracol radio.

Diego lo acompañaba en las transmisiones y aprendía del oficio. En 1999, cuando terminó la universidad, escribía para la revista Semana, El Tiempo y El Espectador y hacía entrevistas para Caracol y RCN radio y televisión. “Inconscientemente empecé a incubar el rol de periodista porque acompañaba a mi papá y lo asesoraba. Tenía suscripción a la mejor revista deportiva de Inglaterra y de ahí sacaba los datos para ayudarlo en la narración de cada competencia. Un día me di cuenta que estaba más cercano a ser periodista que a ser piloto o ingeniero industrial”.

La habilidad que desarrolló en los medios de comunicación lo llevó a ser parte del equipo principal de Fox Sports para transmitir la Fórmula 1 y, 14 años después, a ser la cabeza de su equipo de trabajo en el programa Warm Up, que transmite Media Pro. “De todos los que trabajamos ahí soy el que más experiencia tiene. Para mí es una bendición estar metido en lo que ha sido mi pasión toda la vida y combinarlo con mi oficio actual, es como tener el trabajo soñado”, concluye.

LO MÁS VISTO